Skip to main content

Lista

Tecnología

Cuatro retos a los que se tienen que enfrentar los sistemas ADAS para ser del todo eficaces

ADAS

Conocidos como los ángeles de la guarda de los conductores, los sistemas ADAS tienen cuatro retos que superar para ser cien por cien efectivos. Algunos serán solventados a medida que la tecnología avance; otros dependen de la implicación de los conductores.

El próximo año, por normativa europea, todos los vehículos tendrán que salir de fábrica con varios asistentes a la conducción (en el enlace tienes las relación completa). El objetivo es reducir los accidentes y las lesiones que se puedan derivar de ellos.  

Pero estos sistemas, y su uso por parte del público, tienen algunos aspectos a mejorar, como ha alertado la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y numerosos estudios. Superar esos retos es clave para seguir avanzando hacia la conducción autónoma de nivel 5

Estos son los grandes retos a los que se enfrentan los sistemas ADAS...

Limitaciones de "visión"

Según alerta la FIA, "hay demasiadas ocasiones en las que el asistente no se comporta como se espera y esto afecta a la confianza por parte de los usuarios finales".

Se suma esto un informe de la American Automobile Association que afirma que el funcionamiento de algunos de estos sistemas se ha visto afectado negativamente por la lluvia y, en menor medida, la suciedad en el parabrisas. 

En términos de rendimiento de mantenimiento de carril, el 69% de las pruebas realizadas con lluvia simulada dieron como resultado que el vehículo cruzó las líneas y se salió del carril. En cuanto a la frenada de emergencia, el 17% de las pruebas con lluvia simulada a 40 km / h, y el 33% de las pruebas a 56 km / h, dieron como resultado una colisión.

Conducción autónoma: frenada automática

Los sensores de los ADAS (cámaras, radar, sensores de ultrasonidos y sensores láser LIDAR) también tienen limitaciones de “visión” a través de la niebla, polvo o humo; para diferenciar entre un recorte de cartón de una persona y un ser humano real; o para detectar hielo en la calzada a cientos de metros de distancia, aseguran otros estudios.

Desconocimiento de los conductores

Es muy importante saber cómo funcionan los sistemas ADAS, qué es lo que van a hacer, en qué situaciones pueden ayudarnos...

"La responsabilidad de conocer qué sistemas equipa un coche y cómo funcionan es compartida: el fabricante tiene la obligación ética de informar a su cliente; pero el propietario también la responsabilidad moral de preocuparse por su seguridad y la del resto de los usuarios de las vías", afirman expertos de Carglass.

ADAS

Hay que recordar que los sistemas ADAS no tienen una nomenclatura común entre fabricantes. Esto provoca que los consumidores tengan muy difícil comparar y elegir la dotación de seguridad entre vehículos de diferentes fabricantes de automóviles, porque cada una los nombra, describe y agrupa a su manera.

Demasiada sensación de seguridad

Muchos conductores están adquiriendo peligrosos vicios en la utilización de estos sistemas. Por ejemplo, al saber que el coche va a avisar ya frenar solo en caso de detectar un riesgo de colisión, algunos conductores se pegan más al coche que le precede o distraen durante más tiempo la atención.

Siete vicios que están adoptando los conductores por culpa de las nuevas tecnologías

También se puede relajar el nivel de atención ante un posible cruce imprudente de peatones en zonas urbanas, pensando que la tecnología del coche va a evitar un posible atropello.

Incluso se ha detectado que algunos usuarios se permiten a sí mismos conducir con somnolencia, confiados en que los ADAS van a mantener siempre al coche de su carril. Otro vicio común es no mirar hacia atrás al aparcar o salir de un estacionamiento, confiando en los sensores o en la alerta de tráfico cruzado.

Mantenimiento

Desde el punto de vista del usuario, los sistemas ADAS no requieren ninguna atención ni mantenimiento especial. Son los servicios oficiales, o talleres autorizados, quienes comprueban electrónicamente que no hay fallos en el sistema, según el mantenimiento programado. Tan solo se recomienda mantener limpias las zonas alrededor de las cámaras.

Pero cuando se sustituye y se instala un parabrisas nuevo, las cámaras y sensores de los sistemas ADAS que aloja han de ser recalibrados para asegurarnos de que ofrecen una información precisa a los sistemas de seguridad. Esta recalibración ha de ser realizada por profesionales con la formación, experiencia, metodología y tecnología adecuada.

"Una recalibración incorrecta puede producir fallos graves de los sistemas de seguridad de un vehículo", alerta Carglass. "Si el coche no es capaz de realizar un reconocimiento confiable del entorno y esto puede provocar un frenazo a destiempo o, lo que es peor, una colisión o un atropello", apuntan. 

Y además