Skip to main content

Noticia

Los afectados del Dieselgate que repararon sus coches dicen haber notado cambios... a peor

Dieselgate: solo garantía ampliada para Europa

La OCU pide 3.000 euros de indemnización para cada afectado en España.

La OCU calcula en 3.000 euros la indemnización que deberían recibir los afectados por el Dieselgate en España. No es mucho, especialmente si se tiene en cuenta que en EEUU la marca alemana aceptó una compensación económica de 4.500 euros para cada propietario.

El 60% de los afectados no ha aceptado la reparación oficial

La organización de consumidores OCU presentó una demanda colectiva contra Volkswagen a la que se sumaron casi 2.000 personas. Entre todas ellas ha hecho ahora una encuesta para ver cuántas respondieron a la carta enviada por la marca solicitando que pasaran por el taller para que sus coches fueran sometidos a una intervención por "una incidencia detectada en ciertos motores", tal y como decía textualmente la misiva.

En aquel momento, la OCU aconsejó no acudir al taller (en contra de la recomendación de la DGT que confirmaba la notificación). De acuerdo con los resultados de la encuesta, tan solo el 19% de los afectados han llevado su coche al taller. El 53% ha dicho no haber acudido al taller porque les han advertido de los malos resultados de la intervención o porque temían que afectara al comportamiento del coche (se ha dicho que  la reparación lleva consigo un incremento del consumo).

Los conductores que sí han aceptado la propuesta de VW y han llevado su coche al taller para solventar el fraude de las emisiones aseguran que han notado cambios... y a peor:

  • incremento del consumo
  • pérdida de potencia del motor

Esta infografía de la OCU resume la experiencia de los conductores:

Infografía OCU Dieselgate

El 13% tuvo que hacer reparaciones tras el cambio de software 

La OCU también ha querido saber si tras pasar por el taller para el cambio de software propuesto por VW los conductores han tenido que hacer nuevas reparaciones. La respuesta ha sido sí en el 13% de los casos (y un 10% más dice que debería hacerlo porque nota fallos).

Los usuarios que tienen un VW Jetta, un Seat Ibiza, VW CC y Scirocco han sido los que más reparaciones adicionales reconocen haber hecho. Y la válvula EGR, los inyectores de combustible y los filtros diésel, los elementos que han tenido que reparar.

La OCU afirma que estas reparaciones posteriores en los coches afectados han supuesto para los conductores un coste medio de 1.160 euros y asegura que aunque la marca niega cualquier vinculación entre estas segundas reparaciones y la actualización del software, en el 41% de los casos ha aceptado pagarlas.

Lecturas recomendadas

Más de Especial escándalo Volkswagen