Skip to main content

Lista

Motor

Los 5 mejores coches de rally hechos para carretera

5 mejores coches rally hechos carretera

Estos son los 5 mejores coches de rally hechos para carretera de la historia. La lista incluye modelos clásicos y modernos, pero todos ellos con victorias en el WRC.

Los coches de rally son máquinas de competición de alta ingeniería diseñados con un solo propósito: ganar el Campeonato del Mundo de Rally (WRC). Estos vehículos deben estar basados en modelos de producción en serie, por lo que muchos coches de calle poseen ese gen de rally que tan solo unos pocos incluyen en su ADN. Hoy analizamos los 5 mejores coches de rally hechos para carretera de la historia.

VÍDEO: Coches que son un imán para la Guardia Civil

 

5 coches clásicos muy complicados para conducir

La lista es breve y seleccionar únicamente cinco ha sido difícil, dejando fuera modelos tan impresionantes como los que participaron en el icónico Grupo B, incluyendo al Audi Sport Quattro, el Ford RS200, el Lancia Stratos o el Renault 5 Turbo (I y II). Sin embargo, hemos seleccionado únicamente aquellos coches de carretera basados en modelos de rally que conquistaron al menos un título de campeón del mundo. Estos son los elegidos (por orden cronológico):

Peugeot 205 T16

5 mejores coches rally hechos carretera

El primero de la lista es el Peugeot 205 T16. Basado en el 205 Turbo 16 con el que Timo Salonen y Juha Kankkunen consiguieron ganar el campeonato en 1985 y 1986, del 205 T16 de calle únicamente se construyeron 200 unidades y todas ellas estaban equipadas con un motor central de cuatro cilindros sobrealimentado de 200 CV. El bloque estaba ligado a un cambio manual de cinco velocidades.

Lancia Delta

5 mejores coches rally hechos carretera

El Lancia Delta es uno de los coches de rally con mayor éxito en competición. Entre 1987 y 1992 logró seis Campeonatos de Constructores consecutivos y cuatro Campeonatos de Pilotos con las figuras de Juha Kankunnen y Miki Biasion. La versión de calle del Delta vivió diferentes versiones (HF, Integrale, Evoluzione), pero todas ellas equipaban un motor turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros con potencias comprendidas entre los 130 y 215 CV. Ligado a un cambio manual, su efectivo sistema de tracción integral y su impresionante puesta a punto le valieron para convertirse en el último gran coche fabricado por Lancia.

Subaru Impreza WRX STi

5 mejores coches rally hechos carretera

Si los dos anteriores son iconos del Campeonato del Mundo, el Subaru Impreza WRX STi forjó su leyenda en los rallys. El modelo fue concebido como un coche de competición que más tarde se convertiría en un vehículo de calle. El Impreza conquistó los tres únicos títulos mundiales de Subaru con Colin McRae, Richard Burns y Petter Solberg, así como tres Campeonatos de Constructores consecutivos entre 1995 y 1997. Al igual que el Delta, el Impreza WRX STi de calle se ha comercializado en un sinfín de versiones y ediciones especiales, pero siempre ha estado caracterizado por equipar un motor bóxer de cuatro cilindros sobrealimentado con diferentes niveles de potencia.

Mitsubishi Lancer Evolution

5 mejores coches rally hechos carretera

El rival natural del Impreza siempre fue y será el Mitsubishi Lancer Evolution. Tras el título de McRae y el primer Campeonato de Constructores, el Lancer Evolution conquistó cuatro Campeonatos de Pilotos de la mano de Tommi Mäkinen entre 1996 y 1999, y un Campeonato de Constructores en 1998. La versión de calle se ha comercializado en diez generaciones diferentes, pero para muchos la mejor fue el Mitsubishi Lancer Evolution VI. Todos ellos han equipado diferentes versiones de un motor de cuatro cilindros en línea sobrealimentado, destacando por encima de ellos el icónico 4G63.

Toyota GR Yaris

5 mejores coches rally hechos carretera

Para conocer al último de los mejores coches de rally hechos para carretera, debemos remontarnos hasta la actualidad. Este honor corresponde al Toyota GR Yaris, un rara avis en estos tiempos de electrificación. El modelo se lanzó al mercado en 2020 y está basado en el Yaris WRC que ha ganado los dos últimos títulos mundiales (2019 y 2020) con Ott Tänak y Sébastien Ogier. Un motor turbo de tres cilindros y 1.6 litros genera 261 CV de potencia, gestionados por un cambio manual de seis velocidades y un sistema de tracción total en un utilitario de segmento B. Existe, y es todo un éxito comercial.

Etiquetas:

Rallys

Y además