Prueba

Prueba de copiloto: Porsche 911 GT2 RS

Luis Meyer

17/06/2017 - 12:05

Por fin tenemos las primera fotos sin camuflaje del último bólido de Stuttgart. En esta prueba de copiloto del Porsche 911 GT2 RS comprobamos que, posiblemente, es el mejor 911 de todos.

Estará en los concesionarios a partir de otoño de 2017, costará más de 260.000 euros y solo habrá 1.000 ejemplares disponibles. Nosotros ya nos hemos subido. Prueba de copiloto: Porsche 911 GT2 RS.

GT2 vs Porsche 911 GT3, lo cual significa: turbo contra atmosférico, PDK de serie en logar de caja manual opcional, 700 CV en lugar de 500, 750 Nm frente a 460. Son muchas diferencias, y es que a estos dos Porsche los separa un mundo. La siglas RS son para "Rennsport" (competición), y este Porsche GT2 RS tiene el ajuste radical que delata su nombre. Muelles y amortiguadores tienen un tarado heredado directamente del circuito, el chasis en su conjunto es tan inflexible como el acero. La jaula protectora en negro mate es de serie.Aunque el peso se queda bajo los 1.500 kilos gracias a una cura de carbono, opcionalmente se puede reducir aún más usando elementos del 918. Con la ayuda de estabilizadora de fibra de carbono, ruedas de magnesio y otros componentes de titanio, puedes bajar otros 20 kilos. 

VIDEO: El Porsche más radical de todos... No es de Porsche

Mientras que los masoquistas pueden prescindir del climatizador y el módulo PCM, los amantes de los viajes pueden optar por eso y confortables asientos, si lo desean. Pero, con todo, la respuesta de este GT2 RS sigue siendo la de un deportivo radical de la vieja escuela. Un bólido que pide siempre rodar a velocidad descomunal. 

Pero lo que hace realmente especial a este Porsche es la manera en al que traslada todo su poderío al asfalto. La dirección lee la carretera con la precisión de una impresora 3D. Devora las curvas sin inmutarse, el brutal agarre del eje delantero permite compensar las fuerzas laterales, y los giros son fulminantes. Y para lograr que el descompensado de pesos de 39 y 61% responda como si fuera al 50%, las ruedas traseras giran y estabilizan el radio de giro con pequeños gestos.

Por supuesto, los frenos juegan un papel capital en un coche así. No solo son excepcionales deteniendo el conjunto; también en tacto y dosificación. Y el paquete aerodinámico logra que la presión al asfalto sea la misma a 340 km/h que en el GT RS a 300. Me queda claro: el GT RS es el rey de los 911: el más potente, veloz y salvaje de su clase.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Porsche

Porsche 911 911 GT3

Acabados de Porsche 911 GT3 2012 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Porsche 911

Buscador de coches