Skip to main content

Reportaje

Competición

Citroën nos cuenta cómo quieren volver a ser campeones del WRC

Loeb en el Rally de México

Y después de Loeb, ¿qué? Visitamos la fábrica de Versalles-Satory, a las afueras de París, donde el Grupo PSA prepara sus coches de Rallys, Rally Cross (RX) y Fórmula E para que Citroën nos cuente sus planes deportivos en 2019.

Acaban de ganar el Rally de Cataluña 2018... pero con Loeb. Y eso, aunque haya sido un hito más de la leyenda francesa, retirada oficialmente del Mundial de Rallys,... dice mucho de su coche y poco de una temporada aciaga. Pero aunque cuenten como probador de lujo al nueve veces campeón del Mundo, la verdadera apuesta para el próximo año será el fichaje de Ogier. Pero, ¿cuáles son sus planes de futuro? Citroën nos ha contado cómo quiere volver a ganar el WRC en 2019 desde su cuartel general de París. 

No hacer fotos. No hacer vídeos. No contar nada salvo los estrictamente necesario. Todo son sonrisas nerviosas en sus instalaciones a las afueras de la capital francesa -tan acristaladas y tan opacas, a la vez, donde el Grupo PSA dirige las mil y una batallas deportivas en las que lleva años luchando: Rallys (WRC), Rally Cross (RX) y, más recientemente, Fórmula E.

Loeb gana el Pikes Peak 2013 y destroza el récord

Sin móviles ni cámaras, mi memoria fotográfica sí se percata de cómo todo está convenientemente disimulado para este pequeña visita a la fábrica de Versalles-Satory, si bien, puedo reconocer cajas de cambio de las 24 Horas de Le Mans o el coche completo bajo una funda -todavía con arena en las ruedas- con el que Carlos Sainz ganó el último Dakar.

 

Pero entre tantos recuerdos brillantes en épocas y competiciones legendarias como ese raid (Peugeot y Citroën), el Mundial de Resistencia, la F1, la subida al Pikes Peak y las carreras de RX (Peugeot) e incluso los ePrix de Fórmula E (DS)... las sensación al bajar a los talleres del Mundial de Rallys (especialmente dominado por Citroën) no puede ser más agridulce: este año, los C3 lucen más galones heredados que resultados directos y están por detrás de Hyundai, Toyota y Ford. ¿Por qué? En Citroën, ¿cómo quieren volver a ser campeones del WRC

"Ganar no es fácil, pero nosotros no estamos aquí para conformarnos con no hacerlo. Y no vale hablar de una cuestión de suerte", apunta Pierre Budar, director de Citroën Racing. Y por si no me queda claro por dónde van los tiros, dispara: "Tenemos un coche competitivo que ha estado a punto de ganar en México, Argentina, Córcega [y ganaría por fin con el oficialmente retirado Loeb en el Rally de Cataluña 2019, semanas después de esta entrevista]... pero se han cometido pequeños errores con graves consecuencias".

Citroën Racing París

Pierre Budar, director de Citroën Racing. 

Y por eso -recojo el guante yo-, se ha despedido a Kris Meeke...

Citroën despide a Meeke

"Ha sido una decisión tan dura como necesaria. Lo estaba haciendo bien, pero en Córcega tuvo demasiados fallos. Es en esos momentos cuando un piloto no puede perder el control", sentencia y ejecuta este francés, con convicción pero sin crueldad en sus palabras. Está bien que no haya hecho falta probar el vino -igual de francés- de esta comida tan típica de la tierra para notar que nuestro comensal confía en su equipo para darle la vuelta a las cosas "sin esperar al año que viene" y comprobar por nosotros mismos que tienen la estructura y las armas (echa un vistazo al recuadro de la derecha) para acabar ganando cualquier guerra que se propongan.

Pero si la artillería pesada está a punto, hablemos de los que estarán al mando: ¿tanto sigue dependiendo Citroën del ya retirado Sebastien Loeb [ganador de 9 títulos Mundiales con ellos] para levantar la moral de la tropa? 

