Skip to main content

Noticia

Los 3 peores rivales del Audi A6 2018

Los 3 peores rivales del Audi A6 2018
Competición de alto standing.

El Audi A6 se ha renovado este año convirtiéndose en prácticamente una versión algo más pequeña del A8: espacio, confort y tecnología de última hornada para destacar en el segmento de las berlinas premium. Sin embargo, no está solo en el mercado: estos son los 3 peores rivales del Audi A6 2018, dos de ellos ya enemigos clásicos que están dentro de la misma frontera alemana.

VÍDEO: Audi A6 2018, todos los datos, precio, especificaciones

Pero, antes de ver las cartas de los contrincantes, hay que saber cuál es la mano que gasta el Audi. Su estética se mantiene fiel a su concepto, evolucionando un diseño que resulta inevitablemente familiar, pero aumenta su tamaño, por lo que ofrece más espacio en el interior, un interior de la calidad habitual y en el que se lleva todo el protagonismo el conjunto de tres pantallas: cuadro de instrumentos Audi Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas, consola central de 10,1 y una debajo de esta con 8,6 pulgadas.

Su gama mecánica es bastante amplia, con cuatro opciones (2.0 TDI 204 CV, 3.0 TDI 231 CV, 3.0 TDI 286 CV y 3.0 TFSI V6 340 CV) que emplean hibridación suave con sistemas eléctricos de 48 voltios que ayudan a rebajar el consumo. Además, también está disponible en versión familiar Avant que ofrece hasta 1.680 litros de maletero.

BMW Serie 5

La concepción del BMW Serie 5 es muy similar a la de su rival, habiendo adoptado toda la tecnología disponible en el Serie 7. Muestra un estilo elegante y sobrio en unas dimensiones prácticamente calcadas a las del modelo de los cuatro aros, aunque el habitáculo cuenta con un cuadro de mandos analógico (la consola central si es de 10,25 pulgadas). En lo que respecta a tecnología, le mira de tú a tú: aparcamiento automatizado, visión remota en tiempo real desde el smartphone, conducción semiautónoma en autopista a velocidades de hasta 200 km/h…

Su oferta mecánica incluye varias opciones, tanto diésel como gasolina, aunque destaca el M5, el más deportivo con 600 CV de potencia y tracción integral a las cuatro ruedas, y el 530e iPerformance, un híbrido enchufable con 50 kilómetros de alcance 100% eléctrico. Además, tiene en su gama la variante Touring de corte familiar.

Mercedes Clase E

El Mercedes Clase E estrenó nueva generación en 2016, tiempo suficiente para generar alrededor del modelo base un gama tan amplia que apabulla a sus rivales directos. Junto a la berlina también se ofrecen las versiones All-Terrain, con formato de familiar y añadidos típicos de los SUV; Coupé, de tres puertas e imagen más dinámica; y Cabrio, la carrocería descapotable.

A esto hay que sumar que prácticamente en todos está disponible una gama de motores gasolina y diésel de entre 184 y 231 CV, versiones híbridas y los potentes AMG, que pueden llegar hasta los 612 CV. Su apartado tecnológico incluye aparcamiento automático, frenada automatizada, conducción semiautónoma, etc.

Infiniti Q50

La opción nipona para romper la hegemonía germana, luce la estética más diferenciada y atrevida del grupo, con un aspecto musculoso que adelanta una gama de motores muy interesantes. De acceso está disponible un diésel de 168 CV, le sigue un gasolina de 208 CV y en la cima de gama se asientan dos opciones muy diferentes: por un lado un gasolina 3.0 V6 biturbo de 405 CV y por otro el híbrido que combina un V6 de 3,5 litros con un bloque eléctrico para entregar 364 CV y conseguir un consumo medio de 6,2 litros.

Y además