Skip to main content

Reportaje

Por tierra y aire, el despliegue de medios con que nos vigila la DGT

Así nos vigila la DGT

Si lo piensas, te sentirás más observado que los concursantes de Gran Hermano...

Helicópteros a los que no tardando mucho se unirán drones y, quizá, alguna avioneta. Coches patrulla, motos, furgonetas y cámaras de vigilancia que, en teoría, graban 24 horas los 365 días del año en pórticos y a pie de carretera.

Este es el despliegue de medios con que nos vigila la DGT. No te agobies, recuerda que lo hacen por tu seguridad (y no es ironía).

Así nos vigila la DGT por tierra

Pórticos, postes, coches, motos y furgonetas. Esta es la función de cada uno...

Cámaras en los pórticos y en postes a pie de carretera

Tráfico tiene instaladas cámaras de vigilancia en las principales autovías y autopistas del país, pero también las hay en carreteras convencionales. Su objetivo principal es vigilar el estado del tráfico; aunque también sirven para dar la alerta a los servicios de emergencia cuando se ha producido algún incidente.

Sus imágenes son las que aparecen en televisión cuando se producen grandes retenciones o hay problemas puntuales como cortes por nieve, accidentes graves...

Son las que los centros de gestión del Tráfico de la DGT utilizan para dar información del tráfico en tiempo real y se pueden visualizar a través de este enlace.

Cámara Vigilancia DGT

En teoría, las cámaras de tráfico funcionan las 24 horas los 365 días del año. Digo en teoría, porque quizá recuerdes que a mediados de octubre desvelábamos el apagón que sufren las cámaras de la zona de Levante

Tráfico nos confirmó lo que cualquiera podía comprobar: no era posible ver imágenes del tráfico en Alicante, Valencia, Castellón, Murcia, Albacete, Almería y algunos tramos de Granada entonces que era un problema puntual, fruto de una avería en la fibra óptica que sería resuelto lo antes posible. Pero, a día de hoy, todavía hay cámaras que aparecen fuera de servicio.

Cámaras de vigilancia del uso del cinturón y el teléfono móvil

Una de las grandes noticias que dejó 2017 en lo que a Tráfico se refiere fue la puesta en funcionamiento de las cámaras que vigilan el uso del teléfono móvil y el cinturón de seguridad.

En abril empezaron a funcionar a modo de prueba; durante dos meses los conductores descubiertos sin cinturón o hablando por el móvil recibían una nota informativa de su infracción. Ahora ya lo que llega es la notificación de sanción.

Tráfico tiene 225 cámaras, colocadas en pórticos o postes, de las cuales el 60% están ubicadas en vías convencionales que son las que registran mayor accidentalidad y siniestralidad y el 40% restante en vías de alta ocupación.

Radares fijos y radares móviles

Que la ubicación de los radares fijos y los móviles está debidamente señalizada y anunciada tanto en carretera como a través de su página web es la gran defensa de la DGT ante quienes acusan al equipo de Gregorio Serrano de afán recaudatorio.

La queja no llega solo de los conductores, también de asociaciones de víctimas que creen que no todos los radares están colocados en puntos o tramos negros de carretera (los que estadísticamente demuestran ser más peligrosos), sino en lugares que sin ser tan dado a acumular siniestros sí son de fácil caza al infractor.

No es nuestro ánimo entrar en este debate como lo hemos con el que pone en entredicho la eficacia del permiso por puntos (al menos no hoy), de modo que nos centraremos en el número de radares fijos y móviles que la DGT tiene en funcionamiento en las carreteras (tienes la ubicación en nuestra lista de radares).

Según el último informe recopilado por Coyote, los tramos en los que Tráfico controla la velocidad superan los 1.800 repartidos entre las 44 provincias (no creas que son muchos, según AEA España es de los países de Europa con menos radares); sin contar País Vasco y Cataluña, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico. De esta cifra, 1.409 corresponden a radares fijos; el resto, son móviles.

