Prueba

Skoda Octavia 2013: superación personal

El Skoda Octavia 2013 se reinventa a sí mismo sobre los mismos pilares que le han conducido al éxito: espacio, calidad, fiabilidad y precio. Más adelante la gama del nuevo Skoda Octavia se completará con la variante familiar (aterriza en verano) y la versión 'RS'. Ya está a la venta desde 19.170 euros.

El Skoda Octavia 2013 quiere posicionarse como la referencia en su clase. Razones no le faltan: la tercera generación del modelo de Skoda rompe moldes con una sencillez pasmosa. Es más grande en todas sus dimensiones, pero no presenta un estilo rebuscado en cuanto a diseño, y si te fijas, su interior es más bien sobrio y continuista con lo que ofrecía hasta ahora. Pero es que ahí está la clave del éxito: hacer las cosas prácticas y fáciles. Es lo que ellos llaman 'Simply clever'.

 

Skoda Octavia Salon de Ginebra 2013

 

Estoy convencido de que la plataforma MQB ya te empieza a salir por las orejas, pero esto no ha hecho más que empezar. Por detrás de sus hermanos de VW, Audi y Seat, llega la cuarta secuela de la citada estructura modular para servir como columna vertebral a la nueva generación del Skoda Octavia. Es curioso que casi nadie encuadra a la primera a este coche en el segmento del Golf, el A3 o el León, pero en realidad están enmarcados en la misma categoría. Por tamaño son equiparables, sin embargo, las aspiraciones del checo siempre han ido más allá. Parece como si eso de ser compacto no fuera con él, hasta el punto de preocuparse de ofrecer bastante más espacio de lo normal e incluso un diseño exterior que parece más bien de berlina del segmento D. Así nació el Octavia y así sigue siendo, aunque ahora lleva esta idea más al extremo, si cabe. En su tercera generación crece en todas las cotas: largo (+90 mm), ancho (+50 mm) y batalla (+100 mm), hasta convertirse en el más amplio y habitable entre los suyos, y con diferencia. Este aumento de espacio se nota, sobre todo, en la fila trasera de asientos y en un maletero que roza los 600 litros de capacidad, que es ampliable a 1.580 con solo apretar un botón y plegar los asientos traseros.

 

Pero este Skoda no pretende ser solo un coche con buena amplitud. Sus aspiraciones van más allá y por eso ahora, entre otras cosas, entra mucho mejor por la vista. En el exterior del nuevo Skoda Octavia destacan la nueva parrilla frontal, los grupos ópticos y las grandes luces antiniebla. Todo ello sin perder el ADN del Skoda Octavia actual. El lateral le otorga una imagen más dinámica en comparación con su predecesor. Esto es gracias a su larga distancia entre ejes, así como al pilar C tan tendido. En la zaga, las líneas son claras y rotundas: mucho trazo recto y poco curvado.

 

 

 

 

En el interior, más que con el diseño, me quedo con el salto tecnológico del Skoda Octavia 2013. Sobre todo, eso se traduce en sistemas y asistentes para la conducción: apunta el frenado multicolisión, el asistente de mantenimiento de carril (actúa sobre la dirección), el control de velocidad adaptativo o el sistema que mide la fatiga del conductor. Disponible con nueve airbags (incluido el de rodilla y los laterales para las plazas traseras), el Octavia 2013 se pone a la altura de lo esperado.

 

Gama de motores del Skoda Octavia 2013

Al volante, el comportamiento dinámico del Skoda Octavia no tiene tacha posible, ya que el guiado tanto por autopista como por carreteras secundarias se hace fácil y de una forma muy precisa y confortable. Además, los responsables de la marca checa han conseguido nuevos estandares en cuanto a consumo (el peso se ha reducido en algunas versiones hasta en 102 kilos). En ese sentido, la gama mecánica inicial cuenta con tres motores de gasolina (1.2 TSI de 105 CV, 1.4 TSI de 140 y 1.8 TSI de 180 CV) y otros tres diésel (1.6 TDI de 105 CV, 1.6 TDI de 110 CV y 2.0 TDI de 150 CV). El cambio de doble embrague DSG (ya sea de seis o siete velocidades) va a estar disponible en todas las versiones.

