Skip to main content

Noticia

Los coches de Mission Impossible: Fallout

Los coches de Mission Impossible: Fallout

BMW se apunta el tanto en esta ocasión.

El cine y el mundo de la automoción están íntimamente relacionados, la historia nos ha dejado vehículos míticos el celuloide que hoy en día se generan a base de ‘product placement’ y acuerdos comerciales. Estos son beneficiosos para ambas partes, pero para las marcas supone un escaparate increíble, sobre todo si colocan su vehículos en un blockbuster veraniego. Los coches de Mission Impossible: Fallout tienen, en su mayoría, nombre propio: BMW.

La unión no es nueva, y es que franquicia y fabricante llevan uniendo fuerzas desde hace mucho tiempo. Ya en 2011 un BWM i8 apareció en Mission Impossible: Protocolo Fantasma, y en 2015 los que hicieron acto de presencia en Nación Secreta fueron un BMW M3 F80 y una BMW S 1000 RR.

Los coches de Mission Impossible: Fallout

BMW M5

La versión más salvaje del sedán tiene un protagonismo importante en la película, siendo el vehículo de Tom Cruise y participando en numerosas escenas, muchas de ellas de intensa acción. No se nos ocurre un modelo más apropiado ya que aunque su aspecto no llame la atención exceso (y eso que utiliza unas cuantas Performance Parts), esconde una mecánica 4.4 V8 biturbo de 600 CV y 750 Nm de par máximo, que una caja de cambios automática de ocho relaciones manda hasta las cuatro ruedas (aunque hay un modo de propulsión).

El resultado son unas espectaculares prestaciones con un 0-100 km/h en 3,4 segundos y una velocidad máxima de 305 km/h, suficientes para servir al agente Ethan Hunt en sus misiones.

Las acrobacias Tom Cruise en Mission Impossible

BMW Serie 5 de 1986

Los coches de Mission Impossible: Fallout

Nos alegramos de que entre los coches de Mission Impossible: Fallout, una película moderna, se siga respetando a los clásicos. Este BMW E28 de hace más de 30 años demuestra en el film que todavía le queda mucho que ofrecer. La productora apuntó que “participa en una persecución de alto octanaje que coloca un nuevo listón en el género de la acción” y, por lo que hemos visto, será movida ya que el BMW recibe bastantes golpes que dejan su carrocería llena de abolladuras.

BMW R Nine T Scrambler

Los coches de Mission Impossible: Fallout

También hay protagonismo para las dos ruedas, en este caso para la BMW R Nine T Scrambler. Lanzado el modelo original en 2013, la variante Scrambler saca su lado más campero, con unas llantas más grandes, una configuración específica de chasis y suspensiones. Cuenta con un motor bóxer de 1.200 cc que entrega una potencia máxima de 110 CV y un par de 116 Nm.

Sobre su participación en el filme, se asegura que “realiza audaces maniobras a altas velocidades en una salvaje persecución por las calles de París.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas