Skip to main content

Noticia

Motos

Bombardier compra Alta Motors y le corta las alas: dejará de fabricar motos eléctricas

motos electricas
Una lástima porque esta pequeña empresa era realmente interesante.

Dicen que los pioneros tienen mucho que ganar, pero ojo porque no siempre es así: se te adelantas demasiado al mercado, si eres demasiado innovador, puedes fracasar. Se podría decir que Alta Motors, una de las primeras empresas en fabricar motos eléctricas, ha muerto por la ingeniería industrial y económica de otros gigantes que se la han comido con patatas: una verdadera lástima teniendo en cuenta el buen trabajo que estaban realizando.

Y es que es difícil que una empresa así pueda salir a flote sin un socio económico detrás que pueda dar respaldo a las altas inversiones que requiere una impresa innovadora como esta. Bombardier estaba muy atento a los movimientos de Alta Motors y sin duda tenían claro que su know-how era interesante. Con el paso del tiempo, cuando los problemas financieros llegaron, BRP (Bombardier Recreational Products) se interesó por la empresa, pero finalmente retiró la oferta que había hecho para que la marca cayese por su propio peso.

 

 

Alta Motors tenía problemas económicos que se podrían haber solucionado con un socio potente como BRP o incluso Harley Davidson, con quien tenían un acuerdo de colaboración que finalmente se rompió por lo inestable de la situación financiera de Alta Motors. Sin embargo, para una empresa como Bombardier, ser socio de Alta Motors no era la mejor apuesta, ya que al fin y al cabo podía ser una competencia para alguno de sus productos. 

Ahora que Alta Motors no tiene forma de financiarse y con acuerdos comerciales importantes destrozados, BRP ha llegado y se ha quedado con buena parte de la empresa por cuatro duros y la exprimirá como un zumo de naranja, quedándose con toda su tecnología y su saber hacer a la hora del desarrollo de motos eléctricas y eliminando su oferta comercial para que no suponga ningún peligro a nivel de competencia. 

Lo que parece claro es que BRP utilizará los conocimientos de Alta Motors para su gama de motos, como por ejemplo una versión híbrida del curioso Can-Am Spyder. La peor noticia es que estas motos eléctricas dejarán de fabricarse y prácticamente se perderán del mapa, salvo que alguien recupere el concepto y parte de la tecnología utilizada: sin duda, en un momento en el que cada vez hay más motos eléctricas es una pena perder una marca con la experiencia y calidad de Alta Motors. ¡Veremos qué hace Bombardier con esa tecnología!

Etiquetas:

Motos eléctricas

Y además