Skip to main content

Noticia

Motor

Alerta de fatiga al volante, el sistema obligatorio en 2022 para todos los coches nuevos

Somnolencia

Dado que si estrenas vehículos en los próximos meses tendrás que familiarizarte con su uso, ta vamos a contar cómo funciona la alerta de fatiga al volante, el nuevo sistema ADAS obligatorio en todos los coches nuevos.

Desde julio de 2022 para nuevas homologaciones y a partir de julio de 2024 para nuevas matriculaciones, la normativa europea obliga a que todos los coches incorporen una serie de sistemas de seguridad que eviten los accidentes o, al menos, reduzcan la gravedad de las lesiones que puedan ocasionar. Son los denominados sistemas ADAS.

Los sistemas ADAS, ángeles de la guarda que pueden evitar hasta el 30% de los fallecidos en carretera

Uno de los que ya son de obligado montaje en los vehículos de nueva fabricación es el sistema que alerta al conductor de que está demasiado cansado y debe parar ya de lo contrario estaría poniendo en riesgo su seguridad y la de otros usuarios de la vía.

Dicho de otro modo, el sistema de alerta de fatiga se ha inventado para evitar posibles siniestros en situaciones en las que el conductor pierda la concentración al volante porque se encuentre con síntomas de fatiga o de sueño, recomendando que detenga el vehículo hasta que se encuentre en condiciones óptimas para continuar la conducción.

El factor que está detrás del 30 por ciento de los accidentes, la somnolencia

Así funciona la alerta de fatiga

El sistema de detección de fatiga analiza el comportamiento del conductor y evalúa permanente la velocidad angular del volante. En caso de que las maniobras de dirección difieran del comportamiento típico del conductor se activará una alarma visual, acústica o sensorial, como puede ser una vibración en el asiento o en el volante.

Además de esto, el sistema está preparado para lanzar una alerta de recomendación de descanso cada dos horas de conducción ininterrumpida.

En vehículos de alta gama el sistema utiliza una cámara que está dirigida al conductor para la recoger las características de los ojos, la cara y la cabeza, y así detectar la fatiga en el conductor.

Los expertos calculan que con esta tecnología se podrán evitar hasta 160 muertes al año por somnolencia.

Y además