Noticia

25 aniversario del Saab Cabrio

Ignacio Ortihuela

10/05/2011 - 11:57

El Saab Cabrio celebra los 25 años de su lanzamiento. Es el cabrio sueco por antonomasia y se ha colocado como uno de los impulsores de los coches descapotables para cualquier época del año. El precursor fue un Saab 900 Cabrio que 'lució palmito' en el Salón de Fráncfort de 1983.

Todo empezó en 1986, cuando el primer coche de la serie 400 del Saab 900 Cabrio fue fabricado para su distribución en el mercado los EEUU. Tras tres generaciones, el Saab Cabrio celebra sus bodas de plata con casi 300.000 unidades vendidas en todo el mundo.

Por ejemplo en mercados como los de Reino Unido, Suecia y Holanda, donde el clima no destaca por los días soleados, el Saab Cabrio ha representado hasta un 50 por ciento del total de ventas en descapotables.

El Saab Cabrio cumple sus bodas de plata. Nació en el Salón del Automóvil de Fráncfort el mes de septiembre de 1983, cuando la marca sueca presentó un 900 Concept Car con capota de lona. Era un descapotable que tenía una imagen distinta, ya que a pesar del espacio destinado a guardar la capota, quedaba sitio suficiente en la parte trasera para dos adultos. Había nacido el coche de cuatro plazas y cuatro estaciones.

El Saab 900 Cabrio estaba equipado de serie con capota de accionamiento eléctrico y tapicería de cuero. El techo de triple capa era resistente e impermeable. A diferencia de muchos de sus competidores, tenía una luneta trasera de cristal climatizada, no un sustitutivo de plástico con tendencia a agrietarse.

Tras su lanzamiento con un motor 2.0 turbo de 175 CV, la gama Cabrio se amplió rápidamente para incluir más motores, más variantes y las versiones Aero. El lanzamiento del “Monte Carlo” amarillo en 1992 aumentó la popularidad del modelo.

La nueva generación del Cabrio, y la evolución del Saab 9-3 en 1998, trajeron como principales novedades una cubierta trasera completamente plana y una capota de lona con accionamiento hidráulico en lugar de eléctrico, que se guardaba en un espacio rediseñado para tener más capacidad de carga.

La tercera generación de la gama Saab Cabrio, lanzada en 2003, aportó varias innovaciones a este modelo, como son la capota con el accionamiento más rápido en el segmento, mecanismo de autoguardado de la capota (CargoSET), un exclusivo sistema de movimiento en dos fases para despliegue rápido, el sistema Hydroblox, un repelente de agua para la tapicería, y el ajuste automático de control climático para la calefacción, de ‘arriba hacia abajo’.


Con la protección antivuelco ‘DynaCage’, incluyendo arcos antivuelco emergentes traseras y cinturones de seguridad delanteros integrados, el Saab Cabrio de tercera generación fue el primer descapotable en conseguir la máxima calificación de cinco estrellas EuroNCAP.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches