Skip to main content

Comparativa

Comparativa: BMW Serie 5 contra Audi A6

BMW Serie 5 contra Audi A6 2018

Son los clásicos entre las berlinas de lujo deportivas. Y desde hace muchos años, el eterno duelo: BMW Serie 5 contra Audi A6. Hasta hace bien poco con cierta ventaja para el de Múnich, aunque esto puede cambiar ahora. Audi acaba de presentar su nuevo A6, y AUTOBILD ya se ha puesto al volante, y ha podido enfrentarlo por primera vez, en exclusiva, contra la nueva berlina BMW. Empecemos en el circuito de Bridgestone, al sur de Roma. Comparativa: BMW Serie 5 contra Audi A6 2018. 

Los dos llegan en variantes diésel: el Audi tiene un tres litros V6 bajo el capó, rinde rinde 286 CV, y estrena nombre: 50 TDI. El BMW es el 530 d, lleva propulsión trasera y rinde 265 de, por supuesto, un seis cilindros en línea. El A6 mide 4,94 metros de largo, 1,89 de ancho sin espejos y 1,46 de alto. El maletero cubica 530 litros. Dentro, el conductor se encuentra un habitáculo desahogado, y también detrás hay mucho espacio. De hecho, el nuevo A6 recuerda a su hermano mayor. Es un pequeño A8 con vestimenta deportiva.

Es el tercer Audi que sale del pincel del jefe de Diseño Mark Lichte, y era muy necesario que el diseño evolucionara. El anterior A6 tenía ya siete años, y se le notaba. El nuevo viene más deportivo que nunca. Tiene una parrilla enorme, 20 centímetro más ancha que hasta ahora. Añade unos faros muy rasgados con LED, y en general tiene un aspecto muy agresivo. Se ve realmente deportivo para militar en la clase de las berlinas premium. Los voladizos son muy cortos, y lleva unas enormes ruedas de 20 pulgadas con neumáticos de 225.

En el lateral sigue la sensación de deportividad con unos pasos de rueda destacados. Los pilotos traseros también tienen un trazo muy rasgado, y al contrario del A8 no tiene una franja que los une, sino una pieza cromada. Ya, antes de conducirlo siquiera, el A6 me transmite muchísimo dinamismo. El Serie 5 lleva en el mercado desde 2015, y también mide 4,94 de largo. De ancho son 1,87 metros sin espejos, y de alto, 1,48. El maletero cubica exactamente lo mismo que el A6: 530 litros, aunque acepta 50 kilos más de carga. En el cockpit el conductor tiene espacio de sobra, aunque detrás, los adultos de gran talla, notarán un espacio algo justo para las piernas. Por fuera, el Serie 5 no depara muchas sorpresas.

VÍDEO: Nuevo Audi A6, al detalle

El Serie 5 lleva denominación G30, y aunque esta serie ha llegado al mercado en 2017, es casi idéntico al anterior. La única diferencia es que tiene unos riñones más anchos ahora, y se integra mejor con los rasgados faros de LED, que también son nuevos. Si rodeo el coche y miro las ruedas, me entra una pequeña decepción: son llantas de 18 pulgadas, y por tanto no tienen un aspecto tan deportivo como las de 20 pulgadas del A6. Por cierto: hay una cosa del interior de la que me siento orgulloso: el pequeño cajón a la izquierda del volante. Hasta ahora era de plástico por dentro, algo que en AUTOBILD hemos criticado una y otra vez. Y ahora, parece que la marca ha tomado nota y lo ha recubierto con fieltro: puedes dejar un bolígrafo, o monedas, que no harán ningún ruido.

¡Arrancamos!

Empezamos con el flamante nuevo Audi A6. Bienvenidos al mundo digital del mañana. Ante mí tengo un cockpit totalmente digital. No es nuevo en Audi, es el Virtual Cockpit que ya conocemos de otros modelos. Lo que sí es nuevo es el sistema de dos tablets en la consola central. El cockpit es muy claro, muy ordenado, y ya no lleva el sistema MMI, sino el nuevo MMI Touch Response. Por eso ya no hay ruedas, y todo es táctil.

BMW Serie 5 contra Audi A6 2018

Hay una cosa que no me explico, y que también tiene el A8: te obliga a bajar la vista constantemente a una pantalla. ¿Por qué no cambia esto Audi, si en otros modelos pone la pantalla arriba del salpicadero, donde debe estar? Y aparte, y eso es cuestión de gustos, tengo que decir que no me acostumbro a los cockpits totalmente digitales. Es la evolución lógica porque hoy nos manejamos con tablets y smartphones a través de pantallas, y hace tiempo que prescindimos de los botones y las ruedas. Por tanto, es cuestión de acostumbrarse. En lo que destaca, una vez más, es en confort y acabados. Cuesta encontrar un interior tan bien rematado como este, y luego veremos que el Serie 5 no llega a semejante nivel.