"Él y Tanak han hecho muy buen trabajo en los tests, pero se confirmó a Loeb sólo para el Rally de España. Necesitamos más cosas". ¿A alguien, quizás, con una impecable hoja de ruta como Ogier [el fichaje se confirmaría justo después], ahora que terminan Green y Ostberg? ¿O habrá que apuntar a otras competiciones deportivas? Al fin y al cabo, por encima de romanticismos, la carreras suele ser negocio...

Citroën Racing París

"Ganar en los Rallys supone demostrar que sabemos hacer coches de calle buenos, confortables, seguros... y, a la vez, pasionales", nos cuenta Budar. 

 

Desarmado por no poder hacer estallar el bombazo del fichaje de Ogier hasta días después de nuestro encuentro, Budar pasa a la ofensiva con la segunda cuestión: "Con todo, estamos contentos con nuestra presencia en el WRC, y vamos a seguir allí porque es la competición con más retorno después de la F1.

La estrategia de Citroën son los Rallys, por ADN y porque si ganamos, daremos la imagen de que sabemos hacer coches de calle buenos, tecnológicos, seguros, confortables... y, además, pasionales". 

Está bien, me rindo: que se preparen todos, porque en 2019 llega la caballería. 

Ogier, el ¿último? cartucho

Días después de nuestra visita, Citroën confirmaba el fichaje de Ogier e Ingrassia para reconquistar el WRC.

Citroën ficha a Ogier para 2019

Pero en el punto de mira sigue estando el posible regreso del que ahora es probador de lujo (y piloto esporádico en el Rally de Cataluña): el mismísimo Loeb.

El taller más secreto 

Tres proyectos, tres marcas: 300 personas construyen en 17.000 m cuadrados los bólidos para el Rally Cross (Peugeot), la Fórmula E (DS) y WRC (Citroën), cuyos departamentos de diseño, de calidad, puesta a punto y reparación hemos visitado en la Fábrica Versalles-Satory, creada en el año 2001. Aquí se cocinan los planes deportivos del Grupo PSA... y, cómo no, cómo Citroën quiere volver a ser campeón del WRC. Se espera que en un futuro sin fecha Opel también forme parte de los fabricantes aquí representados. 

Citroën Racing París

1 Diseño 

En este departamento, 20 personas trabajan con cerca de 10.000 referencias. Solamente para los Citroën C3 del Mundial de Rallys, han tenido que 'dibujar' unos 2.000 componentes.

Citroën Racing París

2 Motores 

Una decena de trabajadores son capaces de ensamblar un nuevo motor en diez días. Cada año, ponen a punto unos 80. El objetivo es que todo sea afinado antes y de mejor manera que en la realidad.

Citroën Racing París

3 Carrocería

En 500 horas, vacían el coche, los refuerzan (carbono, resinas y 40 m de barras -en total, 2 kg menos que el C3 de calle...-). No tienen túnel de viento (aquí usan el de Citroën) porque no lo amortizarían.

Citroën Racing París

4 Caja de cambios

Una decena de especialistas de ese departamento revisa y prepara el cambio (tarea que les lleva toda una semana) y el diferencial (durante dos días) después de cada uno de los rallys.

Citroën Racing París

5 Suspensiones 

En construir cuatro amortiguadores nuevos (de los 20 que pueden usar dos coches en cada rally, con 300 mm de recorrido en tierra), el equipo tarda 2,5 días en hacerlos. Los prueba a 2,5 m/s.

Citroën Racing París

6 Verificaciones

Para que todo esté en orden según el reglamento -y la seguridad- en una categoría como el WRC, Citroën verifica al mes unas 5.000 partes de su vehículo.Sólo en el chasis tarda un par de días.

Citroën Racing París

7 Reparaciones 

Desde que un C3 llega de la fábrica hasta que se monta, pueden pasar seis semanas (y cuatro, para volver a ponerlo a punto).

Citroën Racing París

Cada equipo del WRC puede fabricar un máximo de 9 al año para todos los pilotos.
 

Lecturas recomendadas