Noticia

Competición

Carlos Sainz nos descubre el Peugeot 2008 del Dakar 2016

Adrián Mancebo

05/12/2015 - 11:38

Viajamos hasta Vélizy, donde se encuentra la fábrica de Peugeot Sport, para conocer los secretos del Peugeot 2008 DKR 2016 junto a Carlos Sainz.

A escasos 30 kilómetros de París se encuentra la localidad francesa de Vélizy-Villacoublay, donde está la sede de Peugeot Sport. Allí estos meses trabajan a destiempo para preparar la nueva bestia para el Dakar, uno de los pilares fundamentales de sus planes de competición. Hasta Vélizy nos hemos desplazado esta semana, y allí Carlos Sainz nos ha descubierto los secretos del Peugeot 2008 DKR16, el prometedor vehículo con el que la marca gala espera luchar de tú a tú con Mini y Toyota.

Un cuarto de siglo después de las cuatro victorias consecutivas de Peugeot en el Dakar entre 1987 y 1990, la marca francesa decidió volver a la carrera más dura del mundo en 2015 con un reto por delante llamado Peugeot 2008 DKR y con un mínimo desarrollo que no fue suficiente para estar en la lucha, ni a nivel de prestaciones ni tampoco a nivel de fiabilidad… La mejor noticia para Peugeot fue que dos coches consiguieron llegar a meta, completando lo que fue un buen test ‘in situ’ y gracias al que consiguieron recopilar una información necesaria para revisar, rediseñar y construir el modelo de este año.

En Vélizy se respira competición por todos los rincones. Nada más entrar a la sede de Peugeot Sport, junto a la recepción, el primer cuadro con el que topas al entrar es el de la victoria de Sebastien Loeb en Pikes Peak en 2013. Los pasillos del cuartel general deportivo de Peugeot están decorados con imágenes de momentos inolvidables: desde las victorias en Le Mans, en el Dakar, campeonatos de resistencia, Pikes Peak…. Los cuadros “invaden” los talleres en los que los empleados de la marca gala ultiman la preparación de los cuatro DKR16 de Sainz, Despres, Peterhansel y Loeb. Como curiosidad, delante del improvisado box en el que se prepara uno de los vehículos, se exhibe la imagen de la victoria de Peugeot con Alex Wurz, Marc Gené y David Brabham en las 24 Horas de Le Mans de 2009. Recuerdos que motivan a los empleados para trabajar duro y ampliar el número de trofeos que exhiben con orgullo.

Más que una evolución, una revolución

El Peugeot 2008 DKR ha cambiado mucho desde hace un año. Los ingenieros de Peugeot Sport han revisado el vehículo de forma exhaustiva y han trabajado en puntos críticos como eran la manejabilidad y la fiabilidad del buggy, que ya desde fuera luce muy diferente al de 2015. Se ha trabajado en un mejor reparto de pesos y el conjunto ha “adelgazado” alrededor de 250 kilogramos. Desde fuera se ve que el coche ha ganado músculo, es tanto 20 centímetros más largo como más ancho y también más bajo. En las imágenes que ya hemos visto podemos apreciar que el techo ha cambiado de color, del negro al plata, y no por asuntos estéticos, sino para que el sol se refleje y no sobrecaliente el habitáculo, liberando a los pilotos de un ápice del calor que tendrán que soportar en la aventura que arranca el próximo mes de enero en Argentina.

El motor también ha mejorado: ha ganado en potencia hasta los 350CV (10CV más), en tiempo de respuesta y en par motor. Con el objetivo de centrar las masas y de mejorar el paso en terreno roto y en curva, se ha cambiado la posición de las ruedas de repuesto.

En definitiva, se trata de un coche prácticamente nuevo, en el que se ha trabajado en cada detalle. Uno de los más importantes, los neumáticos, que vienen directamente desde Estados Unidos: “es una batalla que he ganado, y ya sabéis que no me gusta ponerme medallitas…”, comentaba Sainz mientras nos enseñaba uno de los neumáticos Michelin del Peugeot 2008, cuya mejora tasa en medio segundo por kilómetro. “Ha cambiado tanto el diseño como anchura del neumático, además de la altura del taco. Es más de filosofía rally: ha mejorado en frenada, en tracción, dirección… el año pasado era inconducible”, continuaba Sainz, que ha liderado el desarrollo del buggy.

Bruno Famin, CEO de Peugeot Sport

Mientras que sus compañeros Despres y Peterhansel competían en el Rally de China, en el que ganaron, Sainz se quedó en España para hacer unos test en Zaragoza y, más tarde, en Marruecos antes de participar en el rally. Allí, en la prueba de fuego habitual antes de viajar hasta la salida del Dakar,  Peugeot consiguió liderar el raid con Carlos Sainz… pero tuvieron que abandonar por un problema de motor. Desde Peugeot, Bruno Famin (CEO de Peugeot Sport) ha valorado de forma muy positiva el rendimiento del DKR16 en Marruecos, aunque de forma cauta, ya que el recorrido de Marruecos beneficiaba al dos ruedas motrices. Con la caída de Perú del próximo Dakar, habrá menos dunas, y eso no es bueno para Peugeot.

Sainz, confiado: “podemos plantar cara a los Mini y a los Toyota”

Las mejoras que se han hecho en el Peugeot dan a Carlos Sainz la confianza suficiente como para pelear con Mini – desde 2012 hasta 2015 solo han ganado ellos – y también con Toyota, que en la pasada edición ya mostró estar en forma para pelear por los puestos de cabeza. La estrategia de Peugeot para tener posibilidades es defenderse lo mejor posible en las etapas de camino, a las que peor se adapta su coche, y atacar en terrenos rotos, arena y en fuera de pista, aprovechando el recorrido de la suspensión.

“Creo que hemos conseguido un buen equilibrio en cuanto tener un coche para defenderte en camino y luego cuando llegue la arena, roto, fuera de pista, aprovechar el recorrido de la suspensión  para atacar. En Marruecos a nivel de prestaciones fuimos muy bien. Estoy mucho más confiado de plantar cara a los Mini y a los Toyota”, confiesa Sainz.

El ganador del Dakar de 2010 desprendía optimismo a medida que nos enseñaba los rincones de los talleres de Peugeot Sport en Vélizy, una muy buena señal que muestra lo fructífero que ha sido el duro trabajo realizado una vez acabó el Dakar 2015. Una vez ultimados los detalles de los cuatro coches (habrá un quinto, un 2008 DKR de 2015 que pilotará Romain Dumas), viajarán dentro de dos semanas hasta Argentina, donde comenzará, un año más, la aventura dakariana por el desierto sudamericano.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Adrián Mancebo

Adrián Mancebo

Colaborador Motorsport

Amante del mundo de la competición. Disfruto trabajando en lo que más me gusta, siempre con un ojo puesto en cualquier carrera del mundo.

Buscador de coches