Skip to main content

Noticia

Motor

Aston Martin demanda al concesionario suizo que ayudó a financiar el Valkyrie

aston martin valkyrie

Aston Martin demanda al concesionario suizo que ayudó a financiar el Valkyrie por retener las reservas de los clientes interesados en el hipercoche.

El Aston Martin Valkyrie es el proyecto de hiperdeportivo en el que la firma de Gaydon ha estado trabajando mucho antes incluso de que el modelo fuera oficialmente presentado en el Salón de Ginebra de 2017. Sí, hace ya más de cuatro años que el modelo debutó y, ahora, Aston Martin ha decidido demandar al concesionario suizo que ayudó a financiar el proyecto Valkyrie.

Aston Martin Valkyrie: tendrá 1.176 CV

En 2016, Nebula Project con sede en Suiza acordó ayudar a financiar el Valkyrie, así como otros proyectos de superdeportivos con motor central que Aston Martin estaba encarando en esa época. A cambio, el concesionario obtendría algunos futuros privilegios del fabricante, que estaba experimentando algunas dificultades económicas en ese momento. Parte del capital que se emplearía para financiar el desarrollo del automóvil se tomaría directamente de algunos depósitos realizados por parte de los clientes.

Vídeo: así es el impresionante motor del Aston Martin Valkyrie:

Aston Martin demanda al concesionario suizo que ayudó a financiar el Valkyrie

Sin embargo, la firma británica afirma que ha decidido terminar su relación con Nebula debido a los pagos retenidos y aceptará los depósitos de los clientes directamente sin involucrar a un tercero. Aston Martin ha confirmado a los clientes afectados que recibirán sus coches a tiempo, al mismo tiempo que pidió a la justicia suiza que considerara una investigación de lo sucedido.

Aston Martin también asegura que ya no tendrá que proporcionar beneficios a la compañía suiza y que pone fin a su acuerdo con AF Cars AG, que opera su concesionario Suiza y está dirigido por miembros de la junta de Nebula. La compañía británica asegura que algunos de sus coches se vendieron incumpliendo los acuerdos.

Según el contrato original, Nebula Project iba a recibir una comisión sobre las ventas del automóvil, así como por los modelos Valhalla y Vanquish de Aston Martin, a cambio de financiar parte del proyecto de desarrollo. Desde la firma de ese acuerdo, la marca inglesa ha recibido inyecciones de efectivo de Lawrence Stroll, un multimillonario canadiense, y de Mercedes-Benz.

En cuanto al Aston Martin Valkyrie, el proyecto forma parte de los intentos por la compañía de revivir su fortuna después de un período de dificultades financieras, ha sido catalogado como el coche “legal para la calle” más rápido del mundo. La intención de la marca era construir un hiperdeportivo que se sintiera cómodo tanto dentro de los circuitos como en las carreteras convencionales. La producción se limitó a 200 unidades y todas ellas ya han sido vendidas.

Fuente: BBC

Etiquetas:

Industria

Y además