Prueba

Prueba Lexus LS 500h 2018: Lujo Simétrico para chófer y pasajero

Prueba Lexus LS 500h 2018
Gabriel Jiménez

¿Deberían ponerse a temblar Audi, BMW y Mercedes? ¿O quizá el Lexus LS 500h 2018 es la solución para aquellos que buscan algo diferente? La respuesta a ambas preguntas tiene un precio: desde 112.000 euros. AUTOBILD.ES ha probado el nuevo buque insignia de Lexus por las fabulosas carreteras de Omán.


La quinta generación del Lexus LS, buque insignia de la marca japonesa, llega en enero de 2018 al mercado europeo. Es algo más largo, ancho y bajo que el modelo actual. Los ingenieros de Lexus han invertido cinco años de desarrollo en su modelo de representación. Nosotros ya nos hemos puesto al volante. Aquí tienes la primera prueba del Lexus LS 500h 2018.

Desde Lexus nos aseguran que, para la concepción de este modelo, han partido "de una hoja en blanco". Ahora emplea muchos componentes de aluminio, con lo que logra aligerar el peso en 90 kilos. El hecho de que algunas partes de la carrocería no vayan soldadas, sino pegadas, también ha ayudado a esta dieta. 

La estética del Lexus LS se ha embellecido notablemente. Delante veo nuevos faros con forma de Z, con luces diurnas en L. La típica parrilla Diabolo de la marca está presente, y las entradas de aire acompañan sus contornos con mucha fluidez. El frontal gana en elegancia, prestancia y deportividad a partes iguales. Hay que destacar que esa enorme parrilla, que parece atraparte, presenta 5.000 superficies individuales, lo que demuestra el empeño puesto por los diseñadores de Lexus en hacer un trabajo de 10.

La novedad que traen las ventanillas del LS 2018...

En el lateral se mantienen los umbrales cromados, aunque ahora la carrocería estrena pliegues y se ve más musculada. Pero la gran novedad está en las ventanillas laterales: esta es la primera berlina de Lexus con tres. La zaga tiene grandes pilotos e inserciones cromadas, y entre las luces, una franja resalta su anchura. Como corresponde a toda berlina del segmento superior, hay un elemento que predomina en el interior: el cuero. Lo veo en el volante multifunción, en el salpicadero y en los revestimientos de las puertas. La madera también ornamenta gran parte del interior. 

Si tu bolsillo se lo puede permitir, también puedes optar por ornamentos de cristal para los revestimientos de las puertas, según la marca, basados en las habilidades y los diseños de la vidrería japonesa 'Kiriko'. El salpicadero también está recorrido por bandas metálicas. Los acabados y ajustes son excelsos. Para elevar aún más el confort, los asientos admiten hasta 23 regulaciones eléctricas. Para las plazas traseras hay disponible, en opción, asientos con masaje y calefacción.

Descubre en este vídeo cómo es el nuevo Lexus LS 2018 en movimiento. ¡Dale al play!

Y esto es uno de los puntos por los cuales un humilde servidor se plantea si vale más la pena ir recostado atrás como un sultán o al volante. Sin lugar a la duda, y aunque a nivel dinámico es un gran producto –con sus pequeñas sombras, como podrás leer líneas más abajo–, lo cierto es que donde me ha convencido es por su despliegue de confort en las plazas traseras. Según los responsables de Lexus, con el nuevo LS han querido producir un tipo de “lujo progresivo” que acoja a los ocupantes y los cuide. Una forma de concebir el lujo inspirada en Omotenashi, el conjunto de principios excelentes de la hospitalidad japonesa tradicional. Quise poner a prueba el concepto Omotenashi sentándome en el asiento trasero derecho. Me recosté con el cuerpo bastante machacado tras un largo viaje, y pulsé el nivel más alto de los cinco ciclos de masaje Shiatsu. Y lo cierto es que la experiencia la puedo resumir con este adjetivo: ¡es sublime!

Confort, confort y más confort en el Lexus LS 500h 2018

Prueba: Lexus LS 2018
Prueba: Lexus LS 2018

Esta unidad es el acabado tope de gama que, por cierto, superará con holgura los 120.000 euros. Pero cuida a sus pasajeros como pocos coches del mercado. Su suspensión neumática eleva la berlina en cuatro centímetros durante cuatro segundos cada vez que accedes al interior, para facilitar la operación. Los flancos de los asientos se abren automáticamente para que acomodarse en ellos no conlleve ni el mínimo esfuerzo.

Me acomodo en este rival del BMW Serie 7 o el Audi A8. Y entonces... Se hace el silencio. Una tecnología antirruido, que se vale de los altavoces del equipo de audio, neutraliza las incómodas frecuencias que puedan venir de fuera. Las nuevas ruedas de 20 pulgadas llevan unas cavidades desarrolladas específicamente para reducir el ruido de rodadura.

En esta ocasión, el LS renuncia a un V8. Por las cada vez más estrictas normas de consumo y emisiones, solo tendrá disponible un seis cilindros. En la variante LS 500, con doble turbo y 418 CV. Nosotros hemos conducido la versión híbrida LS 500h, con una mecánica V6 y dos motores eléctricos añadidos que, en total, entregan 359 CV repartidos por una caja de 10 velocidades automática CVT, que, sinceramente, ensombrece el excelente trabajo realizado en el Lexus LS 500h 2018.

El funcionamiento del sistema híbrido es muy armónico, aunque algunos echarán de menos el V8. Porque le falta algo de empuje a bajas vueltas, algo habitual en este tipo de motores. Y cuando el conductor reclama algo de potencia extra, por ejemplo, para adelantar, el silencio se ve irrumpido por un ruido esforzado, algo decepcionante y desagradable, si estamos hablando de una berlina de la categoría que supera los 100.000 euros. 

Cabe destacar que no está previsto que haya una versión enchufable porque, según los responsables de Lexus, el cliente de la marca premium del Grupo Toyota "no está interesado en pagar 10.000 euros adicionales por una variante plug-in hybrid".

Prueba: Lexus LS 2018
Prueba: Lexus LS 2018

Este Lexus no escatima en tecnología. Además de la suspensión que rebaja la carrocería automáticamente al acceder al habitáculo, la marca ha desarrollado su Adaptive Variable Suspension (AVS). Un sistema que calcula en cada momento la situación del asfalto y varía la posición de las suspensiones para ofrecer el máximo confort. No es como el efecto de 'alfombra mágica' del Mercedes Clase S, pero se traga todas las imperfecciones del firme sin pestañear.

De serie, equipa un sistema multimedia con pantalla de 12,3 pulgadas. Un enorme head-up display proporciona mucha información adicional, que proyecta en el parabrisas. En cuanto a la seguridad, opcionalmente, podrá equipar un sofisticado sistema de detección de peatones con dirección activa. Si aparece un individuo repentinamente en la calzada, el LS no solo frena, sino que maniobra para evitar un atropello, controlando al mismo tiempo no invadir el carril contrario. También podrá equipar un sistema que combina controlador de mantenimiento en el carril y Tempomat.

El consumo anunciado para esta berlina de lujo es de 8,4 litros de media. Sin duda ajustado para un coche de este tamaño y peso, aunque ya sabemos que normalmente, en condiciones normales, las cifras de consumo suben respecto a las oficiales. Lo comprobaremos cuando le hagamos un test a fondo. Por el momento, queda claro que el Lexus LS es un digno rival entre las berlinas del segmento superior.

El nuevo Lexus LS 500h 2018, del que ya se admiten pedidos, está disponible desde 112.000 euros para el acabado Business. El abanico de precios llega hasta los 159.500 euros de la versión Luxury con inserciones de cristal Kiriko.

Imagen de perfil de Gabriel Jiménez

Director del Área de Motor de Axel Springer España

Soy Piscis, sufridor del Atleti y me gusta juntar letras, a poder ser relacionadas con cualquier artefacto que lleve del punto A al punto B

Lecturas recomendadas