Skip to main content

Comparativa

Comparativa del Renault Twingo vs Kia Picanto y Volkswagen Up

Comparativa: Renault Twingo vs Kia Picanto y Volkswagen Up

Desde 2014 en el mercado con el exotismo que le otorga su motor trasero, el Renault Twingo acaba de recibir un lavado de cara. ¿Suficiente para destacar frente a sus dos principaes rivales? Eso es justo lo que vamos a responder en esta comparativa del Renault Twingo vs Kia Picanto y Volkswagen Up.

El Kia Picanto llega con el acabado GT y el paquete de navegación.  El Volkswagen Up, en blanco, como modelo 1.0. El Renault Twingo TCe 90 Intens está disponible con llantas de 16 pulgadas. El facelift le da al Renault algo de frescura y potencia, si bien cambia poco de base.

VÍDEO: Todos los accesorios del Twingo

Al igual que en sus competidores de 3,60 metros de largo, el espacio al volante es suficiente. La postura en el Twingo es algo más elevada de lo habitual en este segmento. A los conductores más altos les costará encontrar una postura perfecta.

Esto es más fácil con el Kia: los asientos está mejor resueltos, y conductores de todos los tamaños encontrarán antes una buena postura. En el Volkswagen (como en el Twingo) han racaneado y los reposacabezas van integrados y por lo tanto no son  ajustables. Pero el espacio en la segunda fila es absolutamente correcto, y los asientos son cómodos.

En la parte trasera, el Twingo es menos ancho y alto, y vas en una postura demasiado baja. El Kia es el que tiene la segunda fila más desahogada, y vas sentado seis centímetros más arriba que en el Twingo.

Dentro, el Renault  incluye inserciones de colores que envuelven la instrumentación. La ordenada estación de trabajo en el Up es claramente más austera, pero muy ergonómica: velocímetro grande en el medio frente al conductor, elementos operativos convenientemente dispuestos y con una función clara.

El Kia Picanto también se basa en la objetividad. No hay ornatos innecesarios, pero sí gráficos grandes y fáciles de leer en una instrumentación clásica.

Así se comportan

Veamos las características de manejo de los tres candidatos de prueba. El motor trasero del Twingo significa mucha dirección en el frente. Por eso necesita solo 8,9 metros para girar, más de un metro de diferencia respecto a sus rivales.

Renault Twingo vs Kia Picanto y Volkswagen Up

El tres cilindros de 0,9 litros ahora produce 93 CV (antes 90), pero no solo se mantiene acústicamente restringido, sino también en el temperamento. Acelera de 0 a 100 en 12,25 segundos. Por otro lado, las relaciones del cambio son latgas y par algo escaso. La deportividad es otra cosa.

Significativamente más dinámico se muestra el Picanto con sus 100 CV. Siempre en forma, su de tres cilindros, su enérgico motorcillo responde espontáneo y maravillosamente homogéneo. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 9,3 y en carretera da mucha confianza: incluso cuando se trata de adelantar camiones.

Las relaciones del Volkswagen son tal largas que que incluso aterriza detrás del Twingo en términos de elasticidad. Y es una lástima, porque de lo contrario el rendimiento del genial 1.0 de 90 CV podría brillar sin limitaciones.

Eso es algo que se ve en su aceleración: comparativamente más silencioso que sus rivales, alcanza los 100 km/h en unos muy respetables 10,3 segundos, sin agujeros de rendimiento perceptibles. Y se mantiene con 5,2 l/100 km como el más económico.

A pesar de las ruedas de 17 pulgadas el Volkswagen tiene un comportamiento agradablemente equilibrado, su suspensión parece la más madura de las tres. El Kia resulta algo más seco y torpe sobre asfalto irregular, y el Twingo es más suave e invita a una conducción relajada y sin sobresaltos.

 

Y además