Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba Suzuki Vitara 2019, más diseño y nuevos motores

Suzuki Vitara 2018
Nota

7

Desde 18.540 euros

Tanto en tierra como en asfalto, ya hemos podido probar al Suzuki Vitara 2019 con todas sus novedades. Empiezo primero por lo que se ve. Algo que se nota al primer vistazo. No sólo afecta al exterior sino que también lo podemos ver en los acabados interiores. Y, por supuesto, Suzuki ha aprovechado esta actualización para reforzar el apartado de seguridad, añadiendo muchos asistentes a la conducción que antes no tenía. 

No te pierdas: ¿Cuál es mejor, Suzuki Vitara 2018 o Peugeot 2008?

El esfuerzo merece la pena ya que el Suzuki Vitara lleva ya 30 años de historia a sus espaldas y más de 3 millones de unidades vendidas en un total de 190 países de todo el mundo.

VÍDEO: Así es el nuevo Suzuki Vitara, ¿ves los cambios?

El nuevo Vitara luce una nueva parrilla delantera cromada, paragolpes delanteros con embellecedores cromados, llantas de aleación de 17 pulgadas y ópticas delanteras con tecnología LED. Lo mejor es que se mantienen las múltiples opciones de personalización, con una completa paleta de colores, combinaciones bitono y packs de accesorios.

El interior del Suzuki Vitara varía sustancialmente con respecto a lo que ofrecía hasta ahora. Hay nuevos materiales, algo más blandos en la parte alta del salpicadero, y una nueva tapicería de diseño mixto. Me gusta la elección de los distintos materiales y colores y también la disposición de los mandos, muy intuitivos y de fácil acceso. 

nuevo restyling todoterreno offroad suv

La información que se ofrece al conductor también mejora con una nueva pantalla a color de 4,2 pulgadas en el cuadro de instrumentos que aporta datos acerca del consumo, la eficiencia de conducción y los distintos modos del sistema de tracción integral AllGrip.
La guinda la pone un nuevo reloj situado en el centro del salpicadero, donde también la pantalla táctil de 7 pulgadas compatible con los sistemas Apple CarPlay, Android AutoTM y MirrorLinkTM

Sigo con la prueba del Suzuki Vitara 2019: ahora toca hablar de seguridad. La marca japonesa se ha puesto al día y por ejemplo, el nuevo Vitara incorpora el sistema DSBS (Dual Sensor Brake Support), alerta cambio de carril, asistente cambio de carril y alerta antifatiga.

Suzuki Vitara 2019

Además, disfruta de tres sistemas que son novedad absoluta en Suzuki: el reconocimiento de señales de tráfico (detecta señales de velocidad máxima o prohibición de adelantar mostrándolas en el panel de instrumentos), detección de ángulo muerto (funciona a más de 15 km/h detectando la presencia de vehículos en los ángulos muertos laterales en el momento de cambiar de carril) y alerta de tráfico posterior (en velocidades inferiores a los 8 km/h en marcha atrás dos sensores laterales traseros advierten al conductor de los vehículos que se aproximen por los laterales del nuevo Vitara 2019). Todo ello se suma al control predictivo de frenada con reconocimiento de peatones y al cruise control adaptativo.

Suzuki Vitara 2019

Mecánicas más ahorradoras

Para la primera prueba del nuevo Suzuki Vitara, elijo a la más modesta de sus mecánicas, de solo un litro con tecnología Boosterjet y 111 CV. Tanto esta como la más potente se pueden combinar con cajas de cambio manuales y automáticas de seis velocidades y con el sistema de tracción 4WD ALL GRIP, que permite elegir entre cuatro modos de conducción (Auto, Sport, Snow, y Lock).

Este motor de inyección directa me ha gustado porque proporciona un rendimiento más que aceptable al Suzuki Vitara 2019 y sobre todo una buena economía de uso. Su turbocompresor proporciona una buena cifra de par motor desde la parte baja del cuentavueltas lo que lo hace muy agradable en la conducción. Obviamente, su respuesta es modesta y no esperes unas reacciones inmediatas o muy enérgicas en marchas largas o con todas las plazas ocupadas. 

Si quieres algo más de viveza, la versión 1.4 Boosterjet de 140 CV del Vitara debe ser tu candidata: se ofrece en las versiones GLE, GLX, GLX 4WD, GLX 4WD automático SR y la serie especial Toro. 

Por cierto, las versiones con cambio automático disponen de levas de cambio situadas en la parte posterior del volante. Esta caja, que también he podido probar, tiene un funcionamiento decente y realiza los cambios con fluidez, aunque le pediría algo más de rapidez a la hora de hacer las transiciones. Sobre todo en las reducciones, a veces se lo piensa demasiado. En cualquier caso, no me imagino mejor compañero de viaje para una salida al campo que esta transmisión por la facilidad de conducción que aporta en esas circunstancias.
Tanto la dirección como los frenos cumplen, y solo en carretera echo en falta una mayor precisión de guiado cuando circulas a altas velocidades de crucero. No obstante, el chasis lo pone siempre muy fácil y da mucha confianza al volante, tanto en apoyos largos en carretera como fuera de ella.

Personalización del Suzuki Vitara

La nueva gama del SUV nipón está disponible con una amplia paleta de colores, ocho combinaciones posibles con pintura bitono y cinco colores metalizados. A todos ellos hay que sumar los tonos sólidos blanco superior y rojo Bright. 

Como la generación anterior se ofrecerá con los packs Rugged y Urban, que hacen del Vitara algo más personal. Retrovisores, spoiler delantero, molduras laterales y embellecedores en la parrilla y paragolpes son los elementos que darán nueva cara al Vitara. 
La versión GLX 4WD con transmisión automática puede incorporar el techo panorámico, que tiene una gran superficie de apertura y cuenta con dos paneles de cristal para que los pasajeros disfruten de las vistas espectaculares que solo se pueden alcanzar a bordo del Vitara. La nueva gama Suzuki Vitara se ofrece con cinco años de garantía. 

Precios del Suzuki Vitara 2019

La versión de acceso con el motor más modesto y transmisión manual tiene un precio de 18.540 euros, sin campaña ni descuento incluidos. La versión tope de gama se vende con un precio de 27.790 euros. A estas cifras hay que descontarles 1.300 euros de campaña.

Conclusión

Lo mejor

Precio, asistentes a la conducción, nuevos motores, capacidad en tierra, sistema ALLGRIP

Lo peor

Dirección algo imprecisa en carretera, cambio automático algo lento en reducciones

Lecturas recomendadas