Skip to main content

Noticia

Motor

Audi SQ7 y Audi SQ8 2021: así es la deportividad de un V8 biturbo

Audi SQ7 y Audi SQ8 2021

Para dar respuesta a la tendencia de ofrecer versiones de gasolina en el segmento de los SUV de altas prestaciones, Audi pone a la venta en España los SQ7 y SQ8 con el nuevo motor TFSI. O lo que es lo mismo: un V8 biturbo que llega acompañado de 507 CV y 770 Nm de par. Así es cómo el Audi SQ7 y el Audi SQ8 podrán presumir de deportividad… a cambio de 115.160 y 122.930 euros, respectivamente.

Prueba del Audi Q7 2020: el grandullón de Audi se actualiza

A nivel estético, la marca de los cuatro aros ha diferenciado a este par de modelos con una serie de detalles específicos S. Así las cosas presumen de una parrilla Singleframe con lamas dobles, un ‘blade’ tridimensional en el paragolpes y unas entradas de aire laterales en forma de panal. De camino a la zaga nos encontramos con unas llantas de aleación de 20 pulgadas en el caso del SQ7 y de 21, que, opcionalmente, pueden ser de 23. En la parte trasera destaca el llamativo diseño de las protecciones de los bajos, la llegada de una rejilla de panal y las cuatro salidas de escape.

Prueba del Audi Q8: casi 300 caballos con etiqueta ECO

Esa imagen tiene su réplica en el interior a través de los asientos deportivos tapizados en cuero y Alcantara, en color negro o gris rotor, la pedalera de acero inoxidable, las diferentes inserciones decorativas de aluminio mate cepillado, las costuras en contraste o el logo S que aparece en rincones como los respaldos para recordarnos qué modelo tenemos entre manos.

Audi SQ7 2021

Un V8 biturbo

Sin embargo, lo más interesante del el Audi SQ7 y del Audi SQ8 está bajo el capó: un V8 4.0 TFSI biturbo que desarrolla una potencia de 507 CV y un par máximo de 770 Nm. Una configuración que les permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Este bloque está unido a una caja de cambios automática de ocho velocidades que manda toda esa potencia a las cuatro ruedas. Además, el sistema quattro cuenta con un diferencial que reparte la potencia 40:60 entre ambos ejes, pero puede derivar hasta el 70% al delantero y hasta el 80% al trasero. 

Una puesta a punto específica

La plataforma electrónica de chasis (ECP) es el centro de control que interconecta todos los sistemas relacionados con el comportamiento dinámico, excepto la dirección a las cuatro ruedas. Evidentemente, tanto el Audi SQ7 como el Audi SQ8 presumen de una puesta a punto específica que mejora su respuesta dinámica.

  • Suspensión adaptativa sport con control de amortiguación: montada de serie en el tren de rodaje, permite variar hasta 90 mm la altura de este par de SUVs. Opcionalmente se pueden equipar con una suspensión advanced con diferencial deportivo. 
Audi SQ8 2021
  • Eje trasero: la dirección permite que las ruedas giren hasta 5 grados en dirección contraria a las delanteras cuando se circula a baja velocidad para reducir el diámetro de giro y mejorar la maniobrabilidad. Por encima de los 60 km/h, las ruedas giran ligeramente en la misma dirección que las delanteras incrementando, así, la estabilidad.
  • Sistema electromecánico de estabilización activa del balanceo (eAWS): cada barra estabilizadora está dividida en dos mitades y tiene un motor eléctrico entre ellas. En línea recta se mantienen desacopladas para que las suspensiones del lado izquierdo y derecho trabajen de forma independiente. En la configuración deportiva, sin embargo, actúan como un único elemento.
  • Frenos: son de alto rendimiento con discos de 400 mm en el eje delantero y de 350 mm en el trasero. De manera opcional pueden ser carbocerámicos de 420 mm y 370 mm.

Más:

SUV

Todo sobre Audi

Y además