Prueba

Opel Astra GTC 2.0 CDTI: te podrá la pasión

Enrique Trillo

01/02/2012 - 10:29

El Opel Astra GTC 2.0 CDTI tiene vías más anchas y una batalla mayor para mejorar su dinámica. Aunque también ayuda el bien elaborado eje delantero, que es el mismo que monta el Opel Insignia OPC.

El nuevo Opel Astra GTC ha llegado para completar la gama que comenzó en 2009 con la renovación del compacto alemán. A un diseño completamente distinto al modelo que sustituía añadía una calidad de rodadura espectacular. Es la versión más deportiva y llamativa de la gama, a medio camino entre tres puertas y coupé que retoma el apellido GTC y lo mejora bastante. Solo estéticamente supone un avance de lo más potente: nuevos grupos ópticos, vías y batalla mayores...

Cuando recogí el Opel para la prueba, lo que más me llamó la atención fueron sus enormes llantas de 20 pulgadas. Que en un compacto la rueda te llegue por encima de la rodilla es algo poco habitual y personalmente no acabo de verlo, pero de esto te hablaré un poco más adelante. Primero te cuento cómo me encuentro en el interior: exactamente como en los demás Opel Astra, muy cómodo. Los asientos de piel tienen un mullido duro y para mi gusto demasiado apoyo lumbar, pero no cansan y sujetan bien el cuerpo en todo tipo de situaciones. En cuanto a la consola central, muchos botones (demasiados). Las plazas traseras me han sorprendido más, ya que esperaba menos espacio. La única pega que le podría poner es que su línea de cintura es alta, lo que perjudica la visibilidad.

El motor me gusta por cómo empuja cuando vas en la zona buena (entre 2.000 y 4.000 rpm). Para reducir el consumo el Opel Astra GTC 2.0 CDTI tiene Start-Stop de serie y además sus desarrollos son tirando a largos (a 120 en sexta circulas a 2.000 vueltas), por lo que te exigen reducir si no te quieres quedar tirado. Afortunadamente, la caja de cambios ofrece un manejo al que no se le pueden poner pegas.

La dirección también es agradable. Es rápida y precisa, algo a lo que ayuda su nuevo esquema de suspensiones. Se diferencia del normal por el eje delantero, que es el que utiliza el Opel Insignia OPC, como ya pudiste leer en el avance del chasis de alto rendimiento del Opel Astra GTC. El objetivo es intentar que no haya tantas pérdidas de tracción como antes. Lo cierto es que, aunque no las han eliminado del todo, se puede decir que ya no se notan tanto como antes. Tiene un guiado preciso y te muestra un aplomo elevado en cualquier terreno. Sobre todo en carreteras secundarias con buen asfalto, donde devora las curvas sin pestañear gracias a la buena puesta a punto del chasis, que cuenta con un tarado específico para la suspensión trasera.

En este vídeo del nuevo Opel Astra GTC, mi compañero Vicente Cano pudo comprobar lo bien que se desenvuelve en pistas deslizantes. Volvió encantado, así que estaba deseando comprobar si iba tan bien en carretera abierta. Desde luego, no me defraudó. A la buena pisada del nuevo Opel Astra GTC seguro que han contribuido las llantas 20 pulgadas, que a buen seguro le sentarán mejor al Opel Astra OPC 2012. Con tanta goma parece que muerden el asfalto. No descolocas las ruedas traseras salvo que te pongas muy bruto y apenas notas una leve tendencia al subviraje.

Todo tiene su parte mala y en este caso es que al llevar unos 245/45 R20 hay muy poco elemento elástico en el perfil. Es decir, que las juntas de dilatación o los típicos baches que aparecen después de una época de heladas los notas demasiado.

Para terminar, el precio. No esperes un mazazo: 25.485 euros no es poco, pero tampoco mucho. Además, ahora puedes conseguir 2.500 euros de descuento. ¡Te recomiendo que aproveches esta ventaja y pongas el chasis FlexRide por 850 euros!

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre Opel

Opel Astra Astra GTC

Acabados de Opel Astra GTC 2012 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

6,5

Todo sobre Opel Astra

Buscador de coches