 

En lo referente al consumo: con un depósito de combustible de 50 litros, el nuevo Skoda Octavia 2013 es capaz de recorrer hasta 1.316 kilómetros gracias a la tecnología 'GreenLine' que deja el permite un gasto combinado de solo 3,4 l/100 km y unas emisiones de 89 g/km.

 

¿Hablamos de practicidad para el día a día? Para eso primero tendrás que apuntar un volumen de maletero de 580 litros que le pone en una situación inmejorable en su segmento.

 

El Skoda Octavia 2013 esta disponible a partir de 19.170 euros, que es lo que cuesta la versión 1.2 TSI con acabado Active. El diésel más económico es el 1.6 TDI Active, que cuesta 21.250 euros. La horquilla de precios la cierra el 2.0 TDI de 150 CV con cambio DSG y acabado Elegance, valorado en 27.320 euros.

 

Como campaña promocional puedes tener acceso a un descuento de hasta 5.000 euros: 2.000 los pone la marca, otros 2.000 se añaden si te acoges a la financiación del fabricante y los 1.000 restantes si entregas un coche usado y te acoges al Plan PIVE.

 

En verano llegará el Combi (variante familiar) y para finales de 2013 aterrizará la versión RS. También habrá una versión Scout más campera. En cuanto a precios todavía no hay nada confirmado, aunque estará en la línea actual, siguiendo la política de la marca de proponer precios accesibles.

 

 

Prueba en profundidad del Skoda Octavia 2.0 TDI 150 CV DSG
(por Enrique Trillo)

La versión que he conducido en esta prueba del Skoda Octavia 2013 está equipada con el motor 2.0 TDI de 150 CV con cambio automáticco DSG de seis velocidades. Sinceramente, pienso que este maridaje de motor y cambio proporciona al nuevo Octavia un tacto de utilización delicioso, que nada tiene que envidiar a sus primos más elitistas... Además, me parece la mejor opción si vas a aprovechar toda su capacidad de carga.

 

El propulsor de cuatro cilindros empuja con ganas, sube bien de vueltas y no suena demasiado, aunque el consumo medio que he obtenido en esta prueba está un litro por encima de lo que promete la marca.

 

El cambio DSG hace que todo fluya suavemente, aunque la posición Sport del mismo y las levas tras el grueso volante también invitan a salirse del guión de conductor eficiente en más de una ocasión. Si lo haces, no te sentirás defraudado, porque el Octavia TDI de 150 CV logra alcanzar los 100 km/h en 8,5 s y te permite hacer adelantamientos con una velocidad increíble. 

 

En el apartado dinámico muestra un comportamiento muy neutral apoyado en una dirección precisa, una suspensión que le permite apoyos firmes en las curvas y un conjunto de frenos que detienen el coche en menos de 35 metros desde una velocidad de partida de 100 km/h.

 

 


VALORACIÓN

Su voto: Ninguno Promedio: 4.5 (12 votos)

Más información sobre Škoda OCTAVIA

Contenidos relacionados
Skoda Octavia 2013: superación personal
Prueba
07/06/2013 - 14:23

Skoda Octavia 2013: superación personal

El Skoda Octavia 2013 quiere posicionarse como la referencia en su clase. Razones no le faltan: la tercera generación del modelo de Skoda rompe [...]
Skoda Octavia Green E Line: familiar, ¿y eléctrico?
Prueba
13/01/2012 - 14:17

Skoda Octavia Green E Line: familiar, ¿y eléctrico?

Sí, el Skoda Octavia Green E Line es un familiar y se mueve de forma totalmente eléctrica. Lo hace gracias a un motor de 60 kW que durante 60 [...]
Skoda Octavia Combi 2013 y Combi 4x4: el rey del espacio
Prueba
01/05/2013 - 12:42

Skoda Octavia Combi 2013 y Combi 4x4: el rey del espacio

El Skoda Octavia Combi 2013 llega a los concesionarios de nuestro país con la cabeza muy alta. Vale. Su estética y concepto siempre han sido bastante [...]