Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Range Rover Evoque 2019 vs Audi Q3 y el Lexus UX

Comparativa del Range Rover Evoque contra el Audi Q3 y el Lexus UX

En esta comparativa del Range Rover Evoque 2019 contra el Audi Q3 y el Lexus UX, el noble británico compite por primera vez contra lo más granado de la categoría de los SUV compactos. ¿Mantendrá el tipo?

Para empezar, solo por su aspecto, diríamos que el nuevo Range Rover Evoque 2019 cumple con creces: poderoso y elegante, inmaculado, llamativo, como uno de estos bonitos coches de exhibición que se ven en los salones del automóvil y nunca se fabrican. Esta unidad llega con el motor de gasolina de 250 caballos

No te pierdas: prueba a fondo del Lexus UX

El Audi Q3, que está disponible con un motor de gasolina de 230 caballos, y el también nuevo Lexus UX 250h llega con 184 caballos híbridos. El japonés viene con un diseño llamativo, una parrilla dentada, pasos de rueda angulares, faros afilados. Muy refrescante.Los diseñadores también han modelado imaginativamente el cockpit, con un reloj central redondo (7 pulgadas) y una pantalla de 10,3 que cuesta un extra. Aun así, la operación multimedia con el touchpad tiene algo de dificultad, hay mejores soluciones.

VÍDEO: el diseño del Range Rover Evoque 2019, al detalle

El interior del Range Rover es extremadamente refinado, una fiesta para los ojos. Ahora hay dos pantallas táctiles de 10 pulgadas para controlar todas las funciones posibles, como la navegación por satélite y el sistema de audio (de serie), y con la inferior regulas el climatizador, todo muy claro y noble.

Cockpit digital

El cockpit del Audi también es atractivo con su instrumentación digital (12,3 pulgadas, opcional) y el gran navegador por satélite de 10,1 pulgadas, que también  es un extra, tiene unos gráficos excelentes.

Comparativa del Range Rover Evoque contra el Audi Q3 y el Lexus UX

El Q3 tiene claramente más espacio delante y detrás, es muy agradable y aireado. Delante, recomendamos los fabulosos asientos deportivos opcionales. La fila trasera se desplaza longitudinalmente, y el respaldo es ajustable.

En el Lexus, delante, los asientos se ven algo más pequeños que en sus rivales, y vas en una posición más baja. Y el espacio útil es más ajustado.  en asientos relativamente pequeños, más bajos que en el Q3 y el Evoque. Este último ha ganado en desahogo en las plazas traseras, donde vas realmente cómodo. En el asiento delantero vas entronizado, como corresponde a un Land Rover. 

Durante la comparativa del Range Rover Evoque contra el Audi Q3 y el Lexus UX nos ha sorprendido el 2.0 litros con 250 CV del británico, es realmente fogoso, si bien hay que contar con un pequeño agujero del turbo inicial. El Audi lo mitiga mejor, y luego gira con más avidez todavía. El cambio automático de nueve velocidades es muy diligente, y la dirección ha mejorado claramente: es mucho más rápida y comunicativa. No recomendamos las preciosas llantas de 21 pulgadas de esta unidad: lo vuelve más seco y torpe sobre asfalto bacheado.

El Lexus es un mechero 

Comparativa del Range Rover Evoque contra el Audi Q3 y el Lexus UX

Detrás del 45 TFSI del Q3, y hay un cuatro cilindros de 2.0 litros. Junto con la transmisión de doble embrague de siete velocidades y la tracción en las cuatro ruedas, es pura diversión. El motor TFSI es potente, gira muy suelto, pero permanece silencioso. El DSG responde con rapidez, la dirección funciona con precisión, el chasis (con amortiguadores controlados electrónicamente) permanece siempre aplomado. En resumen, este Audi es especialmente ágil.

El Lexus viene como un sistema híbrido de 184 CV. Invita a una conducción más relajada: la prisa o la agitación no le sientan muy bien, y si estiras el motor de gasolina, se puede volver algo ruidos, aunque este Lexus está muy bien aislado. 

El chasis es muy equilibrado, y las ruedas de 17 pulgadas le van como anillo al dedo.  La dirección es un poco pastosa, pero lo suficientemente directa. Y ahora, los consumos: en una ronda de prueba por carreteras de montaña de 150 kilómetros en el sur de Italia, el Lexus solo tragó 6,8 litros/100 km. El Audi se permitió 10,1 y el Evoque incluso 12,7 litros. Y es que la diversión, claro está, tiene un precio. 

 

Lecturas recomendadas

Y además