Skip to main content

Noticia

5 virtudes y un defecto del Suzuki Jimny

Nuevo Suzuki Jimny 2018
El pequeño 4x4 a examen.

En el mundo del motor parece que ya es todo sota, caballo y rey pero, de vez en cuando, alguien se sale de la norma y nos sorprende gratamente. Alguien decide que ya hay suficientes SUV y apuesta por un todoterreno de verdad, pero en vez de una mole lo hace en formato compacto. Alguien llega y saca a la luz al Suzuki Jimny, que ha sido una de las mejores noticias de 2018.

VÍDEO: Suzuki Jimny 2019, todos los detalles, especificaciones

El “pequeñín” ha encandilado a la crítica pero, ¿es todo bueno en él? Hoy te contamos cinco virtudes y un defecto del Suzuki Jimny.

Virtudes

Su imagen

Para gustos los colores, pero el Suzuki entra por los ojos. Su estética retro le distingue del resto de modelos del mercado, sus compactas dimensiones le confieren unas proporciones bastante musculosas, las líneas rectas transmiten aplomo y las piezas de plástico negro acabado en mate presentes en parrilla, paragolpes y pasos de rueda le sientan realmente bien, sobre todo cuando la carrocería está decorada en colores chillones.

Prueba del Suzuki Jimny

4x4, no SUV

El mundo es de los SUV, pero nosotros nos quedamos con este todoterreno de verdad, que rompe con la norma tanto por imagen como por capacidad. El Jimny está hecho para salir del asfalto, cuenta con un sistema de tracción integral que puede operar en modos 4x2, 4x4 para superficies deslizantes y 4x4 con reductora, que le permite lidiar con terrenos bastante difíciles

Más potente

Lógicamente no es el coche del mercado, algo que tampoco necesita dado su tamaño y peso (1.044 kilos), pero esta nueva generación monta un motor 1.5 de 102 CV que gana bastante pegada respecto al que empleaba su predecesor, de solo 85. Eso sí, el conjunto mecánico “es para lo que es”, y combinado tanto con el cambio manual de cinco marchas como con el automático de cuatro, no está pensado para ir a grandes velocidades.

Interior sencillo pero atractivo

El Jimny huye de recargos en su exterior, y también en el interior. Su habitáculo no es un prodigio de materiales (la tapicería es de tela y abunda el plástico) ni de tecnología (solo una pantalla táctil en la consola central), pero el conjunto funciona. Los dos relojes analógicos del cuadro de mandos son bastante llamativos, toda la botonería y controles están bastante recogidos, y la palanca de cambios “vista” le da un toque bastante interesante.

Precio

El nipón arranca en 17.000 euros y, aunque sea con el nivel de equipamiento más espartano, es una cantidad interesante por la que hacerse con un 4x4 muy capaz. Alternativas en el mercado pocas hay y, por una cantidad tan contenida, todavía menos.

Defecto

Seguridad

Y es que el Suzuki Jimny “ha pinchado” en el test del Euro NCAP, consiguiendo una puntuación de solo tres estrellas. ¿A qué se ha debido? A que la estructura del habitáculo se deformó bastante en los choques frontales, la zona del pecho no ofrece la protección suficiente e incluso el airbag del conductor mostró una presión de inflado inferior a lo recomendable, impactando la cabeza de este contra el volante. Además, ninguna de las tres tecnologías de asistencia a la conducción que se evalúan (frenada de emergencia, cambio de carril y control de velocidad) tuvieron un gran desempeño.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además