Skip to main content

Reportaje

Cinco medidas que están machacando el diésel

Diésel Alemania
Noelia López

Y eso que todavía no han entrado en vigor...

Más allá del debate de si el liderato del gasóleo como principal combustible para nuestros coches está más o menos cerca, lo cierto es que cada vez son más las ciudades que se suman al compromiso de prohibir la circulación de coches diésel en sus calles para luchar contra la contaminación.

La desaparición del diésel ¿se acelera?

Si te estás planteando comprar un coche y te dicen que no podrás usarlo dentro de seis años, ¿lo comprarías? Esto está haciendo que también haya fabricantes que se empiezan a plantear si merece la pena fabricar coches de gasóleo.

Estas son las cinco medidas que, a día de hoy, están machacando el diésel.

Roma, prohibido circular a vehículos diésel en el centro a partir de 2014

"Nuestras ciudades corren el riesgo de enfrentar desafíos inesperados. Asistimos cada vez más a fenómenos extremos: sequía por largos períodos, precipitaciones que en un día pueden dejar las lluvias de un mes entero o incluso nevadas inusuales de bajo nivel como las que actualmente se suceden en Italia". De esta forma ha explicado la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, por qué han decidido prohibir la circulación de vehículos diésel en el centro de la ciudad a partir de 2014.

"Tenemos que actuar sobre la causas y no sobre los efectos", ha dicho.

De acuerdo con la medida aprobada por el Gobierno de Roma, dentro de seis años ningún vehículo movido con gasóleo podrá entrar en el centro de la ciudad. 

Una sentencia permite prohibir el diésel en Alemania

El Tribunal Administrativo de Alemania ha dictado una sentencia por la que permite que los ayuntamientos del país puedan vetar el uso de vehículos diésel en ciudades con altos niveles de contaminación. 

La decisión llega después de que una asociación ecologista llevara a los tribunales a las ciudades de Stuttgart y Dusseldorf porque consideran que no están haciendo lo suficiente para reducir los niveles de polución.

La sentencia afirma que los ayuntamientos pueden adoptar la medida de prohibir la circulación del diésel, pero que deben hacerlo con proporcionalidad. Para ello, establece un plazo de transición así como una aplicación gradual de la prohibición.

En Sttutgart, por ejemplo, se habla de que no habrá prohibición hasta septiembre y que se permitirá el paso a quienes usen sus coches diésel por trabajo.

Madrid y París prohibirán los diésel en 2025

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha anunciado su intención de que ha anunciado que en 2025 los diésel anteriores a 2006 y los gasolina anteriores al año 2000 no puedan circular por la almendra central.

Los vehículos más recientes se consideran más respetuosos con el medio ambiente, por lo que seguirá permitiendo su circulación.

Otra capital europea que no quiere diésel en sus calles es París. La capital francesa es una de las ciudades que prohibirán los diésel en 2015, a su favor tiene uno de los mejores sistemas de transporte público del continente con una estación de metro a menos de 10 minutos de cualquier lugar.

Fabricantes que se posicionan en contra del diésel

Anuncios como los anteriores y las cada vez más estrictas normas medioambientales europeas están haciendo que cada vez sean más los fabricantes que se plantean dejar de fabricar coches diésel. Tres ejemplos:

  • Toyota ha dicho que en 2025 dejará de fabricar modelos equipados únicamente con combustión interna y que centrará todo su trabajo en híbridos y eléctricos.
  • Volvo ha anunciado que en 2019 solo fabricará coches híbridos y eléctricos
  • Seat no ha dado fechas pero el CEO de la compañía, Luca de Meo, ha declarado que con las nuevas medidas medioambientales aprobadas por Europa, los coches diésel van a empezar a dejar de ser rentables. Parece que en 2025 el coche eléctrico tendrá más peso en sus filas que el tradicional.

China: ni diésel ni gasolina

Más drásticos son en China donde no solo quieren prohibir el uso de vehículos de gasóleo: su objetivo es que en un futuro todavía no determinado solo haya coches eléctricos en sus calles.

Según las declaraciones de Xin Guobin, viceministro de industria del país asiático, están estudiando prohibir la venta y circulación de coches gasolina y diésel en China y aunque no fecha para la puesta en marcha de tan polémica medida, sí dicen que su deseo es que en 2025 uno de cada cuatro vehículos en circulación sea eléctrico.

 

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas