Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Coches míticos solo para verdaderos amantes del motor: Renault 21 Turbo

Renault 21 Turbo

En este nuevo capítulo de coches míticos solo para verdaderos amantes del motor recordamos la historia del Renault 21 Turbo, la superberlina francesa.

A lo largo de la historia, Francia nos ha brindado multitud de coches interesantes. Es la casa de marcas como Bugatti o Alpine, así como los fabricantes más tradicionales como Renault, Citroën o Peugeot. De la firma del rombo podríamos rescatar multitud de modelos, pero hoy nos centraremos en el Renault 21 Turbo, uno de los coches míticos solo para verdaderos amantes del motor.

A mediados de la década de 1980, el Renault 18, un coche que se había lanzado al mercado en 1978, empezaba a acusar el paso del tiempo. Esta berlina, disponible también en versión familiar, sufriría diferentes actualizaciones en sus últimos años de vida, hasta que en julio de 1986 cesó oficialmente su producción, aunque continuaría a la venta hasta 1994 en América Latina.

Coches míticos solo para verdaderos amantes del motor, Audi A1 quattro

Coches míticos solo para verdaderos amantes del motor: Renault 21 Turbo

Renault 21 Turbo

La razón por la que la firma gala acabó con el R-18 fue porque había terminado el desarrollo de su sucesor, el Renault 21, y ya estaba oficialmente disponible en el mercado desde febrero de ese mismo. El R-21 se había presentado a finales de 1985 como una nueva berlina de segmento D, con un diseño más moderno, más tecnología, y motores más eficientes y prestacionales.

La gama de propulsores incluiría todo tipo de mecánicas, desde unidades de gasolina de 1.4 litros hasta los famosos 2.0 y 2.2 litros de inyección de combustible. También hubo mecánicas diésel de 1.9 y 2.1 litros con y sin turbocompresor. Pero la joya de la corona sería el Renault 21 Turbo, el modelo más potente de la familia.

El 21 Turbo llegaría dos años más tarde, en 1988, y representaba el concepto de berlina deportiva francesa. La competencia se había puesto las pilas en los últimos años con el lanzamiento de modelos como el BMW Serie 3, el Mercedes-Benz 190E o el Alfa Romeo 75. Renault quería su parte del pastel y por ello desarrolló la versión sobrealimentada del 21.

Motor y prestaciones a la altura de las mejores berlinas deportivas

Renault 21 Turbo

Renault elige el motor del 21 TXE, una mecánica de 2.0 litros y cuatro cilindros en línea que, gracias a un turbocompresor, llegaba hasta los 175 CV de potencia a algo más de 5.000 rpm y desarrollaba un par motor máximo de 270 Nm. La energía estaba gestionada por un cambio manual de cinco velocidades conectada directamente al tren delantero.

Lo más destacado del 21 Turbo era sus prestaciones. Con un 0 a 100 km/h en apenas 7,4 segundos y una velocidad máxima de 227 km/h, la berlina deportiva de Renault dejaba claro que aspiraba a ser el mejor de su categoría dentro de los fabricantes franceses. 

VÍDEO: ¡INCUNABLE! Así se anunciaba el RENAULT 21 TURBO de 175 CV

VÍDEO: ¡Incunable! Así se anunciaba el Renault 21 Turbo de 175 CV

De hecho, el Renault 21 Turbo era unos 15 CV más potente que su rival nacional, el Peugeot 405 Mi16, que desarrollaba 160 CV con un motor atmosférico de 1.9 litros.

A nivel de diseño también era diferente al resto de versiones de la gama. Renault equipó un parachoques delantero específico, eliminó las protecciones de los laterales pintándolas en color carrocería, incluyó unas taloneras, un añadido trasero y un alerón en el portón del maletero. También había nuevas llantas y los faros antiniebla delanteros se reubicaron en el nuevo parachoques.

Renault 21 Turbo

En el interior también se introdujeron algunas mejoras para diferenciarlo del resto de versiones del R-21. La versión Turbo contaba con un volante deportivo de tres radios, un cuadro de instrumentos analógico y unos asientos deportivos que estaban disponibles opcionalmente con tapicería de cuero.

La primera fase del Renault 21 Turbo estuvo a la venta durante poco más de un año y en 1989 se introdujo una ligera actualización que contaba con cambios estéticos y se eliminó de la oferta la versión Quadra con tracción a las cuatro ruedas, un complemento que mejoraba la tracción en determinadas ocasiones, pero que también aumentaba el peso del vehículo.

Hoy en día, el Renault 21 Turbo es un clásico de colección del que hay pocas unidades en buen estado realmente a la venta. Su producción finalizó en 1992 y, aunque fue un referente dentro de su segmento, en realidad no logró el reconocimiento que hubiera merecido, ya que fue claramente desbancado por sus rivales alemanes, algo con lo que Renault ha luchado durante años.

Etiquetas:

Berlinas

Y además