Semáforos inteligentes, ¿el final de los atascos?

Semáforos inteligentes, ¿el final de los atascos?

21/04/2015 - 16:42

Que los semáforos se ponga en rojo justo cuando vas a pasar no es casualidad. Su funcionamiento está regulado por los controladores de tráfico; por eso hay investigaciones que aseguran que los semáforos inteligentes pueden acabar con los atascos.

Una leyenda urbana cuenta que si se circula por ciudad a una velocidad constante y un poco por debajo de la máxima permitida, todos los semáforos se pondrán en verde y no habrá que parar en ninguno. A este fenómeno se le conoce como onda verdeLo malo es que es muy difícil encontrar esa onda verde, aunque hay quien ha dedicado mucho tiempo a buscarla.

Carolina Osorio, profesora asociada de Ingeniería Civil y Medioambiental en el MIT, ha creado un nuevo algoritmo que permite predecir el tráfico antes de que comience. Según la investigadora, con este software de simulación mejorará el tráfico de una forma mucho más efectiva de lo que lo ha hecho ningún software hasta ahora. Mediante la optimización de la sincronización de los semáforos, más allá de las capacidades de los actuales, se ha demostrado que sus modelos reducen los tiempos de viaje en hora punta en un 22 por ciento.

Con los modelos actuales, no se pueden tener en cuenta las reacciones de la gente a los cambios en las condiciones del tráfico. Según Osorio, “si el tiempo de viaje aumenta en una arteria principal, los conductores pueden cambiarse”. Y eso es algo que los actuales sistemas no pueden valorar.

Para entenderlo mejor, podemos imaginarnos un cruce en el que hay mucho más tráfico en el sentido norte-sur que en el eje este-oeste. Los modelos más simples pueden decidir que el semáforo permanezca más tiempo abierto en la vía que va de norte a sur. Pero sin simuladores más complejos, no se puede decidir objetivamente el tiempo que deben durar los discos verdes abiertos, contando también con el posible efecto dominó que tal cambio puede producir.

Para comprobar la solvencia de su solución, Carolina Osorio ha aplicado su modelo al tráfico de Lausana (Suiza). Tomando los datos de 47 calles y 15 intersecciones (9 de las cuales estaban reguladas por semáforos), el estudio aplicó los algoritmos del MIT durante la hora punta de la tarde, con un resultado de una reducción en los tiempos de viaje de una cuarta parte.

También te puede interesar:

Toypta Safety Sense, el futuro de la seguridad

Toyota pone a prueba un servicio compartido de i-Road 

La reacción en cadena más larga

Más de Espacio Toyota