Por el momento circulamos relajadamente en el circuito, porque no nos han permitido pisar a fondo. No pasa nada. Me sirve para darme cuenta de que este A6 es aún más confortable que el anterior, y se nota la evolución de su chasis con tracción integral. Muchas piezas son ahora de aluminio, y se siente mucho más confortable, es sorprendente como filtra cualquier irregularidad del asfalto, como si la hiciera desaparecer. Y si lo pones en modo Sport, además, te da grandes dosis de diversión.

No te pierdas: los rivales más duros del nuevo Audi A6

Resumamos los datos del A6: el V6 turbo rinde 286 CV, 21 más que el BMW. Se pone de 0 a 100 en 5,5 segundos según la marca, y también aquí se pone por delante. La punta está limitada a 250 km/h, igual que el BMW. El consumo oficial del fabricante son 5,5 litros, un 10% más sediento que el BMW, lo que no sorprende: incluida la tracción total pesa 1,9 toneladas, por tanto es unos 120 kilos más pesados que su rival.

El Serie 5, de toda la vida

Ahora, le toca al Serie 5 saltar al ruedo. Empecemos por su veterano interior. En 30 años ya no conduciremos como ahora, el mundo del automóvil habrá cambiado por completo y coches eléctricos autónomos vendrán a recogernos a casa. Por tanto, conducir será algo del pasado. Pero ahora estoy al volante de un 530 d con propulsión trasera y motor de seis cilindros en línea, un BMW de la vieja escuela.

BMW Serie 5 contra Audi A6 2018

Nada más arrancar, no piensas que es un diésel, sino que su depósito lleva gasolina 98. Me encanta el empuje, la fuerza de su par motor y su rápida respuesta, que convierte la conducción en un auténtico placer. No carga de delante para nada. BMW se basa en que el eje delantero se encargue de la dirección, y el trasero de dar fuerza. Y esto se cumple a rajatabla en este Serie 5. Conducirlo es todo un disfrute, y además, respeta el medio ambiente y tu bolsillo. Y es que en AUTOBILD ya probamos a fondo este coche y medimos su consumo, con 6,6 litros a los 100 kilómetros. Y llevándolo a tope, daba igual lo mucho que lo apretara a corriese por autovías alemanas sin límite de velocidad, que fue imposible subir de los 11.

BMW, por tanto, ha creado una máquina muy conseguida, que además da mucha diversión. Del cockpit tengo que decir que me da mucha confianza, pero su aspecto, si lo comparas directamente con el del Audi, parece cinco, o siete, o nueve años más viejo. Y eso que el control iDrive sigue siendo para mí la referencia, porque evito tocar la pantalla y llenarla de huellas. Además el manejo es muy intuitivo, y por el momento, yo sigo prefiriendo el sistema de ruedas. La pantalla aquí sí que está en el campo de visión del conductor, y por tanto el desvío de la mirada de la carretera es mínimo, no hay que bajar la cabeza como en el Audi.

BMW Serie 5 contra Audi A6 2018

Por tanto, me gusta más este cockpit, aunque en aspecto, se vea desfasado al lado del interior A6. Hay muchos más botones y ruedas, y recovecos donde se acumula polvo, y la sensación no es tan desahogada como en el Audi. Pero en fin: mi solución favorita es un monitor que se maneje con una rueda. El seis cilindros en línea del Serie 5 rinde 265 CV, 21 menos que el A6. Pasa de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, y la velocidad está limitada a 250. Con los 5 litros de consumo oficial, es un 10% más ahorrador que el Audi.

Conclusión

"Ahora, el BMW Serie 5 es el no va más". Esa era nuestra conclusión de hace un año y medio. Entonces enfrentamos a un 530 d contra un Mercedes Clase E y el anterior Audi A6. ¿Es el nuevo A6 el "nuevo no va más"? Aún es pronto para decirlo porque aún no hemos podido tomar nuestras propias mediciones. Pero hay una cosa que ya puedo adelantar: es un coche muy bueno, y opino también que el Serie 5 y el Audi A6 son, hoy por hoy, las mejores berlinas de su categoría. Estoy deseando que llegue nuestra primera comparativa con nuestras propias mediciones.  

Lecturas recomendadas