Skip to main content

Prueba

Prueba: ¡Nos subimos al Renault Alpine!

Alpine A110

Prueba: ¡Nos subimos al Renault Alpine! No llegará a España hasta mediados de 2018, pero AUTOBILD.ES ya se ha subido al deportivo francés. Te contamos nuestra experiencia.

La buen noticia por fin ha llegado: el Alpine ya está terminado. Preparado para despegar en el mercado. Nosotros ya nos hemos montado y hemos rodado con él... Ya lo hemos oído, sentido y tocado. Prueba: ¡Nos subimos al Renault Alpine!

Echemos un breve vistazo hacia atrás. Hace cuatro años el presidente de Renault, Carlos Ghosn, resucitó la marca Alpine. En Le Mans vimos el primer prototipo, hace unos meses hizo su debut oficial en Mónaco. 

Y ahora, por fin, tenemos ante nosotros a este flamante deportivo . Los diseñadores de Renault se han basado en el modelo original A110 de 1962, pero estamos ante un deportivo absolutamente actual, con una proporciones perfectas y una línea arrebatadora. Hay detalles que recuerdan al modelo clásico que venció a Porsche en los rallies de los 70, como su luna trasera abombada.

Por eso, el nuevo Renault Alpine A110 no ha cambiado tanto. Su ADN queda claramente plasmado en el frontal, gracias a sus cuatro luces diurnas de LED, además de una nervadura central que recuerda al modelo primigenio.

El perfil lateral sigue siendo una oda al diseño eficiente, con una carrocería que maximiza la eficiencia y minimiza su perfil. Detrás, la zaga cuenta con un look de lo más moderno, gracias a sus pilotos LED con forma de X, además de sus intermitentes dinámicos que a más de uno le hará fijarse en esta parte con especial atención.

El interior del Alpine A110 se llena de materiales de calidad, como piel de grano natural, fibra de carbono o aluminio, para configurar un habitáculo minimalista, pero a la vez glamouroso. Hablando de aluminio es el compuesto del que está realizado su chasis y su carrocería, y la razón por la que se consigue un peso de poco más de 1.000 kilos (1.080 para ser exactos). Algunos kilos más si nos referimos al Alpine A110 Première Edition, que llega a los 1.103, debido al superior equipamiento que monta.

Alpine A110


Tiene dos maleteros… bueno, mejor dicho dos huecos para dejar el equipaje o lo que te quepa en 100 litros delante y 96 detrás, pero ya te digo que no será mucho… Y respecto a los bacquets, el Alpine A110 Première Edition montará unos asientos sin regulación del respaldo, pero las siguientes versiones sí tendrán esta posibilidad, así como su modificación en altura..

¿Quieres ver cómo sería un Alpine descapotable? ¡Pincha aquí!

Un depósito de gasolina detrás del eje delantero, el motor delante del eje trasero, un reparto de peso del 44% delante y un 56% detrás, además de unas dimensiones bastante compactas (4,18 cm de largo, 1,80 mm de ancho y 1,25 de alto), y aderezado por un bajo centro de gravedad, proporcionan una increíble agilidad, sobre todo en su terreno favorito: carreteras de buen asfalto reviradas y más reviradas a ser posible de montaña, lo que le dio el nombre a este modelo.

Una mecánica digna de tal envoltura

El Alpine A110 equipa un nuevo motor 1.8 turbo, desarrollado por los ingenieros de Alpine y Renault Sport que eroga 252 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 320 Nm. Con el peso que antes te he comentado, ofrece una excelente relación peso/potencia de 4,3 kg/CV lo que permite acelerar al Alpine de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos. La marca promete un consumo medio que rondará los 7,5 litros cada 100 km.
La caja de cambios es automática, Getrag DCT de 7 velocidades y su manejo puede ser secuencial a través de sus levas fijas tras el volante, o a través de los botones principales en el reposabrazos central. Aquí encontrarás los botones D, N y R, para su manejo. Si dejas pulsada la N, pasa a control manual, mientras que si dejas pulsada la N, conectarás la P, de parking.