Los radares fijos están colocados en pórticos o en postes colocados a los lados de la carretera. Todos debe estar debidamente señalizados con esta imagen unos kilómetros antes:

Señal aviso radares

Pero, ojo, no cada vez que veas esta señal te estarás aproximando a un radar. Hay muchas más señales que radares que recuerdan su presencia.

Los radares móviles también aparecen en la página web de la DGT (indican los kilómetros en los que se mueven habitualmente). En algunas ocasiones están dentro de los coches patrulla; en otras, los colocan sobre un trípode en un lateral de la calzada.

Coches, motos y furgonetas

Hablemos ahora de la flota de vehículos que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil tiene a su disposición para vigilar las carreteras. 

No tenemos la cifra exacta de cuántos vehículos tiene la Guardia Civil de Tráfico. Sí sabemos que entre enero de 2016 y octubre de 2017 se suprimieron del servicio un total de 1.162 vehículos de los que solo 589 han sido repuestos

Según datos remitidos al Congreso, en 2016 Interior dio de alta 497 vehículos, concretamente 425 coches, 46 todoterrenos y 26 motocicletas. En el mismo período, el Ministerio retiro, en su mayor parte por antigüedad, otros 916 vehículos, lo que supuso un resultado negativo de 419 vehículos. Esta tendencia se mantuvo en el pasado 2017, donde se registró un descenso de 154 vehículos tras dar de alta tan solo 92.

¿Qué función tiene cada vehículo?

  • Los coches de la Guardia Civil además de poner en movimiento los radares se encargan de las labores de vigilancia y ayuda a los conductores.
  • La nueva generación de motos están preparadas para hacer controles de alcohol y drogas en cualquier punto (esta es la base de los controles dinámicos). También se ha hablado de una inversión de más 800 millones de euros para el lanzamiento de las primeras motos con radar.
  • Las furgonetas que hasta ahora se utilizaban para prestar apoyo a los coches y las motos van a ver ampliadas sus funciones. A lo largo de este año, un total de 40 furgonetas equipadas con equipos de detección de alcohol y drogas se destinarán a las provincias con mayor siniestralidad por consumo de estas sustancias.

Así nos vigila la DGT desde el aire

La DGT presentó su primer helicóptero en 2013; a día de hoy, según nos han confirmado fuentes de Tráfico, son 12 los helicópteros en funcionamiento.

Todo lo que necesitas saber sobre los helicópteros Pegasus

Todos están equipados con radar Pegasus. Es decir, aunque popularmente a los helicópteros se les llame Pegasus este es solo el radar (es como cuando usamos la denominación pan Bimbo para todo el pan de molde).

Todos están equipados también con cámaras de vigilancia, que son las que descubren lo que hacen los conductores cuando no saben que Pegasus les está mirando. Los radares solo multan en casos de exceso de velocidad, en el resto de infracciones los pilotos se limitan a notificar a las patrullas de tierra lo que está sucediendo.

Lo que viene: drones y avionetas

Durante la presentación del balance de siniestralidad 2017, el director general de Tráfico adelantó algunas de las novedades que pondrán en marcha a largo de 2018 para tratar de reducir el número de accidentes.

Entre otras cosas, lo que nos trae 2018 son más radares, un nuevo examen de conducir y una nueva Ley de Tráfico y Seguridad. También será el año en que se sienten las bases para que, a principios de 2019, empiecen a multar con drones.

Pero hay más. El nuevo Plan Estratégico de medios aéreos de la Dirección General de Tráfico contempla la incorporación de avionetas a la flota para la vigilancia de las carreteras. La idea es montar el radar Pegasus en aeronaves de ala fija, que son más baratas de mantener.

Según Gregorio Serrano, “este tipo de aeronave podría complementar el resto de medios aéreos y terrestres con los que contamos y ampliar la actual cobertura de vigilancia aérea del tráfico en carretera para determinados operativos y para el control de conductas de riesgo en las vías”.

De momento, han probado su funcionamiento en Las Palmas.

Lecturas recomendadas