Skip to main content

Noticia

F1

Alonso y una lucha por la Triple Corona aparcada hasta 2023

Alonso Indy 500

La de 2020 no ha sido una buena edición de la Indy 500 para Fernando Alonso.

Fernando Alonso no podrá volver a luchar por la victoria en las 500 Millas de Indianápolis hasta el año 2023, como mínimo, puesto que en 2021 y 2022 estará compitiendo en la Fórmula 1 con Renault. Por tanto, el asturiano no logrará la ansiada Triple Corona hasta ese entonces... como pronto.

Los coches de calle de Fernando Alonso

VÍDEO: Tráiler del documental de Alonso en Amazon Prime Video

La lucha por la Triple Corona de Fernando Alonso tendrá que esperar unos años. El piloto asturiano, que no ha tenido ritmo en las 500 Millas de Indianápolis 2020, con problemas en el embrague, y ha debido conformarse con la vigesimoprimera posición en su regreso al óvalo, ‘aparca’ el sueño de la Triple Corona durante unos años para centrarse en su regreso a la Fórmula 1 con el equipo Renault.

Participar en la F1 hace prácticamente imposible correr en la Indy 500 al mismo tiempo sin perderse una carrera por ello, algo que ya ha dicho Renault que no le permitirá, sea cual sea el potencial de su coche en la F1. En 2021 la Indy 500 no coincide con ninguna carrera de F1 (habitualmente lo hace con el GP de Mónaco), pero sí que lo hace la clasificación, por lo que no tendría sentido viajar hasta Indianápolis para correr allí saliendo desde la última posición y sin entrenamientos… además de que Renault no se lo va a permitir, como ya se ha dicho.

Para volver a Indianápolis habrá que esperar hasta que finalice su contrato con la marca francesa. Eso será en 2023, que es cuando habrá terminado – salvo sorpresa – la andadura de Alonso en la F1 si no renueva o ficha por otra escudería que le permita ganar carreras. Si decide mirar hacia la Indy, tendrá que evaluar si correr allí a tiempo completo o si intentar de nuevo solamente la Indy 500.

Alonso en Indy 500

Participar en toda la temporada o al menos en una serie de carreras previas, le permitiría conocer mejor al equipo, tener mayor ‘feeling’ con el mismo y con el coche, y no llegar directamente a la carrera, que como bien sabemos es una de las más complicadas del mundo. No sabemos si eso habría mejorado los resultados de la edición de este año, pero seguramente el haber hecho algunas carreras previas sí que le habría puesto la preparación un poco más fácil.

¿Y el equipo? Está claro que este año habría sido ideal correr con Andretti, como ya se habló en un principio. McLaren era la opción B, puesto que en un inicio no se consideraba un equipo altamente competitivo, aunque el puesto de O’Ward, sexto, ha sido muy bueno. La vía Andretti se cayó por el supuesto veto de Honda, que es el motor de la citada escudería. En carrera se diluyeron y el mejor Andretti, James Hinchcliffe, fue séptimo.

Aparcada la Indy, ahora la F1 es la que toma el protagonismo en la vida de Alonso. Fernando ayudará al equipo Renault a mejorar tanto como sea posible para aumentar su competitividad de cara a 2021 y también a preparar el equipo para el cambio de reglamento de 2022. Veremos si se sube al coche en entrenamientos en lo que queda de año para conocer de primera mano su ritmo o si, en cambio, espera hasta el año próximo.

El coche que ha conducido Alonso en la Indy 500

Imagen: Indycar

Y además