Comparativa

BMW 118i frente al nuevo Opel Astra GTC 1.4 T

Versiones comparadas:

Emilio Salmoral

10/02/2012 - 10:28

Va más cerca del suelo y tiene tres puertas en vez de cinco: el nuevo Opel Astra GTC sale a por todas y quiere ganarle la batalla al BMW Serie 1 en esta comparativa. ¿Será capaz?

Tras las versiones de cinco puertas y Sports Tourer del Opel Astra, es el momento de dar la bienvenida al Opel Astra GTC, un coupé compacto de tres puertas que, según dicen en Opel, es "un modelo independiente" dentro de la marca. Por supuesto, nada mejor que enfrentarlo a un grande de su segmento para probar hasta qué punto merece la pena. Y en este caso, el elegido es el BMW Serie 1 en su versión de tres puertas que, aunque está a punto de desaparecer para dar paso a la nueva generación del BMW Serie 1, aún tiene mucho que decir.

Si te fijas, el Opel Astra GTC parece recién salido de un salón del automóvil. Como si de un 'concept' se tratase, llama la atención por su anchura, sus líneas marcadas y, como no, por esas enormes llantas de 19 pulgadas (pueden ser de 20 si las montas como elemento opcional). Además, los pilotos LED le dan un aire muy interesante a su zaga.

En el terreno del diseño, este llamativo Opel Astra GTC es un auténtico rival del BMW Serie 1, pero... ¿consigue plantarle cara al bávaro en otros aspectos? El BMW 118i ofrece la misma potencia y, gracias a su magnífico chasis y a la siempre divertida tracción trasera, marca el patrón dinámico de su clase. Sin embargo, la versión de tres puertas que aparece en esta prueba, como está a punto de jubilarse, se ve algo anticuada. El BMW es más pequeño, más anguloso y algo más potente. Un tipo con carácter que, aunque menos joven, sigue encandilando con esas medidas contenidas que tanto gustan a los amantes de la deportividad. 

El Opel, en cambio, no solo ha hecho un duro trabajo de gimnasio, sino que mide 23 centímetros más de longitud. Curiosamente, esto no quiere decir que en habitáculo haya mucho más espacio. De hecho, ni el Opel Astra GTC ni el BMW Serie 1 destacan en este apartado. A pesar de que ambos dan cabida a cuatro pasajeros con equipaje, te puedo asegurar que hay compactos más cómodos para viajar.

Donde sí aparecen diferencias es a la hora de ponerse al volante. Nada más hacerlo te quedan las cosas bien claras: en el BMW 118i la posición del asiento es más baja y la visibilidad, mucho mejor. Si de practicidad se trata, a la hora de manejar el equipo de audio, el navegador... lo mejor es el intuitivo sistema 'iDrive'. Nada que ver con el Opel Astra GTC, que tiene un millón de botones repartidos entre la consola central y el volante. ¿Dónde demonios está el del navegador? ¿Cómo le cambio el brillo al monitor? ¿Es que en Opel no saben que la sencillez es una de las mejores virtudes que puede tener un coche?

Hoy en día, un compacto divertido también debe contar con un motor ahorrador. Por eso, el nuevo Opel Astra GTC monta un pequeño cuatro cilindros con turbo y sistema 'Start-Stop'. Sobre el papel, el 1,4 litros promete más de lo que realmente acaba ofreciendo. La verdad es que no parece que el Opel tenga 140 CV, aunque también es cierto que a la hora de compararlo con el BMW mantiene el pulso gracias a su par motor de 200 Nm a 1.850 vueltas. A regímenes más altos se vuelve demasiado escandaloso y pierde fuelle. Si te soy sincero, este propulsor no ofrece mucho de deportivo, pero también hay que tener en cuenta que los 114 kilos de sobrepeso que declara frente al BMW Serie 1 no le ponen las cosas fáciles.

El de la hélice esconde bajo el capó un bloque de dos litros que, sin ser un prodigio de modernidad, trabaja mucho mejor de lo esperado. En su caso, el funcionamiento es totalmente distinto: al arrancar tira con poca alegría, pero según va subiendo de vueltas va ganando vida hasta dar lo mejor de sí cerca de la zona roja. Aunque el BMW tampoco se ciñe a las cifras oficiales, sí es más rápido a la hora de acelerar y alcanzar la velocidad máxima. Por otra parte, normalmente una conducción dinámica sitúa el consumo de este tipo de motores muy por encima del de los pequeños turbo. Sin embargo, en este caso no es así, ya que el 118i solo consume un poco más que el Opel Astra en el ciclo de pruebas de AUTO BILD. Así que otro punto positivo para BMW.

¿Qué se puede hacer frente a la tracción trasera y a las directas sensaciones al volante del BMW? En este caso, Opel ha decidido tomar prestada la suspensión delantera del Opel Insignia OPC para convertir al Opel Astra GTC en un coche de tacto deportivo. A la hora de tomar curvas es muy incisivo y reduce la probabilidad de subviraje (algo muy típico en los tracción delantera) al mínimo. Así que si se trata de ir rápido, este coupé lo hace realmente bien. Pero tiene una pega: cuando vas de paseo a ritmo tranquilo, el tacto del chasis es demasiado duro. Quizá si montase unas llantas más pequeñas lograría mitigar en parte este defecto. 

El BMW Serie 1 vuelve a hacerlo mejor con un chasis que amortigua de modo más armónico, mientras ofrece cualidades para el día a día más convincentes. De todas formas, si hablamos de comodidad nada mejor que esperar a la nueva generación del Serie 1 en su versión tres puertas. Cuando aterrice en el mercado sentará precedentes por su capacidad para ofrecer confort y dinamismo a partes iguales, como ya lo está haciendo su hermano de cinco puertas. Igual de BMW, pero con mayor amplitud de miras.

Todo sobre

Opel Astra Astra GTC

Acabados de Opel Astra GTC 2012 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

6,5

Todo sobre Opel Astra

Buscador de coches