Skip to main content

Noticia

Los 3 peores rivales del Suzuki S-Cross

Suzuki S-Cross 2017

El popular, el parejo y el accesible.

Dentro del segmento de los SUV C compactos hay tanta variedad que a menudo algunas opciones menos conocidas por el público general se quedan en el tintero, como es el caso del Suzuki S-Cross. El nipón se plantea como una alternativa espaciosa y con un precio competitivo, pero tiene que hacer frente a rivales muy duros de la talla de Nissan Qashqai, Mitsubishi ASX y Ssangyong Tivoli.

VÍDEO: Así era el anterior S-Cross

A pesar de ello el Suzuki se muestra como un producto muy sólido, con unas dimensiones que están en la media del segmento (4.300 mm de largo, 1.785 mm de ancho y 1.585 mm de alto) y un diseño distintivo que en su actual generación desataca por la llamativa parrilla cromada, la enorme entrada de aire central en el paragolpes y los marcados nervios del capó. El habitáculo cuenta con espacio para cinco personas y ofrece un maletero con 430 litros de capacidad.

Su gama de motores no es muy amplia, puesto que solo ofrece dos bloques de gasolina, de 110 y 140 CV, y uno diésel de 120 CV, pero cuenta entre sus principales puntos a favor ofrecerse tanto en versiones de tracción delantera como integral.

Mitsubishi ASX o Suzuki S-Cross, ¿cuál es mejor?

Con el protagonista claro, estos son los 3 peores rivales del Suzuki S-Cross:

Nissan Qashqai

El rey, el espejo en el que todos se han de mirar, el superventas del segmento. El Nissan Qashqai lleva años dominando con puño de hierro y es el rival a batir. Su exitosa fórmula ha evolucionado con el tiempo y actualmente ofrece una estética muy cuidada (es imposible no fijarse en la parrilla V-Motion cromada), una amplia oferta mecánica, una puesta a punto tanto de dirección como de suspensión y una dotación tecnológica ampliada con la incorporación del sistema ProPilot de conducción semiautónoma, que se encarga de acelerador, freno y dirección en autovías y autopistas.

Mitsubishi ASX

Muy parejo al Suzuki S-Cross en cuanto a precio, prácticamente calca sus dimensiones, pero algo más alto, lo que ofrece un mayor espacio para la cabeza de los pasajeros, aunque su maletero se queda algo corto (422 litros). Su gama de motores también es bastante similar, con tres bloques, aunque son dos los diésel y la horquilla de potencias es algo mayor (entre 114 y 150 CV). El más potente monta una caja de cambios automática y un sistema de tracción a las cuatro ruedas que le convierten en la variante más capaz de la familia.

Ssangyong Tivoli

El Ssangyong Tivoli es el rival que ataca por abajo en lo que se refiere a precio, ya que se puede adquirir desde 16.000 euros, lo que supone un importante punto a su favor. Además, es una de las opciones con más personalidad en términos de diseño, con unas líneas muy características y detalles llamativos como el techo en color de contraste. Peca de ofrecer solo dos motores, un diésel de 115 CV y un gasolina de 128, aunque el de gasóleo se oferta con transmisión automática y tracción 4x4. Es el más compacto por sus medidas, pero aún así tiene un maletero con 423 litros de capacidad.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas