Reportaje

Motos

¿Por qué cae bien Marc Márquez?

¿Por qué cae bien Marc Márquez?

Diego De Arístegui

19/07/2015 - 18:57

Uno de los pilotos más carismáticos de la parrilla y de la historia del motociclismo mundial. Para muchas madres él sería el yerno perfecto, pero ¿por qué cae bien Marc Márquez?

Hace unas semanas, a raíz de los pitos que recibió en el Gran Premio de Catalunya 2015, decidimos responder a una pregunta poco habitual y es ¿por qué cae mal Jorge Lorenzo? El mallorquín es uno de esos pilotos con un gran número de aficionados, pero sus detractores suelen hacer también mucho ruido. Hoy queremos cambiar a otro piloto que es todo lo contrario, Marc Márquez. En su caso vamos a responder a la pregunta ¿por qué cae bien Marc Márquez?

No te pierdas: ¿Por qué cae mal Jorge Lorenzo?

El piloto de Cervera comenzó su andadura en el motociclismo siguiendo todos los peldaños recomendados para triunfar más adelante en la élite de este deporte. Pasó por la casas donde antes otros pilotos españoles estuvieron con anterioridad y con lo que se metieron al público español en el bolsillo. Debutó en el CEV con 14 años y en el Mundial de motociclismo con 15, una edad muy temprana que ya hizo que los flashes se fijaran en él, que además era muy pequeño de estatura y necesitaba lastre en su moto para llegar al peso mínimo. 

Su sonrisa, el mejor gancho

Probablemente a Marc Márquez lo que le falte hacer en la actualidad es un anuncio de pasta de dientes. ¿Por qué? Pues porque tiene en su sonrisa su mejor arma. Desde que llegó al Mundial, siempre enseñaba los dientes con una actitud afable, que enseguida le generó simpatía en el paddock y en los aficionados españoles. 

Quizás uno de los pocos peros que se le pueden sacar a Márquez en cuanto a actitud es precisamente que siempre está sonriendo. En los buenos y en los malos momentos, cuando en estos lo lógico sería estar cabreado. Él siempre prefiere mostrarse tranquilo y de cachondeo, aunque con el paso de los años su cabreo se ha empezado a ver, pero de una manera sutil como pudimos ver en Assen tras su incidente con Rossi en la última curva. Ahí Márquez recurrió al sarcasmo, a la sonrisa fingida, pero para lanzar sus dardos. Una gran estrategia que le ha traído muy buenos resultados, porque nadie o casi nadie se lleva mal con él

Alzamora le enseñó el rumbo a seguir

Los primeros años de un piloto son los más complicados y marcan el devenir de su carrera deportiva. En el caso de Márquez, ha habido una persona que ha jugado un papel fundamental en su comportamiento y ese es Emilio Alzamora. Podemos decir que el ex campeón del mundo de 125cc es uno de los grandes responsables del rendimiento profesional, pero también profesional de Márquez, porque supo llevarle por la buena senda en esos primeros años, consiguiendo entre otras cosas que la afición estuviese encantada con él

Después, la madurez de Márquez ha sido extraordinaria y ha sido ahí donde ha cimentado su encanto hacia las masas. Es un piloto que siempre se muestra cordial con la prensa, un punto importante para que nadie le lance dardos con veneno, y también cuida muy bien de sus aficionados. Es muy común ver cómo Márquez en cada circuito se baja del motorhome y firma todos los autógrafos a firmar, así como todos los selfies que quieran hacerse con él. Esa actitud, unida a su simpática personalidad y buen sentido del humor, le convierten en el yerno querido y deseado por cualquier madre. 

Un pilotaje único

Aunque le costó un poco en sus primeras carreras de 125, cuando Marc Márquez empezó a despuntar, su progresión ha sido meteórica y espectacular. Junto a esto, una forma de ir en moto de las que levantan a la gente de los asientos, súper agresivo y sin pensárselo dos veces, una actitud que le ha costado alguna reprimenda cuando le ha salido mal, pero que casi siempre ha sido exitosa, lo que le ha llevado a realizar carreras espectaculares que han terminado con Márquez en lo más alto del podio. 

Si con Lorenzo explicábamos que cuando ganaba normalmente las carreras eran un tanto aburridas, Márquez aunque gane de paliza siempre lo hace con algo de emoción en algún momento de la carrera, o con alguna maniobra impresionante. Sin embargo, el bicampeón del mundo también ha tenido victorias en donde ha competido hasta la última curva con alguno de sus rivales, y esas carreras han sido precisamente las que han levantado a los aficionados de sus butacas, y que le han catapultado como un piloto querido no sólo en España, sino en todo el mundo. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Diego de Arístegui

Diego De Arístegui

Redactor MotoGP de AutoBild.es

Te cuento la actualidad del Mundial de MotoGP y también todo lo que rodea al mundo de las dos ruedas. Keep Calm and ¡GAS!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros