Skip to main content

Noticia

Motor

Aquaplaning, cómo evitarlo con dos sencillos pasos según la DGT

Aquaplaning

Semana de lluvias, buen consejo

Nos enfrentamos a una semana de lluvias en buena parte de España y eso siempre significa que debemos extremar la precaución al volante. Sobre todo en carreteras donde apenas ha llovido desde meses y ahora lo va a hacer, pues se convierten en las más resbaladizas. 

Y, cómo no, porque ante una tromba de agua repentina aumenta el riesgo de que los surcos de los neumáticos no sean capaces de evacuar todo el agua que entrar y, de esa manera, provocar el temido aquaplanning que nos hace perder el control de coche. ¿Cómo evitarlo?

VÍDEO: Así debes reaccionar ante un Aquaplaning

 

Consejos para evitar el aquaplaning

La DGT nos da los dos consejos básicos para evitar el aquaplaning y son tan sencillos como a veces (por increíble que parezca) poco aplicados. Son, en primer lugar, revisar el estado de los neumáticos, porque a más desgaste muchas más posibilidades de su sufrirlo. El truco del euro para medir el desgaste de las ruedas es tan sencillo como eficaz.

Y, en segundo lugar, un consejo que siempre funciona: reducir la velocidad. Puede que estemos acostumbrados a circular a determinada velocidad por una carretera que conocemos de memoria, pero ten en cuenta que si está mojada los limites de estabilidad se alcanzan mucho antes.

Si incluso respetando todas las recomendaciones sufrimos el efecto aquaplaning, hay que mantener la calma. Estos serían los pasos a dar para recuperar el control del coche y, con ello, evitar un accidente por el exceso de agua:

  • 1. Sujeta el volante con firmeza
  • 2. Nunca frenes a fondo, porque las ruedas se pueden bloquear y entonces perderías el control sobre la trayectoria del vehículo
  • 3. Cuando el coche vaya recuperando el agarre, corrige la trayectoria de manera suave y sin realizar movimientos bruscos del volante

Etiquetas:

DGT

Y además