Skip to main content

Noticia

F1

La FIA pone fin a los 'morros de pato' y al doble DRS

La FIA pone fin a los 'morros de pato' y al doble DRS

La FIA ha publicado el reglamento técnico para la próxima temporada: el fin de los 'morros de pato' y del doble DRS son las principales novedades.

La FIA ha presentado el reglamento
técnico
para la próxima temporada en el que las
principales novedades afectan a los polémicos 'morros de
pato
', así como a las variantes que se han desarrollado
del DRS y que tantas quejas han traido a lo largo
del año entre los equipos.

Hay que recordar que los actuales 'morros de pato' proceden de
otra norma impuesta por la propia Federación Internacional
de Automovilismo
de cara a la temporada 2012, en la que la
FIA limitó la altura máxima que debía tener el morro para hacer los
monoplazas más seguros en caso de atropello. Esta medida llevó a
los equipos a rediseñar el frontal de los coches con el escalón que
se ha visto esta temporada, a excepción de McLaren y Marussia que optaron por una imagen más
convencional. 

La FIA propone para 2013 que los equipos puedan ocultar
(voluntariamente) este escalón usando una pieza única que no deberá
tener influencia en la aerodinámica del monoplaza, es decir, que
pueden poner una 'tapa' sobre el morro para cubrir el polémico
escalón.

Otra de las novedades que incluye el reglamento técnico
de la temporada 2013
hace referencia al uso del DRS más
allá de que simplemente sea un ala móvil cuyo funcionamiento esté
regulado por la dirección de carrera. De esta forma, queda
prohibido que el DRS pueda activar ningún tipo de conducto u otro
sistema que pueda influir en la aerodinámica de los coches.

Con esto cambios en el reglamento la FIA pretende solucionar dos
de las polémicas técnicas que han rodeado a la presente temporada.
Por un lado, las quejas de los aficionados por la estética de los
coches con los 'morros de pato' y, en segundo lugar, las quejas de
los equipos ante el desarrollo de circuitos aerodinámicos a partir
de la activacion del DRS como el de Mercedes.

Lecturas recomendadas