Skip to main content

Noticia

F1

El automovilismo virtual ya no es un juego de niños

Presentacion RFacting - RFEdA

Los pilotos virtuales ya pueden federarse y participar en los campeonatos que va a organizar la Real Federación Española de Automovilismo.

No estamos hablando de videojuegos, ni
de 'pachangas' de videoconsoloa entre amigos... aunque muy en el
fondo nunca falte ese punto lúdico. El automovilsimo de
simulación
es un asunto serio y, a partir de ahora, en
España, los pilotos virtuales se podrán federar y participar en los
campeoantos que organice la RFEdA. Efectivamente,
es lo que estás pensando: junto al Campeón de España de Rallyes o
de GT, a partir de ahora habrá un Campeón de
España
(oficial) de Carreras Virtuales.
Una revolución a nivel mundial, ya que la RFEda se convierte en la
primera Federación de Automovilismo en dar soporte a este tipo de
competiciones.

Los responsables de todo este tinglado son DDR
y Rfacting, que han conseguido desarrollar uno de
los softwares de simulación más avanzados del mundo, logrando que
lo utilicen cientos de pilotos virtuales de más de 20 países en los
campeonatos que han organizado hasta ahora. ¿Cómo se pasa de esto a
conseguir llamar la atención de la Federación? Pues, entre otras
muchas cosas, garantizando que no hay 'trampa ni cartón', es decir,
el que gana es el mejor piloto. Por otro lado, la
Federación Extremeña ya se implicó en la
organización de un campeonato y dados los buenos resultados, se ha
dado el siguiente paso. 

El desarrollo es el siguiente, el organizador propone una
competición, pongamos por ejemplo una realizada con monoplazas, el
de HRT sin ir más lejos (todos los pilotos tienen
el mismo). Hay un calendario de carreras, y los usuarios, o pilotos
virtuales, se inscriben para competir. Cuando llega el momento de
correr, cada uno pone a punto su coche y esto significa tener que
controlar unos 100 parámetros que van desde la presión de cada uno
de los neumáticos hasta la cantidad de combustible con la que se
toma la salida. Todo, absolutamente todo, influye en el
comportamiento del coche. Los pilotos que van a tomar parte en la
carrera se encuentran totalmente conectados a través de un chat de
radio. Y entonces se toma la salida... que gane el mejor.

El automovilismo virtual no es un juego de niños (es más, la
edad media de los pilotos virtuales ronda los 27 años), aunque lo
puedan practicar personas de todas las edades y condiciones. Se
trata de simular la realidad hasta el extremo y ello exige tener
conocimientos en aspectos como la puesta a punto del coche o el
propio pilotaje... hay gente que se prepara algunas carreras con
más de 2.000 kilómetros de entrenamientos en sus manos. A partir de
ahora, además, será una disciplina federada.  

Comercialmente, las carreras de simulación son un filón aún sin
explotar. Imagina por un momento el ejemplo mencionado
anteriormente. La escudería HRT apoya un campeonato con su
monoplaza y, solo en España, se calcula que puede haber más de
4.500 pilotos virtuales (países como Argentina
tienen una inmensa comunidad de usuarios). Así que, a las
apariciones que tenga el equipo en las retransmisiones de TV o
menciones en prensa, automáticamente se suman horas y horas en las
que su monoplaza y sus sponsors ocuparan las pantallas de los
participantes del campeonato, procedentes de cualquier país del
mundo. 

Es muy importante que quede clara la idea de que no se trata de
simples videojuegos... Se trata de simulación de carreras e incluso
los pilotos pueden acceder a datos de telemetría exactamente
iguales a los que se disponen en un circuito (de hecho, McLaren es una de las empresas involucradas en
esta parte del software).

 

Ahora que corren tiempos difíciles para todos (participantes y
organizadores) la simulación de carreras puede abrir una nueva
etapa dentro de la competición: ¿Te imaginas una versión on line de
la mítica Copa Clio? Seguro que las marcas no han pensado aún en
que un adolescente que participe durante varias temporadas en una
competición así, acabe 'ahorrando' para que su primer coche de
calle sea un Clio. Quizá haya más de un departamento de marketing
interesado en una propuesta así. 

Estas son solo algunas de las ventajas que ofrece el mundo de la
simulación, otras son el promover el avance y la investigación
tecnológica, formar una comunidad alrededor de una sana afición o
la educación en valores como el 'fair play' y la competitividad.
Porque la gente que toma parte en este mundillo se lo toma muy en
serio.  

Por el momento, la RFEdA organiza un
'Trofeo' para ir cogiendo rodaje. El año que viene está previsto
que haya cuatro campeonatos nacionales:
monoplazas, GT, Turismos y resistencia. ¿Puede ser una futura
cantera de campeones? Que se lo digan a Lucas Ordoñez, que pasó de
ganar la GT Academy que organizó Sony en su día, a ser piloto
titular en las 24 horas de Le Mans.

Lecturas recomendadas