La competencia es dura y los siguientes modelos pueden estar entre sus adversarios más directos: BMW Z4, Audi TT RS, Nissan 370Z, Lotus Elise o Alfa 4C

Este Alpine A110 posee tres modos de conducción (Normal, Sport, Track) que permiten modificar los parámetros del motor y de la caja de cambios, de la dirección, ESC y sonido del escape. La pantalla TFT de 10 pulgadas también ofrece diferentes grafismos según el modo de conducción seleccionado. El cambio, en el modo Sport, petardea al subir de marchas y, sobre todo, cuando recuperas o dejas de acelerar.

El Alpine A110 es el único de su segmento capaz de alcanzar los 250 km/h sin necesidad de montar alerón. ¿Por qué? Pues porque cuenta con una dinámica de lo más trabajada, que comienza por carenar totalmente sus bajos y continúa por dotarlo de un difusor con aletas que asienta el coche en la parte trasera a alta velocidad.

 

¿Cómo va?

De maravilla. Su bajo peso, el equilibrado reparto de pesos y un bajo centro de gravedad, permiten un paso por curva endiablado. Pero casi lo mejor es que no se descompone si lo llevas al límite. Quizá el eje delantero se note un poco flotante en determinadas y muy extremas circunstancias, pero su aplomo en general es increíble. El paso por curva es rapidísimo y genera mucha confianza tanto con buen asfalto como con él roto. La suspensión, de dobles triángulos y heredada de la competición, tiene mucho que ver en ello. 

Alpine A110 2018

Pero lo mejor es lo ligero que se siente. Sus 1.000 kilos solo provocan inercias si vas realmente pasado y si esto sucede, sus reacciones son muy nobles y controlables. Su equilibrio general, el tacto del volante, todo en él es de deportivo puro. Como si llevaras un kart gigante, todo muy directo y sensitivo.
Por supuesto, el motor también colabora a la sobresaliente sensación que me llevo del nuevo Alpine A110. Empuja ya desde muy abajo y con vehemencia. La patada del turbo está muy bien disimulada y el sonido enamora a medida que subes de revoluciones y hasta el corte cerca de las 7.000 rpm. Su rápido cambio automático acompaña a la perfección y puedes circular a un ritmo muy alto sin realizar mucho esfuerzo ni poner mucha concentración en ello. Todo fluye naturalmente. Es un coche nacido y construido para impresionar y enamorar. Y lo hace a conciencia.

Alpine A110

A través de una App, en diciembre de 2016 se comenzó a reservar esta Premiere Edition, limitada a 1.995 unidades en toda Europa. En pocos días ya estaban todos pedidos. A España llegarán 30, que es la cuota para nuestro país, por supuesto todos vendidos a un precio de 61.500 euros y lo harán antes del verano de 2018. El resto de la gama, entre los que habrá dos acabados, Alpine A110 Pure (más deportivo) y Alpine A110 Legend (más lujoso y confortable), llegarán después del verano a un precio que está por decidir y que oscilará entre los 57.000 y los 65.000 euros.

Si estás pensando en comprar un deportivo nuevo, échale un vistazo a nuestro recomendador de coches para descubrir rápidamente qué coche comprar.

Hemos probado 1 versión del Alpine A110

Prueba: Alpine A110. Te hará sudar en el circuito

En esta prueba del Alpine A110 lo metemos en el circuito de Contidrom y lo exprimimos al máximo contra el crono. Resultado: es un deportivo endiabladamente veloz.
Alpine A110 1.8 I4 252CV Automático
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.799 cc

  • Par motor

    320 Nm /6.000 rpm

  • Potencia

    252 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    100 L

  • Aceleración 0-100

    4,5 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    0,0/0,0/6,2 l/100km

  • Precio

    0

  • Garantía

    -

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Alpine A110 Todo sobre Alpine A110

Lecturas recomendadas