Skip to main content

Noticia

Competición

Indy 500: Alonso y Palou sufren en Indianápolis, Sato gana

Takuma Sato
Takuma Sato gana las 500 Millas de Indianápolis 2020, Fernando Alonso acaba vigesimoprimero y Alex Palou sufre un accidente cuando estaba brillando.

Un accidente de Alex Palou cuando estaba brillando y la falta de ritmo y una serie de problemas mecánicos de Fernando Alonso han impedido a los nuestros luchar por la victoria en las 500 Millas de Indianápolis de 2020. El japonés Takuma Sato ha logrado su segunda victoria en esta legendaria carrera, que ya ganó en el 2017.

VÍDEO: Trailer del documental de Fernando Alonso en Amazon Prime

Sin público en las gradas, en agosto y con menos parafernalia… pero con el espectáculo de siempre sobre la pista. Las 500 Millas de Indianápolis 2020 han estado plagadas de acción desde el principio hasta el final, pero desafortunadamente la suerte no ha sonreído a los nuestros, ni a Alex Palou ni a Fernando Alonso

Y eso que Alex estaba bien colocado para luchar por la victoria superado el ecuador de la carrera, pero un accidente en la vuelta 122 le arrebató toda opción. El piloto español, que había estado toda la carrera en la vuelta del líder, entre los 15 primeros, superó la barrera de las 100 vueltas con el aviso por radio de “ahora llega la hora de la verdad”. Comenzó a remontar hasta llegar a ponerse en la novena posición, y rodaba muy cerca de Josef Newgarden cuando perdió el control de su coche y chocó contra el muro.

Alex pudo salir por su propio pie del monoplaza, aunque obviamente dolido por lo ocurrido, puesto que estaba en disposición de luchar por la victoria en sus primeras 500 Millas de Indianápolis.

El otro español de la parrilla, Fernando Alonso, tampoco lo ha tenido nada fácil. Más bien, todo lo contrario. Fernando ha tenido menos ritmo que sus compañeros, Oliver Askew (quien sufriría un fuerte accidente en una resalida y abandonó) y el mexicano Pato O’Ward, que ha rodado buena parte de la carrera en el ‘top 5’. Alonso, en cambio, ha estado fuera del ‘top 20’ casi todo el tiempo.

Por si la falta del ritmo ya fuese poco problema, además el coche de Alonso ha tenido algunos contratiempos técnicos. Entre ellos, un fallo en el embrague que le ha dificultado las paradas en boxes. Al final Alonso acabó en la vigesimoprimera posición. Eso sí, finalizó la carrera por primera vez, puesto que en 2017 abandonó por un problema de motor.

 

 

La victoria fue para Takuma Sato. A falta de 30 vueltas comenzó una batalla al sprint entre el japonés - ganador de las 500 MIllas de 2017 - y Scott Dixon. El japonés se puso líder y consiguió poner cierta distancia de por medio, pero Dixon no tiró la toalla y no cesó su ataque. La aparición de unos doblados fue clave para que Takuma ampliara su ventaja sobre Dixon a solo unos giros del final y un fortísimo accidente de Spencer Pigor - del que salió por su propio pie, a pesar de todo - dieron aire a Sato, que caminó sin problemas hasta la victoria, con la carrera neutralizada.

Sato ha ganado la mítica carrera por segunda vez, tras su primer triunfo en el año 2017. El japonés batió a Dixon, a Graham Rahal, a Santino Ferrucci y a Josef Newgarden para completar el 'top 5'. 

Los 15 coches de calle que conduce Fernando Alonso

Imagen: Motorsport Images

Más:

Indy 500

Y además