Skip to main content

Noticia

El Bentley Continental GT Convertible perfecciona la fórmula descapotable

Bentley Continental GT Convertible

A cielo abierto.

Conocido el GT Coupé era cuestión de tiempo que llegara el Bentley Continental GT Convertible, que comparte la inmensa mayoría de sus características con el siempre interesante añadido (para muchos) de poder disfrutar con la melena al viento.

VÍDEO: Prueba del Bentley Continental GT 2018, monstruoso V12

Luce el mismo atractivo diseño con la lógica diferencia de emplear un techo plegable de lona, que mejora en su aislamiento acústico y térmico para que la sensación en el habitáculo cuando esté cerrado sea similar a la del cupé. Se abre o cierra en solo 19 segundos y, como es habitual, el proceso se puede activar a velocidades de hasta 50 km/h. Bentley ofrecerá siete colores diferentes para la capota.

Cinco 'pijadas' que tiene el Bentley Continental GT

Lo habitual, cuando se pueda, será llevar el coche descapotado y, para poder hacerlo incluso si la temperatura exterior es algo baja, los asientos (ajustables en 20 posiciones) cuentan con un nuevo sistema de calefacción de mayor potencia y más silencioso. Esto, sumado al volante, los propios asientos y los reposabrazos calefactables, hacen que el frío no sea un problema.

En primera instancia el Bentley Continental GT Convertible solo estará disponible con el motor 6.0 W12 que entrega 635 CV de potencia y 900 Nm de par máximo, asociado a una caja de cambios automática de doble embrague y 8 relaciones. Aunque es el mismo bloque de la versión de techo cerrado, el hecho de pesar 160 kilos más y llegar a los 2.414 le penaliza en sus prestaciones: tarda 3,8 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h y tiene una velocidad máxima de 333 km/h.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas