Prueba

Prueba: Mercedes Clase X, un animal de carga con mucha clase

Hugo Valverde

13/11/2017 - 19:12

Si, Mercedes también los hace, y muy bien...

Es el Mercedes de los pick-up. Eso es indudable. Basta con mirar su frontal, con la característica parrilla en la que predomina la gran estrella. Me pongo enfrente y su estampa me recuerda mucho a la del GLC, y eso es bueno, muy bueno. Tengo ganas de comenzar la prueba del Mercedes Clase X, pero antes de ello, como si de un perro se tratase, rodeo el vehículo. El perfil y la zaga, con pilotos verticales, paragoples prominentes y salidas de escape ocultas, me recuerdan al Nissan Navara.

VIDEO: El Mercedes Clase X en movimiento

No es casualidad. Comparte base con el pick-up japonés, pero la firma alemana le ha dado su toque maestro, tanto estético como técnico, y de eso sabe. Solo tienes que echar un vistazo a su catálogo para comprobar que dos de sus creaciones son lo mejor de cada segmento: Unimog y Clase G.

Prueba del Mercedes Clase X

El eje delantero es de nueva construcción y el trasero ha sido rediseñado -a diferencia del japonés, equipa Multilink desde la versión de acceso-. Además, sus vías, tanto la delantera como la trasera, se han ensanchado siete centímetros. Asimismo, se han ajustado los muelles y los amortiguadores, el ESP y la dirección. También son de la casa el sistema de frenos y las estabilizadoras. Es necesario saber que el centro de gravedad se ha rebajado 20 mm, con lo que mejora su respuesta en curva.

No te pierdas: prueba del Renault Alaskan

El habitáculo del MB Clase X merece que le dedique algo de tiempo, ya que es una de sus mayores bazas. No hay nada igual en el segmento, ya sea francés, japonés, norteamericano... Da igual la parte del mundo de donde provenga porque su calidad percibida no podrá ser igualada. Ya desde el acabado más básico, el X-Pure, el cuadro de instrumentos, el volante -estos dos elementos son calcados a los de los turismos de la casa- y la pantalla del sistema de infoentretenimiento -de hasta 8,2"- ponen tierra, barro o nieve, lo que quieras, de por medio. Y eso sin contar con su elaborado diseño, que incluso algunos de sus elementos, como las toberas centrales en posición horizontal, adelantan los que equiparán los futuros modelos de la compañía de Stuttgart.

Prueba del Mercedes Clase X


Por ello, los plásticos duros, repartidos por todo el salpicadero y la consola, pasan más desapercibidos. Eso si no optas por el acabado top, el 'X-Power', porque si decides pagarlo puedes encontrarte símil de cuero recubriendo los paneles de las puertas y madera (262 euros) o acero cepillado (105 euros) como moldura del salpicadero. Si cuando te decía que era el Mercedes de los pick-up... 
 

Prueba del Mercedes X 250d

Para la prueba he contado con el Mercedes X 250d, la versión tope de gama con motor diésel 2.3 de cuatro cilindros, doble turbo, 190 CV y cambio automático. Tanto éste como el 2,3 litros turbo de 163 CV provienen de la alianza Renault-Nissan. A mediados de 2018 llegará el V6 de 258 CV, éste sí de la casa, para la versión X 350d 4Matic. El de la prueba una respuesta voluntariosa, acoplado al convertidor de par de siete velocidades, también de la marca francesa. Las prestaciones anunciadas son 10,9" para pasar de 0 a 100 km/h y una punta de 184 km/h. Ya desde parado empuja con brío, si bien echo en falta algo más de rapidez a la hora de insertar las relaciones. Pero lo que más me ha llamado la atención en marcha es lo bien insonorizado que está -solo se aprecia el ruido aerodinámico de los retrovisores debido a su gran tamaño y se tiene la impresión de ir al volante de una berlina-, así como la comodidad. Su suspensión se lo 'traga' todo sin que los ocupantes lo perciban. Y es que no podía ser de otra forma tratándose de un Mercedes.

Prueba del Mercedes Clase X


Prueba off-road Mercedes Clase X

En su presentación nacional, la marca de la estrella nos ha llevado a una finca a las afueras de Madrid, donde hemos podido hacer una prueba off-road con el Clase X: vadeo, cruce de ejes y subidas y bajadas muy empinadas, y eso sin necesidad de utilizar la reductora. Porque este vehículo está disponible con tracción trasera y tracción integral acoplable o permanente para cargar con hasta 1,1 toneladas, y tirar de 3,5.

Lecturas recomendadas

Hugo Valverde

Web Mánager

Apasionado de las cuatro ruedas desde que mis padres me subieron al carrito por primera vez.

Rivales del Mercedes Clase X

Buscador de coches