Lista

5 motores que deberían haber montado más coches

Aquí tienes cinco motores que deberían haber montado más coches, una serie de propulsores que nos encantaron por su respuesta, sonido o rendimiento y que por desgracia solo estuvieron disponibles en un modelo.

Te interesa: 5 todoterrenos equipados con motores V12, ¡de locura!

Aquí tienes un ranking con cinco motores que deberían haber montado más coches, una serie de mecánicas que nos enamoraron por su respuesta, por su rendimiento o por su sonido y que desgraciadamente solo están (o estaban) disponibles en un único modelo. Como seguramente sabrás, es habitual en el sector que un mismo propulsor sea empleado por una gran variedad de automóviles, ya sea sin modificaciones o solo con ligeros cambios. Esto sucede, por ejemplo, con los bloques 2.0 TDI del Grupo Volkswagen, que son utilizados por la propia Volkswagen pero también por Seat, Audi o Skoda.

Los fabricantes apuestan por esta fórmula para amortizar los desorbitados costes de desarrollo de un nuevo motor, que se compensan mucho más rápido comercializando más unidades y esto es más fácil de lograr si estos están disponibles en un abanico de modelos más amplio. Sin embargo, hay ocasiones en las que un propulsor excepcional solo acaba usándose en un único vehículo y este es el caso de los protagonistas que te presentamos en la galería de imágenes, motores que tendrían que haber equipado más modelos.

VÍDEO: Los diez mejores motores para 2017

 

Esto es más habitual en modelos de altas prestaciones, deportivos y superdeportivos que buscan diferenciarse recurriendo a motorizaciones con características especiales que los distingan de sus competidores. Pero dentro de este segmento hay marcas, como Mercedes-AMG, que prefieren crear uno o varios motores que posteriormente son utilizados por prácticamente todas sus versiones deportivas. Eso pasaba con el glorioso propulsor 6.2 V8 atmosférico, que con diferentes modificaciones, podías encontrar desde en una berlina como el Mercedes C 63 AMG  hasta en un salvaje superdeportivo como el Mercedes SLS AMG Black Series; y también pasa ahora con el 4.0 V8 biturbo, que montan desde un C 63 hasta el brutal AMG GT-R.

Otro caso parecido es el del fantástico bloque 2.5 TFSI de Audi, una mecánica de cinco cilindros en línea sobrealimentada que ha sido elegida en numerosas ocasiones como el mejor motor del año, incluida su última evolución. Es un motor bestial por su sonido, respuesta y potencia que puedes encontrar en una berlina como el Audi RS 3 Sedán hasta en un SUV como el Audi Q3 RS, pero también en vehículos mucho más exclusivos y caros, como el bestial Donkevort D8 GTO.

Fuente: CarBuzz

Y además

Más de Los rankings y listas más vistos