Reportaje

Los 8 coches más locos con los que he viajado

Los 8 coches más locos con los que he viajado

Luis Guisado

30/05/2014 - 12:20

Después de casi 10 años probando coches en AUTO BILD, he llegado a la conclusión de que una berlina gris, impersonal y anodina suele coincidir con la mejor opción para viajar. Pero como loco de los coches, yo he hecho viajes en vehículos que, bueno, ideales no son...

El otro día un lector me preguntaba cuál era para mí el mejor coche para viajar. Le respondí que hoy por hoy, un compacto familiar, diésel y con neumáticos de gran perfil en el que poder meter una ‘maxicosi’, un carro de bebé y las varias toneladas de equipaje que genera un pequeño ser humano de 71 cm de alto.

 

Pero como lo que me gusta es conducir, y encima me pagan por ello, he hecho viajes con coches que... bueno, en principio no los plantearías como primera opción. He seleccionado uno por año desde que estoy en AUTO BILD. Aquí tienes los 8 coches más locos para viajar con los que me he topado:

 

2005: Land Rover Defender 90

Sí, señores. En un momento dado me pareció buena idea irme hasta Mérida en un Land Rover Defender 90. Desde Madrid son 348 kilómetros que me hice con una sonrisa, aunque cuando llevaba 50 caí en la cuenta de que quizá mi santa sufridora no opinaba lo mismo. El nivel de rumorosidad, las ballestas traseras que te pegan unos golpes en los riñones que te dejan seco... Una maravilla solo apta para fanáticos como nosotros. 

2006: Mitsubishi Evo IX

Madrid-La Rioja en un Evo IX para pasar un fin de semana largo no es lo que se supone un viaje con glamour... aunque mi destino fuera uno de los hoteles más elegantes de la zona. Suspensiones secas, un consumo de locos y todo lo que conlleva un carreras-cliente como es este ‘casi Grupo N’ de rallys. Correr, corre. Sin duda más que el Defender de arriba. Pero de comodidad... Bueno, de nuevo mi sufridora demostró que su amor no tiene límites: no se quejaba ni cuando una repentina tormenta puso a prueba los 'semislicks' que montaba (me suena que llevaba unos Pilot Sport Cup)... a pesar de que iba a menos de 60 km/h.

 

2007: Audi R8 V8

El que fuera director de AUTO BILD, Javier de la Calzada, se me acercó con cara de haber pasado mala noche. “Te odio”, me dijo. “Te vas a las 24 Horas de Le Mans”. Lo cual, es cierto, ya de por sí es como para odiarme. Pero es que la cara le venía porque me iba conduciendo... y lo iba a hacer con un Audi R8 V8 desde Lasarte (San Sebastián). Era el año del lanzamiento de este superdeportivo, por lo que la expectación era máxima: la gente se descolocaba el cuello al vernos pasar... y los responsables de Audi se dislocaban la muñeca de tanto pasar la tarjeta de crédito en las gasolineras francesas...

 

2008: Audi TT S Cabrio

Gran parte de mis amigos están desperdigados por España, así que cuando coincidimos y podemos vernos, aprovechamos la ocasión. Este año, como si se tratara de una prueba de esas de Top Gear, recibí un mensaje tal que un jueves: nos comemos una paella en Gandía el sábado. En esa época teníamos un Citroën C5 familiar en la redacción, pero no pude cambiarlo y me tuve que ‘conformar’ con hacerme el viaje en el Audi TT S descapotable que estaba probando. Claro, una persona de bien no puede conducir ese coche con la capota echada. Resultado: llegué a la costa mediterránea con la cabeza hecha un bombo... y completamente feliz. En este viaje medí el consumo: 12,6 l/100 km. Muy barata la paella, sí...

 

2009: Range Rover TDV8 Vogue

Amplio, cómodo, ideal para viajar. Me ‘casqué’ un Madrid-Santander con la sensación de ser un torero que se va a su finca... Y con la tranquilidad que da el saber que si ocurre una catástrofe de esas de película, podría llegar a mi destino sin necesidad de ir por el asfalto. Otro viaje para recordar. No solo por la comodidad casi extrema del Range; también porque me gasté casi lo mismo en combustible que en todo lo demás durante un fin de semana...

 

2010: Can Am Spyder

Este híbrido entre coche y moto es un aparato de esos raros que apetece conducir. Y más si, como yo, además eres motero. No me corté un pelo y me fui por tierras de Castilla a visitar a parte de la familia. Resumen: para mi gusto, ‘ni fu ni fa’. Me chupé un pequeño atasco mientras llovía: parado como un coche, me mojaba como en moto. Creo que es el único vehículo con el que no repetiría experiencia.

 

2011: Nissan GT-R

El modelo de 486 CV me tenía desconcertado. Como ‘porschista’ convencido veía en este coche el que le había quitado el record al Porsche 911 en Nürburgring a base de tecnología. Pero eso no me impidió irme a los Pirineos desde Madrid. Lo que me gasté en gasolina es un dato que mi cerebro ha eliminado. Supongo que lo habrá guardado con los demás traumas y algún día aflorará. El sonido de los escapes se me acabó por meter demasiado en la cabeza, pero nunca olvidaré cómo la tracción integral me permitió salir airoso de una placa de hielo colocada a mala leche en plena subida al Parador de Ainsa. ¿Los riñones? Solo regular...

 

2012: Mercedes SLS Roadster

Sí, amigos. Otro coche ideal para viajar... si fuera eléctrico. En el trayecto entre Madrid y el circuito de Cheste me hicieron más fotos que Mikel Prieto (el autor de todas las que ves aquí) a lo largo de su paso por AUTO BILD. Al igual que en 2008, me pareció buena idea hacerme el viaje descapotado. 16 l/100 km no fueron nada comparado con el hecho de que hacía algo de fresco: creo que no pasé de 12 grados en todo el trayecto. Con la calefacción a tope, puedo prometer (y prometo) que yo no me resfrié, pero mi presupuesto para gasolina de ese mes sufrió una gripe letal.

 

2013: Audi TT RS

¿Cómo convencer a una embarazada de que el TT RS con asientos tipo 'bacquet' es la mejor opción para hacer 300 km? Fácil: “Es automático, y en la parte de atrás cabe el equipaje que no podamos meter en el maletero”. Como ya está curada de espanto, yo creo que la pobre ni pestañeó cuando le dije que nos íbamos de puente en él. Conducción ultraeficiente evitando todos los baches del camino, estoy seguro de que batí algún récord Guinness de 'ultra-mega-bajo' consumo con este coche.

 

 

También puede interesarte:

Los coches más frikis del mundo

- Los cinco coches de tres ruedas más impactantes

Seis consejos para que tu coche te dure más años

Los cinco mayores errores al comprar un coche nuevo

Cinco coches que avergonzaron hasta a sus propias marcas

Ocho errores que demuestran que no eres un buen conductor

Cinco deportivos que odiarás si los conduces

Cinco coches para superar la crisis de los 40

Los 10 SUV con más cualidades offroad

Los 10 SUV con menos cualidades offroad

Los cinco mejores deportivos fabricados en España

Los cinco mejores coches para dar la vuelta al mundo

Los cochazos más horteras: ¿el rosa está de moda?

 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches