Skip to main content

Noticia

F1

El coche que saca de quicio a Lewis Hamilton, y no es un F1

Lewis Hamilton y su Pagani Zonda

Lewis Hamilton ha confesado algunos secretos relacionados con su espectacular colección de coches.

Lewis Hamilton posee una amplia colección de vehículos deportivos con los que se relaja conduciendo fuera de los circuitos. No le gusta hacer viajes largos, pero sí intensos, y muy sonadas son algunas de sus “travesuras” al volante de los coches que presume tener. Todos ellos son muy especiales, pero hay uno que le saca de quicio. Y no, no es un F1.

Lewis Hamilton

Lewis Hamilton guarda alrededor de 15 vehículos en dos garajes, situados cada uno en una punta del planeta, en Mónaco y en Los Ángeles. Son las dos ciudades en las que Hamilton pasa gran parte de su vida y por ellas se mueve con algunos de sus selectos vehículos. Habitualmente lleva chófer y él es simplemente un pasajero en el interior del Mercedes-Maybach S 600, Mercedes GL 63 o el Cadillac Escalade.

En una entrevista a “Driving”, de Sunday Times, Hamilton ha confesado que su primer coche fue un Mini Cooper de segunda mano que se compró en 2002, tras sacarse el carné de conducir. Por aquel entonces ya era piloto, pero la carretera todos somos iguales…

Una vez fue cosechando cierto éxito le siguieron el Mercedes C200 y, mucho más adelante, un Ferrari 599 GTO que pagó de su propio bolsillo. Ya como piloto de Fórmula 1 llegaron los exclusivos Shelby Cobras, Mustang, Ferrari 599 SA Aperta, dos Ferrari LaFerrari, un McLaren P1 y un Pagani Zonda 760LH personalizado cuyo precio superó el millón y medio de libras.

Probablemente, en un futuro tenga que hacer sitio en el garaje al Project One, el Mercedes creado sobre la base de los Fórmula 1 que el propio Hamilton lleva a la victoria.

Lewis Hamilton y su Pagani Zonda

Pagani Zonda 760LH, el coche que saca de quicio a Lewis Hamilton

Sobre este último, Hamilton hizo un peculiar comentario. El británico asegura que es un coche terrible de conducir, aunque tiene un encanto especial. “El Zonda es terrible de conducir. Es el coche, de los que tengo, que mejor sonido tiene, pero a la hora de conducirlo es el peor. Lo tengo con cambio manual porque no me gusta la versión con cambio automático Tiptronic”.

“El Pagani con Tiptronic era peor que el Smart Roadster que tenía. Estoy acostumbrado a los cambios rápidos, así que soy más crítico que la mayoría de clientes. Si me pidieras que diseñara mi propio supercoche, lo tendría manual”, añade.

Precisamente con el Pagani Zonda, Hamilton fue noticia hace años. Justo antes del Gran Premio de Brasil de 2015, se supo que el cuatro veces campeón del mundo había sufrido, tras salir de fiesta, un accidente en Mónaco con un coche estacionado. Tuvo que dar muchas explicaciones por aquel incidente, ante las quejas de la FIA, que siempre intenta que los pilotos de F1 den ejemplo también fuera de la pista.

Sigue leyendo: los coches de calle de Lewis Hamilton

Imagen: Twitter

Lecturas recomendadas