Skip to main content

Prueba

Prueba Opel Corsa GSi 2018: el pequeño maestro de las curvas

Opel Corsa GSi 2018
Nota

8

Esta es la primera prueba del Opel Corsa GSi 2018. Se trata de un pequeño deportivo de 4.021 milímetros de longitud con un motor de 1,4 litros turboalimentado de 150 CV. Ya está a la venta en España con un precio de 21.500 euros.

La historia del Opel Corsa en su versión GSi es muy amplia. El primer modelo que Opel lanzó al mercado fue 1988 y tenía 100 CV de potencia. Sí, era menos potente que un Peugeot 205 1.9 GTi (130 CV) o el Renault Supercinco GT Turbo (120 CV) pero era un coche muy divertido de conducir y, sobre todo, su precio era muy atractivo. En 1993 llegó el Corsa B GSi 16V con 109 CV y con el Corsa C GSi la potencia se incrementó hasta los 125 CV. En 2007 llegó el primer Opel Corsa GSi con motor turbo, se trataba de un propulsor de 1,6 litros con 150 CV de potencia y desde 2012, Opel no ofrecía un GSi en su gama. Sí es cierto que hasta 2014 se fabricó el Corsa OPC que es un modelo más extremo con 192 CV de potencia. La versión Opel Corsa OPC Nürburgring Edition elevaba esta cifra hasta los 211 CV.
 
Ahora estoy en la Alsacia (Francia), la tierra de Sébastien Loeb (9 veces ganador del WRC) dispuesto a probar el nuevo Opel Corsa GSi. Debo de anunciarte que se trata de una versión menos extrema que los últimos Opel Corsa OPC. El GSi no es un coche radical, aquí se ha buscado un óptimo compromiso entre deportividad y confort. Justo lo que sucede en el Opel Insignia GSi.
 

El Corsa GSi 2018 tiene un motor turbo de 150 CV

 
El motor del Corsa GSi 2018 es el conocido 1.4 Turbo con 150 CV de potencia y un par de 220 N que es constante entre las 3.000 y 4.500 rpm. Como has podido deducir, es un motor con un buen empuje en la zona media que te permite no abusar en exceso del cambio manual de seis velocidades. El Corsa GSi acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y recupera de 80 a 120 km/h en 9,9 segundos. ¿Su velocidad máxima? 207 km/h.
 
Respecto a los consumos, Opel ha homologado un gasto combinado de 6,0 a 6,4 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 138 a 147 gramos por kilómetro. Son unas cifras adecuadas para un propulsor de gasolina con 150 CV de potencia.
 

Vídeo: Opel Corsa GSi 2018

 
Durante la prueba de conducción por la apasionante carretera de la Route des Crêtes, he llegado a la conclusión de que el nuevo Corsa GSi es excelente producto para aquel que busque deportividad pero sin renunciar a un cierto grado de confort. ¿El secreto? Los amortiguadores Koni con tecnología FSD que permiten ajustar su dureza (de forma mecánica por una válvula) a las irregularidades del asfalto. En 2005, pude probar estos amortiguadores de Koni en el Circuito de Zandvoort (en los Países Bajos y diseñado por John Hugenholtz, que también ideó el traza ya me gustó mucho esta solución. Los ingenieros de Opel también han confirmado que el eje trasero es diferente al resto de los Opel Corsa.
 
Me ha gustado el tacto de la dirección y el de los frenos a pesar de que no monta unas imponentes pinzas firmadas por un especialista como Brembo. Con 150 CV de potencia, tampoco necesita más potencia de frenado.
 

¿En qué se diferencia el Opel Corsa GSi 2018?

 
Estéticamente, sobre todo, en su diseño exterior más llamativo con unos paragolpes más agresivos y las prominentes taloneras en los laterales. Las llantas de 17 pulgadas modelo Titan 7J son de serie y, opcionalmente, puede montar unas de 18 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4 en medidas 215/40 ZR18.
 
En el habitáculo destacan los excelentes bacquets opcionales Recaro y… ¡poco más! Ni una triste línea roja o logo de GSi. Todo es muy discreto y, además, se nota el paso de los años: la pantalla del navegador está situado en una posición muy baja y el grueso pilar A molesta demasiado en las curvas más cerradas.
 

Ya puedes ir a comprar el Corsa GSi al concesionario

 
El nuevo Opel Corsa GSi 2018 ya está disponible en los concesionarios por un precio de 21.500 euros. Aquí no están incluidos los posibles descuentos que realice la marca. Respecto a la competencia, un Ford Fiesta 1.0 EcoBoost de 140 CV cuesta 19.245 euros y un Suzuki Swift Sport con idéntica potencia te saldrá por 21.370 euros.

Conclusión

Lo mejor

Producto deportivo que no renuncia a una dosis considerable de confort

Lo peor

Faltan detalles deportivos en el interior del modelo

Lecturas recomendadas