Skip to main content

Noticia

Los burro-taxis de Mijas estrenan normativa: no podrán montar a personas que pesen más de 80 kilos

Madrid central

Los burro-taxis de Mijas (Málaga) son una de las grandes atracciones de la localidad. Lo van a seguir siendo, pero a partir de 2020, cuando se aprueba la normativa que regula su trabajo estarán menos cansados.

El servicio funciona como un taxi. Los turistas y ciudadanos los toman en las paradas establecidas y cuando terminan la carrera para la que ha sido contratados vuelven al final de la cola a esperar turno para volver a trabajar.

Sus flujos de trabajo son muy desiguales. En Semana Santa, Navidad, verano y otras festividades pueden hacer entre tres y cuatro carreras al día; en invierno, especialmente de lunes a viernes, puede que no hagan ni dos a la semana. La carrera de un burro-taxi es de 15 minutos y cuesta 15 euros; los que tiran de carros cuestan 20 euros, si a bordo van dos personas.

Críticas de los ecologistas

Los dueños de los burros que prestan servicio en Mijas defienden que sus animales están bien cuidados y que ni trabajan en exceso. "Pasan mucho tiempo esperando en la parada o descansando en las cuadras cercanas", asegura uno de ellos en declaraciones recogidas por El País.

El servicio de burro-taxis de Mijas es tan alabado como criticado. En este segundo grupo están colectivos ecologistas como el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) que lo ha denunciado en varias ocasiones.

Peso máximo autorizado

Las quejas de los ecologistas no han conseguido "prohibir la explotación de animales como transporte turístico" que han solicitado en varias ocasiones. Sí que se redacte una normativa que regula y mejora las condiciones de trabajo de los burros.

Entre otras medidas, el convenio de trabajo de los burro-taxis establece el peso máximo de los usuarios que no podrá sobrepasar los 80 kilos. También impone horarios de trabajo: de 09.00 a 18.00 en otoño e invierno y de 08.30 a 21.30 horas en primavera y verano y el burro que trabaje por la mañana no podrá hacerlo por la tarde y a la inversa. También tendrán un descanso obligado entre las dos y las cinco de la tarde, por turnos. La edad mínima de los burro-taxis será de tres años.

El texto legal contiene también referencias a los establos, como la exigencia de un botiquín y un espacio para que los burros puedan tumbarse. 

Y además