Comparativa

Comparativa en familia: Audi Q2/Seat Ateca/Skoda Kodiaq/VW Tiguan

Dentro del grupo Volkswagen, la tecnología de sus plataformas permiten coches sorprendentemente distintos aunque partan de diferentes plataformas.¿Cuáles son las ventajas y/o desventajas de esto? Lo vamos a comprobar al volante de tres SUV que comparten genética. Comparativa: Audi Q2/Seat Ateca/Skoda Kodiaq/VW Tiguan.

Empecemos con el más pequeño: el Audi Q2. El motor de dos litros TDI de 190 CV y el cambio automático DSG coinciden aquí en una carrocería de solo 4,19 metros de largo y 1,51 de alto. Lo cierto es que no queda mucho espacio para los pasajeros de las plazas traseras ni el equipaje. A cambio, los acabados son excelentes. Delante uno va cómodo, si bien la postura es más baja de lo que uno espera en un SUV y el espacio para la cabeza no es muy generoso. La visibilidad, por tanto, no es uno de sus puntos fuertes.

El maletero cubica de 405 a 1.050 litros. Ahora, las ventajas: al ser más pequeño que sus rivales, pesa 304 kilos menos que el Skoda aunque la plataforma y tecnología sea prácticamente idéntica. Eso le permite una conducción muy ágil y la mayor punta de la comparativa: 218 km/h. También logra la mejor cifra de consumo: 6,5 litros a los 100 kilómetros. También es el más caro, a pesar de ser el más pequeño. Y eso tiene mucho que ver con los cuatro aros plantados en el capó, pero también con un nivel de acabados y detalle dentro que lo hacen estar medio segmento por encima de sus rivales.

VIDEO: Así es la conectividad en el Skoda Kodiaq

El Seat Ateca cuesta bastante menos que el Q2, y ofrece más espacio y practicidad interior. Con sus 4,36 metros es 17 centímetros más largo y 12 más alto. Nos gusta la anchura interior y su postura elevada al volante, más acorde con el concepto SUV. Las plazas traseras son amplias y lo suficientemente amplias para que dos adultos realice un viaje largo sin problemas. La parte negativa son los materiales: los ajustes son sólidos, pero el aspecto de los plásticos es de menor calidad que en sus hermanos de grupo. Esto no quiere decir que el Ateca esté mal acabado, ni mucho menos. Pero comparativamente, en este apartado queda un poco por detrás.

Brilla, en cambio, en el apartado del comportamiento. El motor se hace algo más presente que en sus rivales al llevar algo menos de material aislante, pero lo cierto es que se lleva a las mil maravillas con esta carrocería. Solo pesa 81 kilos más que el Q2, y prácticamente acelera igual de bien. Las curvas las toma con precisión y los balanceos son muy contenidos. Permite una conducción muy dinámica y divertida, con mucho margen de seguridad. También lleva cambio DSG, pero una variante menos robusta que la del Q2. Por eso, su capacidad de carga y carga tirada es algo inferior a la del Audi.

El Tiguan, el más confortable

El Volkswagen Tiguan, con 4,49 metros, es 13 centímetros más largo que el Ateca, y cinco más alto. Y aprovecha esta ventaja al máximo en el interior. Detrás hay espacio sobrado para adultos de gran talla, y su maletero cubica mucho más: de 615 a 1.655 litros, frente a los 485 y 1.579 del Seat. Y tiene mayor capacidad de carga tirada. A pesar de sus mayores dimensiones, su comportamiento también transmite dinamismo.

Audi Q2 vs Seat Ateca vs Volkswagen Tiguan vs Skoda Kodiaq
Audi Q2 vs Seat Ateca vs Volkswagen Tiguan vs Skoda Kodiaq

Las prestaciones son peores, pero no porque pese 100 kilos más que el Seat sino porque, para mantener cierta homogeneidad en los precios, hemos tenido que elegir el motor 2.0 TDI de 150 CV. De todas formas, en ningún caso se siente inframotorizado. Siempre tiene suficiente reserva de fuerza y aceleración bajo el pedal, el comportamiento es aplomado y confortable a partes iguales, aun cuando circular a velocidades elevadas. Es el más cómodo del lote, el motor es el que está mejor aislado y el ajuste del chasis raya la perfección: todo se siente bajo control en todo momento. Los tarados del Q2 y el Areca son considerablemente más duros, y eso se nota en los viajes largos: en el Tiguan, son mucho más placenteros.

El Skoda Kodiaq se acerca bastante a estos niveles de confort. Es el más grande de la comparativa con sus 4,70 metros, y mide 21 centímetros más de alto que el Volkswagen Tiguan, al que también saca cuatro centímetros de anchura. Esto se nota enseguida en el interior, en el espacio de las dos filas y en el maletero. Puede llegar a los 2.965 litros plegando los asientos, un 25% más que en el Tiguan y 97% más que en el Q2, que mide 51 centímetros menos. Además, es el que tiene mayor capacidad de carga y carga tirada: 630 kilos y 2,5 toneladas, respectivamente, con el paquete 'offroad'.

Curiosamente, sus mayores medidas no lo penalizan mucho en conducción urbana, porque su radio de giro apenas es mayor que en sus rivales. Y las prestaciones no se ven muy perjudicadas: en el 0 a 100 km/h pierde 1,4 segundos respecto al Audi, que pesa 304 menos  y lleva el mismo motor. Al conducirlo, uno se da cuenta enseguida de que no es tan ágil como sus tres rivales. Invita a una conducción relajada. Y por su mayor peso y medidas, su consumo es mayor: con sus 7,4 litros, traga uno más que el Audi y el Volkswagen, aunque en este último juega a su favor un motor menos potente.

Lecturas recomendadas