Skip to main content

Lista

Motor

3 motivos sensatos para comprar un coche diésel en 2021

2035, el año que ha fijado Europa para acabar con los coches gasolina y diésel

El escándalo de las emisiones trucadas le ha costado caro al gasóleo. En nuestro país, en apenas siete años, ha pasado de tener una cuota de mercado del 70% en 2013 a una del 28% en 2020. La famosa 'demonización' a la que se ha sometido a estos motores y la percepción de que acabarán prohibiéndose, total o parcialmente, ha hecho que muchos dejen de considerarlo como una opción viable. Y, sin embargo, no todo es exactamente así. Por eso, hoy te damos 3 motivos sensatos para comprar un coche diésel en pleno 2021.

Y van desde el lado económico de la ecuación (el principal cuando hablamos del diésel, ¿para qué engañarnos?) hasta otros que tal vez hayas tenido en cuenta mucho menos. Como la posibilidad de entrada a zonas de bajas emisiones con él, o incluso algunos aspectos relacionados con el cambio climático.

Más barato a la larga

diesel prohibido

Aunque el precio de compra es de media unos 1.500 euros más caro para un diésel que para un gasolina equivalente, la verdad es que, si haces una buena cantidad de kilómetros al año, lo amortizarás rápido. Gracias, en parte, a sus menores consumos y en parte al precio más bajo del combustible, por encima de 20.000 km/año no tardarás ni cuatro años.

No es menos cierto que sus reparaciones salen más caras, por lo que también hay que tener eso en cuenta, pero el consenso es que tu bolsillo te lo acabará agradeciendo. Y más en estos tiempos, pues los fabricantes están constantemente lanzando ofertas, a veces bastantes interesantes, dada la dificultad que tienen para vender sus coches de gasóleo. 

La misma etiqueta que un gasolina

Etiqueta Eco y la etiqueta Cero de la DGT

Si compras un diésel de nueva matriculación, y que por tanto cumplirá con la normativa Euro 6, ¿qué etiqueta de la DGT te corresponderá? La C; es decir, la misma que con un gasolina equivalente. Esta no te permitirá entrar en algunas zonas de bajas emisiones reservadas solo a la Eco y la Cero, pero sí en otras, como la de Barcelona. Al contrario, por tanto, que los antiguos, con etiqueta B, que no podrán entrar al centro de la Ciudad Condal a partir de 2022.

A pesar de la demonización a la que algunos gobiernos han sometido a esta tecnología, no es probable que esto cambie sustancialmente en los próximos años. Porque muchas empresas, sobre todo en Europa, dependen de los coches diésel, y presionarán para que no se los excluya del todo.

Ecológicos (en función de tu uso)

3 razones por las que un coche diesel te puede consumir mas
Con el filtro pasa lo mismo, tienes que circular a menudo por autopista para que se limpie
Gettyimages.
-

Gettyimages

Quizá te sorprenda hablar de medioambiente en una lista de 3 motivos sensatos para comprar un coche diésel, pero así es. Como repiten a menudo los expertos, esto no va de tecnologías buenas y malas, sino de la tecnología adecuada para cada uso. Por encima de los 35.000 kilómetros al año, el gasóleo, que es energéticamente más eficiente, compensa tanto desde el punto de vista económico como desde el ecológico.

Y es que este tipo de motores son hoy en día un 90% menos contaminantes que hace 15 años. Pero incluso cuando hablamos de CO2, emiten un 15% menos que un propulsor equivalente de gasolina. Así que, si te preocupa el cambio climático, en realidad estarías contribuyendo menos a generarlo. Es en el apartado de los gases NOx, que son nocivos para el ser humano (además de causar lluvia ácida y otras consecuencias negativas para la naturaleza, hay que admitirlo), donde fallan. Por eso tiende a eliminarse el concepto de diésel eminentemente urbano, que nunca tuvo mucho sentido de todas formas. Aunque eso sí, los filtros de partículas y los catalizadores cada vez son mejores, y avances como el AdBlue han hecho también que las emisiones de este tipo sean más y más bajas.

Y además