Prueba

Audi R8 2013: más salvaje que nunca

Jorge Arenas

25/10/2012 - 19:53

La bestia de los cuatro aros, el deportivo más emocionante de la marca y el único que se fabrica a mano en su práctica totalidad, se acaba de poner al día. El Audi R8 2013 añade, estética aparte, una versión Plus de 550 CV y el esperado cambio automático de doble embrague S tronic.

En lo primero que uno se fija del Audi R8 2013, visto desde fuera, es en la iluminación. Todas las luces son, desde ahora, de diodos LED. Los faros y pilotos dan otra personalidad al coche, aunque lo más curioso con diferencia son sus intermitentes traseros dinámicos, formados por una franja que se desplaza desde el centro hasta el exterior marcando la dirección que va a seguir el coche. Pequeños detalles, que le dan un toque distintivo frente a sus rivales del segmento. También la parrilla single frame es diferente -con las esquinas superiores más suavizadas- así como el difusor y las salidas de escape -muy grandes y más redondeadas-. El cambio de imagen exterior lo remata una gama de nuevos colores, entre los que destaca el azul Sepang efecto mate, que le da un aspecto realmente exclusivo y diferente.

Audi R8 Coupé V10 Plus color azul Sepang mate

Audi R8 V10 Plus

Termino con las novedades de diseño y equipamiento -cambian las tapicerías, adquiere un nuevo navegador y un sistema de audio Bang & Olufsen- para hablarte de lo realmente importante: el cambio S tronic de siete velocidades y doble embrague. Sí, necesitaba esta transmisión como agua de mayo. Todavía no acierto a comprender cómo un coche de semejante nivel y prestaciones, tan bien hecho desde cualquier punto de vista, pudo salir al mercado con la recién fulminada caja de cambios R tronic, que es tremendamente desagradable y lenta en las transiciones entre marchas.

Afortunadamente ha pasado a mejor vida y ha abierto el camino a la S tronic, mucho más adecuada a las circunstancias. No llega a ser tan buena como la PDK de un Porsche 911, pero con ella, el Audi R8 2013 gana en agrado de conducción, en efectividad y, ya de paso, reduce los niveles de consumo y emisiones (hasta 0,9 l/100 km y 22 g/km) y mejora la aceleración (0,3 segundos menos en el 0 a 100 km/h). También tiene un sistema Launch Control, y ocupa y pesa menos, lo que ayuda a rebajar la cifra final en la báscula, que queda fijada en los 1.560 kilos de la versión más ligera. 

Los motores

Bajo el capó trasero y en posición central aparecen los dos motores ya conocidos: el V8 de 4,2 litros y el V10 de 5,2 litros, pero con algunas novedades. El ‘pequeño’ llega ahora hasta los 430 y CV y, con sus 430 Nm de par, logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos. Este propulsor entrega toda su rabia en la zona alta del cuentavueltas y es muy, muy fino en su funcionamiento. Realmente da gusto meter el pie hasta la alfombrilla para sacarle toda la vida que lleva dentro. 

Sin embargo, si conduces un V8 después de un V10 te parecerá hasta lento. Parece mentira, pero realmente se te queda corto hasta que te acostumbras. Esto se debe a que el V10 es sencillamente salvaje. Este motor es tremendo, me atrevería a decir que el más apasionante que hay entre las marcas de súper deportivos premium. La magia está en que, sin recurrir a la sobrealimentación, tiene una patada sobresaliente a cualquier régimen y en cualquier marcha. Este propulsor, con 525 CV llenos de vida, es capaz de hacer que el Audi R8 2013 acelere de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcance los 314 km/h, mientras alucinas escuchando los pistonazos de los diez cilindros hasta más allá de las 8.500 rpm. 

La novedad de este motor es, en cualquier caso, la variante de 550 CV que mueve al nuevo Audi R8 Plus. Más potente y prestacional (0 a 100 km/h en 3,5 segundos, 317 km/h de punta), esta versión solo está disponible con carrocería coupé. Las otras dos 
-V8 y V10 de 525 CV- se pueden elegir, además, en versión Spyder, con un techo de lona electrohidráulico, que se pliega en 19 segundos y está disponible en rojo, negro y marrón. El descapotable tiene un sobrepeso de solo 6 kilos frente al coupé.

Audi R8 2103 Coupé y Spyder

Gama Audi R8 2013

Sobre el comportamiento dinámico, gracias a un reparto de masas de 57 – 43 % (detrás – delante) y a la tracción integral quattro con diferencial autoblocante, el coche se muestra bastante neutro de reacciones. Sin embargo, a diferencia de otros R8 que he conducido, esta vez he notado un par de cosas que me han llamado bastante la atención mientras rodaba a ritmo rápido: la primera es una cierta tendencia a subvirar en curvas de radio cerrado que no recordaba; la segunda es una dirección más lenta o menos directa de lo que uno espera en un coche de este tipo, que obliga a meter más volante del deseado en algunas situaciones. Esto es algo que he notado tanto en circuito como en algunos tramos ratoneros en carretera abierta, y más en los V10 que en los V8, que resultan más equilibrados en todos los sentidos.

En cualquier caso el Audi R8 2013 se asienta sobre un chasis sobresaliente, que cuenta como novedad con discos de freno con contorno en forma de ola en vez de redondos. Son autoventilados y perforados en ambos ejes, más ligeros y más efectivos que sus predecesores. Y quien busque frenadas estratosféricas solo tiene que acudir al catálogo de opciones y dotar al R8 de los discos cerámicos (de serie en el Plus), que tardan más en fatigarse. Estos son más recomendables para quien acuda a los circuitos de vez en cuando, porque para rodar por carretera el coche va más que sobrado con los de serie.

Frenos cerámicos y llantas de nuevo diseño

Frenos cerámicos y nuevas llantas Audi R8 2013

El nuevo Audi R8 sale a la venta en diciembre aunque ya se admiten pedidos. En las versiones V10 cuesta lo mismo el manual que el automático. Los precios de toda la gama son los siguientes:

R8 Coupé 4.2 FSI quattro manual 6 vel. (137.030 euros)

R8 Coupé 4.2 FSI quattro S tronic 7 vel. (142.140 euros)

R8 Coupé 5.2 FSI V10 quattro manual 6 vel. (178.750 euros)

R8 Coupé 5.2 FSI V10 quattro S tronic 7 vel. (178.750 euros)

R8 Coupé 5.2 FSI V10 plus quattro manual 6 vel. (199.200 euros)

R8 Coupé 5.2 FSI V10 plus quattro S tronic 7 vel. (199.200 euros)

R8 Spyder 4.2 FSI quattro manual 6 vel. (152.330 euros)

R8 Spyder 4.2 FSI quattro S tronic 7 vel. (157.440 euros)

R8 Spyder 5.2 FSI V10 quattro manual 6 vel. (194.950 euros)

R8 Coupé 5.2 FSI V10 quattro S tronic 7 vel. (194.950 euros)

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Audi R8 R8 Coupe

Acabados de Audi R8 Coupe 2006 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Audi R8

Buscador de coches