Skip to main content
Toyota ofrecerá nuevos sistemas de ayuda a la conducción

Toyota ofrecerá nuevos sistemas de ayuda a la conducción

Toyota comenzará a comercializar en 2015 un conjunto de tecnologías de seguridad activa y de ayuda a la conducción de nuevo desarrollo. Inicialmente estarán disponibles en Japón para ir extendiéndose después por Norteamérica y Europa hasta finales de 2017.

Una de las nuevas tecnologías está diseñada para ayudar a evitar o mitigar colisiones con un amplio intervalo de velocidades. Se ofrecerán en forma de dos packs ‘Toyota Safety Sense’, a unos precios pensados para fomentar un uso generalizado. Son los llamados pack ‘C’ para vehículos compactos y un pack ‘P’ para vehículos de tamaño medio y alta gama. Combinan un radar láser (pack ‘C’) o un radar de ondas milimétricas (pack ‘P’) y una cámara, lo que da lugar a un elevado nivel de fiabilidad y rendimiento. El pack Toyota Safety Sense C integra varias de las tecnologías de seguridad activa existentes de Toyota: el Sistema pre-colisión, que ayuda a evitar o mitigar colisiones; el Aviso de cambio involuntario de carril, que alerta cuando el vehículo abandona su carril involuntariamente y las luces largas automáticas, que aportan una visibilidad óptima al conducir de noche. Por su parte, el Toyota Safety Sense P, además de las tres tecnologías de seguridad activa incluidas en el pack Toyota Safety Sense C, incorpora una función de detección de peatones en el sistema pre-colisión y ofrece un control de crucero con radar.

A partir de 2015, algunos de los nuevos modelos de Toyota serán compatibles con sistemas avanzados de cooperación vehículo-infraestructura. Estos sistemas utilizarán una frecuencia específica para la comunicación entre la vía y el vehículo y entre unos vehículos y otros, para así recopilar información que no se pueda obtener mediante los sensores del vehículo. Toyota desarrolla interfaces compatibles con ITS en colaboración con ministerios y agencias gubernamentales, así como empresas privadas, con el objetivo de comercializarlas tan pronto como sea factible.

También en 2015, Toyota contarán con una tecnología de reciente desarrollo de luces de carretera adaptables, para poder controlar con más precisión la distribución lumínica mediante un control de LED independiente. El nuevo Sistema de luces de carretera adaptables se vale de múltiples LED controlados por separado y dispuestos en una única hilera, para ofrecer una mayor amplitud de iluminación que los sistemas anteriores sin deslumbrar a los conductores de los vehículos que circulan por delante y en sentido contrario. Por ejemplo, el nuevo sistema puede iluminar la distancia entre los vehículos que circulan por delante y los que vienen en sentido contrario, lo que facilita la detección de peatones que crucen la vía. También adapta la distribución de luz a un amplio abanico de circunstancias de conducción: en un entorno urbano, por ejemplo, se iluminará un espacio amplio, mientras que al conducir a gran velocidad se empleará iluminación de larga distancia. El sistema ajusta asimismo la distribución de luz en función de los movimientos del volante, para mejorar la visibilidad al salir de las curvas.

Más de Espacio Toyota