Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Cinco motivos para comprarte un coche de gasolina

Mejor gasolina: Mazda CX-5 2017 Skyactiv-G suv

A estas alturas, lo de la economía es lo menos importante...

Si eres de los que todavía dudan entre comprar un diésel o un coche de gasolina dame unos minutos para darte mis cinco motivos para comprar un coche de gasolina y, después, tomas tu decisión.

En un momento en que el diésel parece haber sido demonizado y todas las predicciones apuntan hacia un futuro en el que los coches de gasóleo casi tendrán que justificar su existencia, son muchos los que se preguntan si ha llegado el momento de dejar a un lado sus principios y decantarse por un gasolina en su próxima compra.

N te pierdas: así está subiendo el precio de la gasolina

Nosotros lo hemos analizado muchas veces y aunque estamos convencidos de que el fin del diésel no está tan cerca como algunos expertos nos quieren hacer creer, lo cierto es que noticias como el más que posible aumento de los impuestos que graban el precio del gasóleo o las restricciones en muchas ciudades europeas hacen comprensible el descenso de ventas que ya ha acusado el mercado de coches diésel.

1. Confort

La suavidad de funcionamiento de un motor de gasolina no tiene nada que ver con la de cualquier diésel, por moderno que sea. Sobre todo, por las vibraciones, ya que la mejora del aislamiento acústico de los coches sí ha conseguido que su mayor ruido se perciba mucho menos en el habitáculo.

Además, está la conducción, el gasolina es mucho más progresivo y elástico, por otro lado no se cala con la facilidad que lo hacen los motores de gasoil, cosa que a veces cuando hay un un Start/Stop de por medio a veces te pasa en el peor momento posible. 

2. Limpieza

Los motores de gasolina son más limpios.¿He mencionado lo mucho que me desagrada ver el humo negro salir a chorros de algunos diésel? Hay conductores a quienes no les importa el medioambiente, las alergias y hasta el cáncer, pero el hecho es que aunque un diésel bien mantenido no tiene por qué crear esas pantallas de humo negro cada vez que acelera o arranca, siempre sigue emitiendo muchas más partículas nocivas al aire. De hecho, que contaminan más es la razón de ser de estas cinco medidas que están machacando el diésel (entre ellas se incluye el anuncio de varias ciudades europeas que prohibirán que los coches de gasóleo entren en sus calles centrales).

Nuevo etiquetado de la gasolina, todo lo que debes saber

Ojo que un gasolina tampoco es una solución limpia al 100% y si lo que buscas es cuidar el aire que respiramos, quizá debas decantarte por un coche eléctrico o, al menos, un híbrido (con media mecánica de gasolina, eso sí).

3. Gusto

Para mí no hay nada como un buen motor de gasolina y, a ser posible, atmosférico. Siempre sabes lo que te vas a encontrar y, si conoces bien el motor, puedes conducir sin siquiera mirar al cuentavueltas. De oído ya sabes si estás a 3.000 o a 5.000 rpm. Por cierto, ahí es cuando se le acaba la vida a un diésel y, si llevas un motor de gasolina un poco deportivo, ahí es donde puede empezar la diversión.

En este vídeo hacemos un repaso a siete coches que son mejor en gasolina que en gasóleo:

4. Economía

Quizá esperabas que este fuera el primer punto, pero tal y como están las cosas y con la cruzada contra el diésel que vivimos, la diferencia económica entre comprar y, sobre todo, mantener un diésel o un gasolina es cada vez menor.

El coste de adquisición de un coche de gasolina suele ser cientos de euros inferior a al de su homólogo de gasóil, así que a veces se puede ahorrar con un coche de gasolina. Depende de la marca, pero sobre todo de la categoría de coche, pero esta cantidad puede situarse entre 500 y 2.000 euros.

Eso sin tener en cuenta las revisiones, que son más caras y la sustitución de piezas como las válvulas, los filtros y los inyectores, piezas que se estropean mucho más en los coches diésel. 

5. Siempre podrás convertirlo a GLP

Convertir tu coche a GLP tiene un coste aproximado de 1.800 euros y, aunque todo tiene sus inconvenientes, en este caso quedarte sin parte del maletero, con este combustible casi totalmente limpio puedes llegar a ahorrar hasta un 40% más. En mi opinión es una buena solución si haces muchos kilómetros y, si vives en una ciudad, además puede valerte para obtener el distintivo de coche ecológico.

Ningún diésel te puede ofrecer esto, sobre todo porque no se pueden convertir a gas licuado del petróleo coches con motor de gasoil. 

Lecturas recomendadas