Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

El cargador eléctrico de Volterio combina lo mejor de los cables y los inalámbricos

Volterio

Llegará en 2024.

Los coches eléctricos han mejorado mucho en términos de autonomía y recarga, pero todavía hay mucho margen de mejora en ambos campos. En el segundo están ganando presencia los cargadores inalámbricos, aunque tienen ciertos inconvenientes. Volterio presenta una solución que aúna lo mejor de éstos y de los que emplean cables.

La compañía, una start-up que cuenta con el apoyo de Continental, está desarrollando lo que denominado como “un robot de recarga completamente automático” que corrige las fallas de ambos métodos de recarga.

Así, usar cables asegura un ritmo de llenado de baterías mayor, pero es más engorroso y poco práctico. Por otro lado, el modo inalámbrico es de uso más sencillo (basta con colocar el vehículo encima), pero es mucho más ineficiente. El robot de Volterio tiene características de ambos mundos y, a priori, parece una solución bastante interesante.

Volterio

Para empezar, cuenta con la típica plataforma propia de los sistemas de carga inalámbrica, que se coloca en el suelo del garaje donde suela dejarse el coche, pero a la que se suma un receptáculo instalado en los bajos del coche. 

Basta con aparcar sobre la plataforma para que este último, que es el robot automatizado, se despliegue y se conecte de manera física con la plataforma, eliminando así los inconvenientes de la carga inalámbrica.

La duda que podría surgir es que colocar el coche de manera perfecta para alinear ambas partes se antoja complicado, pero es algo que se solventa ya que se comunican entre sí y el robot “busca” la base hasta acoplarse, pudiendo corregir desviaciones de hasta 30 centímetros.

Los conductores de coches eléctricos están muy satisfechos con sus vehículos

Para hacer todavía más sencillo el procedimiento, el conector físico tiene una forma cónica por lo que es más fácil conectar sin importar el ángulo. 

Volterio está desarrollando dos modelos, uno de 22 kW de potencia pensado para la carga doméstica y otro de 50 kW para aparcamientos públicos. A mediados de año mostrará un prototipo casi de producción y espera producirlo en masa a principios de 2024.

Y además