Skip to main content

Noticia

Competición

De la calle a la carrera: Los coches del Dakar que puedes comprar

Toyota Hilux del Dakar
¿Quieres tener un coche del Dakar en tu garaje? Eso es difícil, pero hay modelos que guardan cierta similitud con los que corren la carrera más dura del mundo.

A estas alturas de la película no vamos a contarte ningún secreto si te decimos que los coches que participan en el Rally Dakar poco tienen que ver con los que puedes adquirir en el concesionario. La razón es simple, mientras que uno está preparado para ser ‘exprimido’ a nivel competitivo y resistir durante 9.000 kilómetros sobre variado tipo de terreno, el otro ha sido concebido para ser utilizado tanto en carretera como en ciudad y en ocasiones sobre zonas 'off-road', ofreciendo distintas características de confort y comodidad… todo eso durante muchos kilómetros más que los que dura un Dakar.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Los coches que compiten en el Dakar con apoyo oficial de marca guardan cierta similitud con los modelos de calle de estos fabricantes, que se encargan de transmitir su filosofía y diseño al modelo de competición, para así mostrar su potencial al mundo y, en especial, al posible comprador. Estos son algunos ejemplos.

Del Toyota Hilux del Dakar al Toyota Hilux de calle

Toyota Hilux e Hilux Dakar

El Toyota Hilux con el que Toyota Gazoo Racing y Fernando Alonso compiten en el Dakar está basado en el Toyota Hilux de calle. El modelo nipón ha sido desarrollado año a año para afrontar el rally más duro del mundo y también para ganarlo, como hizo Nasser Al-Attiyah en 2019.

Mientras que el Toyota Hilux de calle cuenta en su interior con motor diésel 2.4 D-4D de 4 cilindros en línea y 150 CV a 3.400 rpm, ofreciendo un par máximo de 400 Nm, el Hilux del Dakar monta un propulsor de gasolina V8 de 5.0 litros y 325 CV a 5.000 rpm, con una impresionante cifra de par (620 Nm) y una brida en la admisión de 37 mm para cumplir con la normativa. La ECU es de la Serie M del especialista MoTeC. 

Las cajas de cambio son distintas también. El Hilux del Dakar equipa una transmisión secuencial SADEV de 6 marchas, mientras que el Hilux de calle monta una automática Super ECT, también de seis marchas. Ambos Hilux cuentan con diferencial de deslizamiento limitado, delantero, trasero y central en el caso de Hilux Dakar y con bloqueo delantero y trasero en el Hilux “convencional”. 

El exterior de los dos vehículos es muy similar, utilizando como base la carrocería tipo pick-up, pero el coche del Dakar es ligeramente más corto pero más ancho. El peso, por otra parte, es menor en el coche de competición: 1.850 kg frente a 2.095 del Hilux de calle. El depósito de combustible del Hilux del Dakar es gigante comparado con el de Hilux de calle, ya que son 520 litros (homologación FIA FT3) frente a 80 litros. En el Dakar las etapas son largas y hay que estar preparado para cualquier contratiempo.

Del MINI John Cooper Works al MINI John Cooper Works Countryman

MINI Countryman JCW y MINI Dakar

MINI compite en el Dakar 2020 a través de su equipo oficial, X-Raid, con dos tipo de vehículos: un dos ruedas motrices - buggy - como el que lleva Carlos Sainz y un 4X4, el MINI John Cooper Works Rally.  Éste último es también un modelo que lleva ya varios años siendo evolucionado y que está basado en el MINI con el que Nani Roma, Stéphane Peterhansel o Nasser Al-Attiyah ganaron el Dakar. Su equivalente de calle sería el MINI Countryman John Cooper Works.

Ambos cuentan con tracción a las cuatro ruedas, con el objetivo de superar obstáculo en cualquier tipo de terreno, pero la gran diferencia reside en el interior de ambos vehículos. Mientras que el de calle monta un motor gasolina de algo más de 300 CV, el de competición equipa un motor diésel de 340 CV. Al igual que el resto de modelos para el Dakar, el MINI John Cooper Works Rally ha sido adaptado para competición, siendo su peso rebajado tanto como se ha podido, las suspensiones han sido desarrolladas de forma específica, el equipamiento de seguridad... 

Del SsangYong Korando DKR al SsangYong Korando

Korando y Korando DKR

El SsangYong Korando DKR con el que compiten Óscar Fuertes y Diego Vallejo en el Dakar 2020 está basado en la última generación del SsangYong Korando de calle, que ha sido presentada recientemente. El Korando de competición es la versión más extrema que se ha construido de este modelo. Al igual que en el de producción, el coche para el Dakar se ha renovado completamente para ser adaptado a las características del recorrido de esta edición y para dar un paso adelante en competitividad. Desde fuera destaca por su diseño agresivo y por sus dimensiones con respecto a su homónimo de calle: es 350 mm más largo, 430 mm más ancho y 430 mm más alto, y la distancia entre ejes es 425 mm superior en el modelo de competición.

El Korando DKR tiene un chasis tubular de cromo-molibdeno, cobre el que se acopla una carrocería de fibra de vidrio. En su interior monta un motor gasolina V8 de 6.2 litros en posición central longitudinal, cuyo objetivo es ofrecer el máximo rendimiento y fiabilidad. Este propulsor entrega una potencia de 450 CV y 550 Nm de par, y va unido a una caja de cambios de 6 velocidades con accionamiento manual-secuencial. El modelo de calle se ofrece con una nueva gama de eficientes motores de inyección directa y turbo: G15T (1.5 litros de gasolina, 163 CV y 280 Nm de par) y D16T (1.6 litros diésel, 136 CV y 300 o 324 Nm de par).

El Korando de calle también ofrece más posibilidades de tracción: 4x2 –como el coche del Dakar, aunque en el caso del modelo de calle es de tracción delantera– o 4x4 con tracción electrónica tipo Haldex conectable y función de bloqueo al 50% entre ambos ejes.

Del Mitsubishi Eclipse Cross al Mitsubishi Eclipse Cross del Dakar

Mitsubishi Eclipse Cross y Eclipse Dakar

El Mitsubishi Eclipse Cross con el que compiten Cristina Gutiérrez y Pablo Moreno Huete también puede encontrarse en los concesionarios. Si bien el coche de la piloto burgalesa monta un motor 3.0 biturbo diésel que desarrolla 300 CV de potencia y 700 Nm con una entrega total de potencia sobre las 3.000 revoluciones por minuto, el coche de calle equivalente cuenta con un motor gasolina de 163 CV, con entrega total de potencia a las 5.500 rpm. Se ofrece en tracción total, como el coche del Dakar, y en tracción delantera.

Imagen: Toyota, SsangYong, Mitsubishi, MINI
 

Y además

Más de Fernando Alonso en el Dakar