Skip to main content

Noticia

Motor

Coches teledirigidos: todo lo que debes saber para estas navidades

coches teledirigidos
Mucho donde elegir.

Aunque a día de hoy sean smarphones, tablets, etc. los reyes de las navidades, hay un regalo clásico que sigue estando al pie del cañón: los coches teledirigidos. Bien preciado para aquellos que empiezan a peinar canas, han evolucionado con el paso del tiempo y actualmente es posible encontrar de todo, desde modelos para niños (y que así se inicien en la afición) hasta auténticas máquinas pensadas para los mayores.

Como ya se acerca Navidad (y Reyes también está a la vuelta de la esquina), te contamos todo lo que tienes que saber sobre los coches de radiocontrol por si quieres regalar alguno.

Introducción

Antes de lanzarse a la compra de un coche de R/C hay que tener en cuenta que la variedad es enorme y que hay ciertos conceptos que hay sopesar:

  • Escala: el tamaño del vehículo, las más habituales son 1/4, 1/6, 1/8, 1/10 y 1/16

  • Tipo de tracción: a las dos o las cuatro ruedas

  • Tipo de sistema de propulsión: eléctrico o de gasolina

  • Tipo de pista: pueden ser para asfalto o todoterreno

  • Tipo de vehículo: puedes tener que montarlos tu (Kit), que estén completos a falta de emisiora (ARR) o que estén listos para correr (RTR)

coches teledirigidos

Coche teledirigido de gasolina

La principal división entre los coches teledirigidos está en si usan combustible o se mueven gracias a batería. Los R/C de gasolina podrían verse como una versión en miniatura de los coches convencionales, puesto que comparten ciertos elementos mecánicos (motor de combustión, bujías, starter, etc.). Sin embargo, tienen ciertas peculiaridades, como el tipo de gasolina que emplean, que en realidad es una mezcla entre metanol, aceite de ricino, aceite sintético y nitrometano. Este último es un elemento clave, puesto que normalmente suele suponer el 16 o el 25% de la solución, siendo más caro el combustible cuanto más haya, pero con la ventaja de refrigerar mejor el motor.

Entre las ventajas de los coches de gasolina está el sonido que hacen y su olor “a competición”, pero tiene como contras un coste de mantenimiento mayor (además del gasto de combustible propiamente dicho).

Coches teledirigidos de batería

La otra gran alternativa, que utiliza corriente continua de entre 7.2 y 14.8V y un motor eléctrico para propulsarse. Hay dos tipos principalmente: Brushed, que emplean escobillas para transmitir la energía; y Brushless, que lo hacen mediante imanes.

Presentan unas ventajas y contras similares a las de los coches eléctricos “de verdad”, puesto que son muy silenciosos y el coste de las recargas es menor que el de repostar gasolina, pero su autonomía es menor y, además, pueden parecer menos “serios” que los de combustión.

coches teledirigidos

Coches teledirigidos 4x4

Dentro de la oferta hay coches teledirigidos 4x4, que, como sus homónimos de tamaño real, utilizan un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas. De nuevo, sus ventajas y desventajas son las que cabría esperar: mejoran la tracción del modelo y son mucho más capaces fuera del asfalto, pero el sistema es más pesado que un 4x2, lo que hace que aumente el gasto de combustible si es de gasolina o que las baterías se agoten más rápido si es eléctrico.

En contra de lo que pueda parecer, no solo los modelos estilo Monster Truck o los buggies lo utilizan, también hay muchos que lo usan incluso aunque luzcan una carrocería de turismo o deportivo.

Coche teledirigido para niños

La puerta de entrada al mundillo, fáciles de encontrar y con los precios más asequibles del mercado. En este campo la variedad es enorme y es posible encontrar un modelo que se adapte a cada edad y gusto, desde coches muy básicos para los más pequeños a otros de mayor rendimiento para cuando ya tienen algo de experiencia.

Cuando decimos que hay prácticamente de todo no exageramos: réplicas de deportivos reales, modelos estilo Transformers que circulan y se pueden convertir en robots, acróbatas que pueden funcionar ya estén bocarriba o bocabajo, modelos anfibios que pueden correr por encima del agua, etc.

Y además