Skip to main content

Noticia

Los 6 cuidados que han de tener tus hijos en el autobús escolar

Autobús escolar

El trayecto que nuestros hijos realizan en el autobús escolar hasta los centros de enseñanza es normalmente muy seguro, pero no está de más repasar ciertas precauciones a tomar para evitar disgustos. Vamos a repasarlas.

Uno de los principales recuerdos que tengo de mi niñez son los viajes al colegio en el autobús escolar. Allí pude hacer amistades que luego rentaban mucho a la hora del recreo, repasar a última hora para mis primeros exámenes y algunas cosas más que el paso del tiempo seguro que hacen que se borren de mi mente. Pero me queda que fue una experiencia muy positiva. Eso sí, para que la de todos vuestros hijos sea exactamente igual, conviene que tomen nota de ciertas precauciones a tomar. Son las siguientes:

1. Fuera del autobús escolar, nunca por detrás de él

Ya sea para ir a subirse o cuando se bajan de él, hay que grabar a fuego en la mente de nuestros hijos que jamás deben pasar por detrás del autobús. Incluso esto mismo vale para cualquier vehículo de estas características, no solamente para el que nos lleva al colegio. Ten en cuenta que el tamaño del propio autobús genera una gran cantidad de puntos ciegos al conductor que, ante cualquier maniobra imprevista, pueden suponer una desgracia en forma de atropello.

No te pierdas: Cómo saber si el bus escolar de tus hijos es seguro

2. Siempre se cruza por delante del autobús

A la hora de cruzar la calle, el niño ha de hacerlo siempre por delante del autobús escolar por las razones que te hemos contado en el punto anterior. Además, no debe cruzar muy pegado al mismo, para asegurarse que el conductor le ve. También hay que tener en cuenta un matiz muy importante, y es que el niño deberá buscar la aprobación del conductor, ya que será el que pueda ver claramente si hay algún peligro en forma de coche adelantando. Por desgracia, vivimos en una sociedad donde la gente tiene demasiada prisa, y este tipo de maniobras están a la orden del día, causando accidentes innecesarios.

3. Cómo comportarse dentro del autobús escolar

Es cierto que la labor de lograr que los niños se comporten bien dentro del autobús escolar es cosa del profesor o cuidador, pero no está de más que estos vayan aleccionados desde casa con ciertas pautas de conducta. Aunque les haga mucha ilusión ver a sus compañeros y tengan ganas de jugar con ellos, los niños deben tener clara la importancia de ocupar su asiento nada más entrar al vehículo, haciendo siempre uso del cinturón de seguridad.

4. Nunca correr hacia el autobús

Como decíamos en uno de los puntos anteriores, las prisas son siempre malas compañeras. Aunque el niño llegue tarde o vea que el autobús está a punto de partir, no debe salir corriendo jamás. Puede que en ese momento tenga que cruzar una calle o algo similar, quedando en una situación muy vulnerable porque su atención estará centrada en otro sitio. Paciencia y previsión son las claves para que esto no suceda.

autobus escolar amarillo

5. Lo que diga el monitor va a misa

Otra de las cosas que deben tener los niños grabada en su mente es que, dentro del autobús, hay que hacer caso de todo lo que diga el responsable, que buscará siempre la manera más segura de que los pequeños lleguen a clase sin ningún problema.

6. Los padres también pueden influir en la seguridad de sus hijos

¿Cómo pueden los padres influir en que los viajes en autobús escolar de los niños sean más seguros? Aunque muchos no lo sepan, es posible solicitar al centro de educación una visita al vehículo en el que van a viajar sus hijos, comprobando de primera mano el estado del mismo y el buen desempeño de los diferentes dispositivos, como los cinturones de seguridad. Además, también se podrá solicitar un 'meeting' con el monitor o profesor que les vaya a acompañar, lo que siempre general más tranquilidad.

Lecturas recomendadas